14 noviembre 2011
Alternativas de ahorro para dejar pagada la educación superior de sus hijos

Seguros con ahorro, fondos mutuos y “cuenta dos” de la AFP

A la hora de elegir alguna de estas opciones, debe poner atención en los impuestos, los costos y el tipo de instrumento asociado a su propio perfil de riesgo. 
Mirando en términos globales, una carrera universitaria puede llegar a costar tanto como un departamento de un ambiente en el centro de Santiago. Hablamos de unos $20 millones o más, lo que, sin duda, representa un esfuerzo significativo para las familias.
Quizás algún día la educación superior sea gratis o cuente con amplios sistemas de becas. Por ahora, lo mejor es tomar la precaución y comenzar a ahorrar desde ya. Si es metódico y planificado, en 18 años de ahorro constante podría lograr la meta y tener pagada la carrera de su hijo. ¿De cuánto hablamos? Si ahorra unos $75 mil todos los meses por 18 años, y suponiendo que esos fondos tendrán un retorno real de 5% anual, podría acumular unos $25 millones.
Si cuenta con esta cantidad para destinar como ahorro, existen instrumentos en el mercado diseñados para propósitos de largo plazo, que permiten aspirar a mayores retornos y manejar de manera más eficiente el tema tributario (después de todo, la rentabilidad que vaya generando este ahorro en principio debe tributar como cualquier renta).
Seguros con ahorro (donde hay alternativas como las de EuroAmerica o Metlife), la cuenta de ahorro voluntario de la AFP y fondos mutuos aparecen como alternativas para tener en consideración.

“Cuenta Dos” de la AFP:
* Ventajas: La Cuenta de Ahorro Voluntario es una cuenta especial que cualquier afiliado al sistema de AFP puede abrir y tener libre disposición de su dinero. Esta cuenta obtiene la misma rentabilidad de los multifondos, por lo que puede optar por cinco alternativas según su propia preferencia por riesgo.
La ventaja de optar por esta alternativa es que el diseño de los fondos de pensiones está pensado precisamente para el largo plazo. Al mirar los retornos del fondo C, se observa que éste ha tenido una rentabilidad promedio del orden del 10% real anual en 30 años.
* Beneficios tributarios: No tiene asociado algún beneficio tributario especial. En todo caso, las ganancias que se obtienen al invertir en esta cuenta tributan igual que los fondos mutuos -esto es, por el mayor valor obtenido al momento del rescate-. Sin embargo, puede ser acogida al beneficio tributario del 57 bis (igual que los fondos mutuos).
* Costos: Esta cuenta presenta costos bajos, que van de entre 0,6 y 0,95% anual sobre saldo, según la AFP elegida.

 Seguros con ahorro:
* Ventajas: “La principal ventaja de ahorrar a través de un seguro de vida es que en un solo producto se combina ahorro y protección”, explica Diego Tirado, gerente de ventas individuales de EuroAmerica, compañía que ofrece el producto “Futuro Universitario”.
El ejecutivo explica que el ahorro puede asociarse a diversos instrumentos que ofrece la propia compañía de seguros, como fondos mutuos o bien tasas garantizadas. Con esta última alternativa -dice Tirado-, un ahorrante de largo plazo puede proyectar con certeza el capital disponible a determinada fecha.
* Beneficios tributarios: Uno de las grandes beneficios que tiene el ahorrar a través de seguros con ahorro es su ventaja tributaria. Como explica Tirado, los recursos originados por este tipo de seguros no constituyen renta, por lo que no estarán afectos al impuesto a la ganancia de capital en caso de que sean rescatados. En caso de que el asegurado fallezca -explica-, el beneficiario recibe la indemnización libre de impuesto.
* Costos: Por tratarse de un producto que combina protección y ahorro, es más caro que otras alternativas. Se cobra una prima que es constante a lo largo del tiempo, con la cual se pagan los costos asociados al producto, y el resto se ahorra.
Diego Tirado ejemplifica: en caso de 1.000 UF de capital necesario para financiar la carrera en un escenario de 15 años de ahorro (suponiendo que el producto se contrata cuando el niño tiene tres años), se necesitará ahorrar del orden de 4 UF mensuales a una rentabilidad real de 5% anual para llegar a esta meta.

Fondos mutuos:
* Ventajas: Son instrumentos que permiten invertir de manera muy diversificada y a bajo costo. En el mercado existen del orden de dos mil series de fondos, orientados a diversos perfiles de inversión. Mónica Cavallini, gerenta general de la Asociación de Fondos Mutuos, explica que a la hora de elegir fondo, “éste debe estar alineado con las características y necesidades del partícipe: el objetivo de su ahorro, el horizonte en que planea invertir y el riesgo que está dispuesto a asumir”.
Agrega que algo que no se debería perder de vista es que el riesgo está asociado a la potencial rentabilidad, y siempre se requiere de un horizonte más largo.
* Beneficios tributarios: En la Asociación de Fondos Mutuos explican que por regla general las inversiones en fondos mutuos tributan por el mayor valor obtenido una vez realizado el rescate; es decir, la ganancia de la inversión al retirar total o parcialmente los fondos. Sin embargo, hay un importante beneficio tributario asociado a fondos mutuos que invierten en acciones chilenas y que reúnan ciertos requisitos establecidos por ley. En este caso, las ganancias quedarán exentas del impuesto a la renta. Esto es ideal para quienes apuestan a la bolsa pensando en inversiones a largo plazo.
* Costos: Todos los fondos cobran una remuneración por administrar los fondos. Mónica Cavallini señala que “lo que finalmente siempre hay que evaluar es la rentabilidad neta (descontados los costos), ya que no es tan relevante cuánto nos cobran, sino los resultados que se obtuvieron de esa gestión. En todo caso, hay alternativas que parten desde 0,35% anual, y otras que superan el 2% anual sobre saldo.

Si ahorra unos $75 mil por mes desde que el niño nace hasta que cumple 18 años, al cabo de ese período podría acumular unos $25 millones.
Fuente: El Mercurio

 

 

 

Reportajes Relacionados

About Author

Ma1da_2011

(1) Comentario

  1. De todos los artículos relacionados con este tema, creo que este entrega mejor información y hace estimaciones muy reales. Los felicito. Podrían año a año seguir afinando datos y mejoras ya que los tiempos cambian y a veces nacen nuevos productos bastantes interesantes. Así como va el alza de precio en la educación superior, es muy probable que de aquí a diez años tengamos valores tan altos, que sólo un selecto grupo podrá pagar, lo que hace imperativo el orden, visión y por sobre todo la planificación.Saludos.

Responder a Ariel Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *