23 Agosto 2011
¿Cómo organizar un menú semanal?

Ya sea que vives solo/a, o en familia, organizar el menú semanalmente tiene muchas ventajas.

- Ahorras tiempo:

Puedes realizar todas las compras para la semana, sabiendo lo que vas a necesitar y no tienes que ir cada día a buscar lo que necesitas para la comida de ese día.

- Ahorras plata:

Comprando para toda la semana, haces rendir mejor el presupuesto. O compras algo grande y lo utilizas para dos días o encuentras una oferta y decides aprovecharla, etc. Cosas que, en general, si compras a último momento para ese día no puedes hacer.

- Comes más sano y equilibrado:

Organizándote es más probable que comas mejor, ya que puedes prever que en las diferentes comidas hayan diferentes tipos de carnes, pastas, vegetales, etc.

- Comes mejor:

Si ya tienes previsto lo que vas a comer cada día, incluso puedes tenerlo medio preparado desde el día antes, entonces cuando llegas a tu casa ya tienes la comida casi pronta y evitas esos picoteos que ocurren cuando llegas y no tieness idea por dónde empezar.

- Ahorras estrés:

¿Quién no pasó en algún momento por la pregunta de qué cocino hoy y se angustió pensando si le iba a dar el tiempo, si tenía todo, etc.? En el sitio web, cocinaymas.comm, en Menú semanal, encontrarás una sugerencia diferente cada semana, de la que incluso podrás incluir el listado completo de ingredientes o calcular las recetas para la cantidad de personas que desees, pero de todos modos aquí encontrarás ideas para planificar el tuyo.

 
¿Cómo organizarte?

- Obviamente cada uno encontrará su forma más apropiada, pero aquí les brindaremos algunos consejos generales.
- En primer lugar, conviene organizarse el fin de semana que es cuando en general uno tiene más tiempo y puede sentarse 10 minutos (no te lleva más) a pensar. Podés organizar sola cena o la cena y el almuerzo, dependiendo dónde acostumbres a realizar estas comidas.
- Generalmente te conviene planificar las comidas de lunes a viernes y dejar libres las de fin de semana que con menos planificadaas, y es más común compartirlas en familia, con amigos, salir a comer afuera, etc.

Algunos criterios generales:

De las 10 comidas de la semana (de lunes a viernes), podrías repartirlas así:

- Dos en base a pescado:

Pescados a la plancha, ensaladas con atún, tartas o empanadas de pescado, pastel de pescado, milanesas de pescado.

- Uno en base a pollo

Salpicón de ave, churrascos de pollo, pollo al horno o al spiedo, milanesas de pollo, nuggets, tartas o empanadas de pollo, pollo al wok, lasañas o canelones de pollo.

- Uno en base a carnes rojas

Hamburguesas, churrascos, milanesas, carne al horno, carne a la portuguesa, empanadas de carne, canelones de carne, lasaña de carne, pastel de carne.

- Uno en base a lácteos

Ensaladas con ricota, tartas o empanadas de queso, verduras gratinadas, soufflés, provolones, omelletes de queso.

- Dos en base a pastas simples o rellenas

Ñoquis, tallarines, ravioles, sorrentinos, lasañas, canelones, crepes.

- Una en base a arroz o leguminosas

Ensalada primavera, arroz con lentejas, guiso de lentejas o porotos, arroz con atún.

- Dos en base a vegetales (aunque estos también podrían acompañar todas las demás comidas)

Todo tipo de ensaladas, verduras al wok, tartas, canelones o empanadas de verdura, soufflés, sopas de verduras.

- Aunque por supuesto estos ingredientes se pueden combinar, es muy fácil organizarte si tienes la base. Si en una de las comidas incluiste harinas, (por ejemplo almuerzo) trata de evitarlas en la cena. Para las legumbres puedes utilizar verduras en sus diferentes formas.

- Para el postre, las frutas siempre son una excelente opción, ya sean frutas frescas, ensaladas de frutas, gelatinas con frutas picadas adentro, licuados de frutas, compotas o frutas en almíbar.

- Alguna vez por semana puedes incluir postres más elaborados como flanes, tortas o helados, aunque otra opción es dejar estos tipos de comestibles para el desayuno o la hora del té, para evitar que las comidas sean tan calóricas.

- Estos criterios obviamente dependen de que todas las personas de la familia sean saludables y no necesiten dietas especiales y de que a todas les gusten estas comidas, sino por supuesto eliminarás la que es rechazada.

- En el caso que acostumbres a almorzar fuera de tu casa y tengas que llevarte la comida, puedess prever hacer un poco más cantidad de la cena o recurrir a comidas que vayas congelando..
Fuente: cocinaymas.com 

Reportajes Relacionados

About Author

Adm1n98

(0) Comentarios de lectores

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios tienen un *

*

Puedes utilizar estos atributos y tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>