27 September 2012
El costo de no aprovechar el ahorro

Cuándo tomarse vacaciones, qué día pagar las contribuciones o ir de compras al supermercado. Parecen decisiones no tan trascendentes, pero pueden significar un ahorro importante a final de mes. Lo mismo pasa a la hora de elegir las ampolletas o el refrigerador o cómo tenemos estructuradas las deudas. Todo suma… o en este caso, resta.

Un estudio realizado por “El Mercurio” en siete áreas distintas -supermercados, telecomunicaciones, bancos, salud, electrodomésticos, combustible y turismo- arroja resultados esclarecedores: puede haber un ahorro mensual de hasta 8%.

Incluso, en promedio y considerando sólo algunos ítems, el ahorro promedio en dinero puede ser de unos $140 mil al mes.

Pero… ¿en qué radica la decisión de ahorrar o gastar más? De acuerdo con el director de Adimark, Roberto Méndez, esto viene dado por la percepción que las personas tienen sobre la situación económica propia y del país. “En períodos de incertidumbre uno es cauteloso y hace un mayor esfuerzo por ahorrar”.

En situaciones de mayor optimismo, las personas no siempre realizan el esfuerzo de buscar lo más económico. Incluso, en esos períodos la gente tiende a darse pequeños lujos en categorías sencillas como la elección de una marca premium de tallarines. El presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Carlos Jorquiera, añade dos factores relevantes al momento de comprar: comodidad y seguridad.

Además, dice que el consumidor chileno actual está muy informado, ya que se nutre de la publicidad ofrecida por las empresas. “Entre 60% y 70% de éstos sabe dónde comprar más barato y dónde hay mayor seguridad”, precisa.

Aunque cree que la gente está más empoderada por la mayor facilidad para poner reclamos, dice que éstos son “mínimos” en comparación con lo que se vende, y afirma que las quejas se centran en los abusos de algunos centros de expendio. Agrega que el consumo -que aumentó 5,3% en el segundo trimestre- es uno de los grandes instrumentos con los que está creciendo el país. “Estamos vendiendo unos US$ 200 millones diarios”, dice.

1-. Compras en el supermercado
– No da lo mismo comprar un lunes, martes o sábado en el supermercado, ya que las cadenas trabajan con descuentos diarios. “Dado su volumen, los supermercados pueden hacer estas ofertas gracias a las economías de escala del negocio”, comenta Susana Carey, presidenta de Supermercados de Chile A.G. (ex Asach).

– Los dos principales actores de esta industria coinciden en varios días de descuento. Si bien tienen ofertas que difieren, en ambas cadenas los lunes se hace un descuento a la compra en general (entre 5% y 6%); los martes a la fruta y la verdura (12% – 25%); los miércoles a la carne (12% – 25%), y los viernes a los pescados y mariscos (12% – 25%).

– La compañía que presenta descuentos más bajos los hace efectivo con todo medio de pago y se potencian si es que se utiliza la tarjeta asociada a ese local. Por su parte, en la otra cadena de supermercados sólo se puede acceder a los beneficios con la respectiva tarjeta.

– Si consideramos una compra por $150 mil, sólo por ir al supermercado el día lunes se podría hacer efectivo un ahorro de $7.500 en el primer caso (5%), con todo medio de pago, y de $10.500 en el otro local (7%), si presenta la tarjeta asociada.

– Si se va de compras semanalmente, las cifras suben a $30 mil y $42 mil, respectivamente.

– Las promociones parecen estar dando buenos resultados, y a juicio de Carey seguirán por ese camino: “Con seguridad, en adelante veremos que esta realidad de las ofertas -factor inequívoco de competencia en este sector- continuará desarrollándose”.

– Según un informe del Sernac, los 541 supermercados que hay en la Región Metropolitana cerraron 2011 con ventas sobre los $2.900 millones, cifra que ha aumentado en un 18% en sólo tres años.

Ahorro promedio mensual: $36 mil.

 

 

2-.Vacaciones de temporada
Salir desde el 15 de diciembre al 15 de marzo -o bien en Semana Santa, vacaciones de invierno o para el “18” de septiembre- cuesta en promedio un 30% más que hacerlo en el resto del año, dependiendo del destino, la cantidad de días y el paquete que se elija.

– En base a las cotizaciones de las principales agencias del país, un viaje de cuatro días a la ciudad de Buenos Aires en temporada alta y en un hotel tres estrellas puede costar en promedio US$ 264 por persona, sin considerar pasajes aéreos, tasas de embarque y gastos de gestión de la agencia. En tanto, el mismo paquete en temporada baja tiene un costo de US$ 210. Si sumamos los cargos antes mencionados, las cifras suben a US$ 519 y US$ 442, respectivamente.

– Este ejercicio para Buzios, otro de los destinos favoritos de los chilenos, pero por ocho días, tiene un costo de US$ 369 por persona en temporada alta y de US$ 284 en baja. Ahora, si se suman traslados, pasajes aéreos y demás cargos, las cifras suben a US$ 939 y US$ 699, respectivamente.

– Las diferencias en el costo final son de US$ 77 por persona en el caso de los cuatro días en Argentina y de US$ 240 en el caso de los ocho días en Brasil. Sin embargo, la mayoría de la gente prefiere gastar un poco más y salir en temporada alta. Según un estudio del Servicio Nacional de Turismo (Sernatur), el 70% de los hogares chilenos realizan al menos un viaje durante la temporada alta, con o sin pernoctación.

Ahorro promedio: US$158 ($76 mil).

 

 

3-. Aprovechar el seguro complementario de salud
– Las compañías de seguros ofrecen los llamados seguros complementarios de salud, que actúan después del reembolso de la Isapre o Fonasa. La mayoría de las veces estos seguros son colectivos. “Se trata mayormente de empresas que apoyan o financian los planes para sus trabajadores y familias”, explican desde la Asociación de Aseguradores de Chile.

– Gracias a los seguros complementarios es posible cubrir gastos de hospitalizaciones, tratamientos ambulatorios (incluido los remedios) y en algunas ocasiones a servicios ligados a la salud mental o dental. Eso sí, la cobertura, deducible, tope y reembolso depende de cada producto. Según datos que maneja la entidad gremial, el reembolso promedio por siniestro durante el año pasado fue de 0,62 UF (casi $14 mil), considerando desde una operación de envergadura hasta el reembolso por un remedio. Sólo en 2011 las compañías desembolsaron más de 5 millones de UF por este seguro.

Ahorro promedio: $13.986 (0,62 UF) por siniestro.

 

 

4-. La bencina más conveniente
Hay una diferencia de $103 por litro en la bencina de 95 octanos entre la estación de servicio más cara ($873) y la más económica ($770) de la Región Metropolitana, según los datos de www.bencinaenlinea.cl. Los precios más convenientes están en Peñaflor, y la oferta más cara en Tiltil.

– En el sector oriente lo más económico en 95 octanos se encuentra en Providencia, con $788 por litro, y lo más caro está en Lo Barnechea, con $847.

– Llenar dos veces el estanque del modelo de auto más vendido este año según la Asociación Nacional Automotriz de Chile -Chevrolet Sail, de 42 litros- en el sector oriente, varía en $4.956. En la bomba más económica sale $33.096 por estanque y en el otro extremo $35.574.

 Ahorro promedio mensual: $4.956

 

 

5-. Cuenta corriente con productos asociados
A la hora de sacar una cuenta corriente, existe la opción de adquirirla sin productos extras o bien asociarla a un pack básico que incluye líneas de crédito, tarjeta de débito y de préstamo. Según un estudio del Sernac Financiero, existen diferencias en los cobros entre estas dos alternativas de hasta $58.830 en una misma institución.

-El análisis advierte que un plan básico de cuenta corriente -con línea de crédito, tarjetas de crédito y débito- cuesta al mes desde cero hasta cerca de $27 mil. Mientras, un plan sólo con cuenta corriente cuesta entre cero a cerca de $69 mil. En general, es más conveniente contratar un pack , sobre todo si la persona no mantiene los saldos promedios requeridos para optar a la tarifa mínima. Según los datos que maneja la SBIF, hasta fines del año pasado existían casi tres millones de cuentas corrientes, con un alza de la contratación de estos servicios de 64% en los últimos seis años.

