22 Septiembre 2010

22_ahorro_ampolletas_2Muchas veces no sabemos si vale la pena o no cambiar las ampolletas normales por las que ahorran energía. Si se ve igual o iluminan menos. Aquí algunos datos sobre su consumo y la diferencia entre unas y otras.

 
¿Qué tipo de ampolletas existen?

Las ampolletas pueden dividirse en dos grupos: las normales, que son las ampolletas clásicas incandescentes y halógenas, y las fluorescentes compactas, de ahorro de energía o eficientes.

22_ahorro_ampolletas¿En qué se diferencian las ampolletas comunes de las de ahorro energético?

Una ampolleta es eficiente cuando la mayor proporción de la energía la consume para producir luz y no para generar calor. Por lo tanto, la principal diferencia es que las ampolletas de ahorro de energía generan la misma luz que una ampolleta normal, disminuyendo significativamente el consumo y la cantidad de calor traspasada al ambiente.

Las ampolletas normales (incandescentes y halógenas) gastan aproximadamente un 90% de la energía en producir calor y sólo un 10% en generar luz, mientras que las de bajo consumo emiten su luz con una mínima producción de calor.

En otras palabras, las ampolletas normales sólo aprovechan en iluminación entre el 5 y 15 % de la energía eléctrica que consumen, el resto, es utilizado en calor. En cambio, las de ahorro energético convierten la mayor parte de la energía eléctrica que consumen en luz y no en calor. Esto significa que iluminan lo mismo, pero gastan menos electricidad y además duran más, por tanto son más eficientes.

En la práctica ¿Qué beneficios tiene utilizar ampolletas eficientes?

Una buena parte del consumo de energía eléctrica de un hogar corresponde a iluminación, por lo tanto al reemplazar las ampolletas incandescentes normales por ampolletas eficientes, se pueden reducir hasta en un 80% los consumos, lo que finalmente se refleja en las cuentas de energía.

Además, aunque tienen un valor más alto que las normales, la vida útil de una ampolleta de bajo consumo es al menos 10 veces mayor al de las ampolletas incandescentes.

Por ejemplo, usar ampolletas eficientes en focos o lámparas que están encendidas 4 horas al día permite ahorrar entre 25% y 30% de electricidad.

 ¿Con qué tipo de ampolleta de ahorro de energía reemplazo una normal?

- Una ampolleta eficiente de bajo consumo de 9 Watts equivale en potencia a una ampolleta incandescente normal de 40 Watts.
- Una de 11 Watts puede reemplazar a una de 60 Watts
- Una de 15 Watts a una de 75 Watts
- Una de 25 Watts a una de 100 Watts

Ejemplo: En una casa, donde diariamente se enciende un promedio de 10 ampolletas durante 5 horas, se planifica sustituir las ampolletas normales de 60 Watts por otras de “ahorro de energía” de 11 Watts:

1-. Consumo comparativo diario:

-Con ampolletas normales de 60 W = 600 x 5 = 3.000 W.
-Con ampolletas “Ahorro de energía” de 11 W = 110 x 5 = 550 W.

2-. Consumo comparativo mensual:
-Con ampolletas normales: 3.000 x 30 = 90.000 W = 90 KW
-Con las de “Ahorro de energía”: 550 x 30 = 16.500 W = 16.5 KW

3-. Ahorro mensual: 73.5 KW que a un valor de $111,8 el KWH = $8. 217

Proyección de ahorro anual: $98.604

22_ahorro_ampolletas_1 Recomendaciones al reemplazar las ampolletas en el hogar:

- En faroles, balcones, luces de acceso a la casa, lugares de alto tránsito, se puede utilizar ampolletas eficientes de 5,8 u 11 watts, que reemplazan a las tradicionales de 60 watts.

- Privilegiar estos lugares, donde ilumine por períodos relativamente extensos porque estas ampolletas necesitan alrededor de 10 minutos, desde el encendido, para ajustar su flujo lumínico (tiempo que demora una ampolleta en alcanzar la estabilidad total en iluminación y potencia) .

- Para cocinas o baños prefiera ampolletas de luz fría (luz más blanca) de 20 o 25 watts, que reemplazan a las tradicionales de 100 watts.

- Escritorios, mesas o puestos de trabajo, cambie por ampolletas de ahorro de energía de 20 0 25 watts.

- En dormitorios y living-comedor, los sitios que requieren de mayor iluminación, renueve las ampolletas tradicionales de 100 Watts, por aquellas de 25 watts de bajo consumo.

- En pasillos, prefiera ampolletas de bajas potencias de 9 watts, en vez de 40 watts (tradicionales).

 ¿Cómo elegir una ampolleta de ahorro energético?

Existen tres variables principales a evaluar al momento de comprar ampolletas de ahorro energético: la potencia (consumo en watts), la eficiencia luminosa y, por supuesto, el precio.

Al comparar las características de las ampolletas, la eficiencia luminosa es fundamental porque aunque tengan la misma potencia y el mismo precio, mayor eficiencia luminosa implicará que una ilumina más que la otra, señala.

En el caso que ambas tengan igual eficiencia y potencia, simplemente se debe optar por la de menor precio, recomienda. Hay que tener en cuenta, además, que la variación de precio también está influida por la marca.

No todas las marcas de ampolletas informan estos datos, en particular los relacionados a la eficiencia.

 ¿…y que pasa con la vida útil de las ampolletas?

En general, la vida útil de una ampolleta de bajo consumo es al menos 10 veces mayor al de las ampolletas incandescentes.

No obstante, cuando se habla de “vida útil” se consideran condiciones normales de suministro. Las variaciones bruscas de voltaje disminuyen la “vida” de estas ampolletas y en casos extremos pueden llegar a quemarlas. “Es lo mismo que sobrecalentar un secador de pelo, no se quema de inmediato, pero si se acorta su vida útil”, comenta.
Fuente: Economiaynegocios.cl

Reportajes Relacionados

About Author

Adm1n98

(0) Comentarios de lectores

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios tienen un *

*

Puedes utilizar estos atributos y tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>