Ahorro promedio mensual: $48 mil.

 

 

6.- Renegociar el crédito hipotecario
Bajar la tasa de interés de un crédito hipotecario puede alivianar bastante el pago de los dividendos. Por lo mismo, siempre es conveniente analizar qué ofrece el mercado financiero para ver si es un buen momento para repactar la deuda.

– Por ejemplo, si tenemos un crédito con una tasa de 4,72% por UF cinco mil a 20 años, de los cuales ya se han pagado cinco, se podrían ahorrar $9.177 mensuales si la rebaja de la tasa es de 0,2 punto porcentual, mientras que la cifra podría subir a $22.845 si la rebaja es de 0,5 punto porcentual. Esto, considerando que las otras variables que influyen en el dividendo no cambian, como son los seguros involucrados.

Ahorro promedio mensual: $16.011

 

 

7-. No atrasarse en el pago de la tarjeta de crédito
Hasta el año pasado había en Chile más de 5,5 millones de tarjetas de crédito, según los datos que maneja la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF). Quienes compran con este medio pueden ahorrar si es que pagan sin cuotas, ya que no hay intereses en la deuda final.

– En el caso de realizar una compra por $200 mil y tomar la opción de seis cuotas, por ejemplo, se estarían pagando $21.516 de interés con una tasa tipo de un banco de la plaza.

– Eso sí, al comprar sin cuotas, conviene pagar siempre el valor facturado, ya que si la persona opta por pagar el mínimo monto establecido, los intereses son aún mayores, ya que la tasa de interés rotativa de la tarjeta de crédito es más alta que la pactada.

– En el caso de la deuda por $200 mil, los intereses alcanzan los $29.300 en esos seis meses.

Ahorro promedio mesnsual: $4.235

 

 

8-. Beneficios de comprar con tarjeta de crédito
Pagar con la tarjeta de crédito puede traer varios beneficios. En los bancos manejan una variada gama de alternativas, como porcentajes de descuentos en supermercados, farmacias y grandes tiendas.

– Cada entidad financiera tiene sus ofertas, y es cosa de saber aprovecharlas.

– Una entidad financiera, por ejemplo, lanzó el producto cashback, que permite ahorrar hasta $180 mil anuales por el sólo hecho de utilizar la tarjeta recurrentemente en supermercados, grandes tiendas y combustibles, mediante la devolución en el estado de cuenta de un porcentaje de lo pagado en tales rubros. El mismo banco tiene una alianza con una aerolínea, por lo que todas las compras y pagos con ese plástico pueden canjearse por pasajes. Un cliente con un consumo promedio mensual en su tarjeta de crédito de $280 mil puede canjear al cabo de un año un ticket de Santiago a Temuco. Si su consumo asciende a $2 millones mensuales, puede canjear al cabo de 12 meses un pasaje a Miami.

Ahorro promedio mensual: Depende del consumo y la tarjeta.

 

 

9-. La ventaja del triple pack
Descuento por volumen. Ésa es la clave que hace que los paquetes que incluyen cable, internet y telefonía fija resulten más económicos que tomar los tres servicios por separado. Al ser un proveedor único, hay un descuento en la factura final.

– Según un levantamiento realizado por la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel), la opción del triple pack considera un ahorro importante. Por ejemplo, un paquete básico de internet con seis megas, cable y minutos ilimitados de telefonía fija tiene un valor de $39.990, cifra que sube a $50.970 si se toman los servicios por separado en la misma compañía. Al hacer el mismo ejercicio, pero con un plan de internet de 40 megas, el triple pack tiene un costo de $47.990, mientras que cada servicio independiente suma $60.970.

– “La paquetización es una opción que cada cliente debe contratar de esa manera, y no puede ser una obligación que los servicios se vendan amarrados. Las empresas deben disponer de una opción en que los usuarios contraten de manera individual, ya sea internet, TV de pago o telefonía”, advierte el subsecretario de Telecomunicaciones, Jorge Atton.

Ahorro promedio mensual: $11.980

 

 

10-. Celulares: plan versus prepago
Si se analizan sólo los números, conviene más contratar un plan a la hora de hablar por celular. Según los datos que maneja la Subsecretaría de Telecomunicaciones, un plan controlado de tarifa plana básico (de 60 a 100 minutos) cuesta en promedio $9.660; es decir, $120 promedio el minuto. Los planes medios (de 101 a 200 minutos) tienen un valor promedio de $12.673, con $84 promedio el minuto. “Con el efecto de la portabilidad numérica hemos visto que los planes para clientes nuevos que están ofreciendo las compañías han tenido rebajas de precios entre 20 y 25%”, explica el subsecretario de Telecomunicaciones, Jorge Atton.

– En el otro lado de la vereda, la entrada de los nuevos operadores ha permitido una disminución de las tarifas en el minuto de prepago, acercándose a un piso de $70 el minuto. Considerando a los principales actores de esta industria, en promedio el minuto de prepago está en $135.

– Sin embargo, no todo es precio. Hay a quienes les acomoda el prepago, por su flexibilidad y falta de compromiso, mientras que otros prefieren saber cuánto van a gastar cada mes. En la Subtel advierten que el crecimiento anual de abonados con contrato y prepago subió a una tasa similar en 2011: un 12,58% y un 12,94%, respectivamente. Sin embargo, de cada 100 habitantes, 91 cuentan con prepago; es decir, más de 15,8 millones de abonados, cifra que bordea los 6,5 millones en el caso de quienes prefieren un plan.

Ahorro promedio mensual: $3.840 (Diferencia en plan 100 minutos)

 

 

11-. Tecnología en la luz
Una ampolleta incandescente no cuesta más de $1.500, mientras que una de ahorro puede valer más de $10 mil. Sin embargo, el ahorro que significa esta última puede hacer que valga la pena la inversión inicial.

– Una bombilla que está encendida seis horas al día significa un consumo diario de 75 watts cuando se trata de una incandescente, mientras que en la de ahorro la cifra baja a 15 watts, según explica el director de la carrera de Electricidad y Electrónica de Duoc UC, Luis Camilla.

– Al año, el gasto de la ampolleta incandescente asciende a cerca de $16.500, mientras que la de ahorro no supera los $3 mil. Por lo tanto, hay un ahorro anual de $13.687 por unidad. Si hacemos el mismo ejercicio con cuatro ampolletas y las mismas seis horas de consumo, son casi $55 mil que se ahorran.

Ahorro promedio mensual: $1.140 por ampolleta

 

 

12-. Reestructuración de deudas
A quienes tienen varias deudas, muchas veces les conviene pedir un crédito de consumo, pagar los compromisos anteriores y simplemente quedarse con este último préstamo. Dos deudas a seis meses, una de $800 mil a una tasa de 3,5% y otra por el mismo valor a una tasa de 4%, significa desembolsar cada mes $302 mil. Este monto podría bajar a $292 mil si se repactan en el mismo plazo, pero a base de un crédito de consumo con la tasa de interés promedio que maneja la banca (2,74%), según los datos de la SBIF.

– De todas formas, las condiciones de los créditos de consumo varían de una institución a otra. Según un estudio del Sernac, las tasas de interés en la banca van desde un mínimo de 0,85% hasta un máximo de 4,08% mensual. Esto es una diferencia que llega al 380%.

Ahorro promedio mesual: $10 mil

 

 

13-. Electrodomésticos económicos
– Según estimaciones del director de la carrera de Electricidad y Electrónica de Duoc UC, Luis Camilla, un refrigerador normal consume cerca de 511 kilowatts (Kw) al año; es decir, son $51 mil anuales que se pagan en electricidad. Mientras, el mismo electrodoméstico, pero con tecnología A+, tiene un consumo de 365 Kw anuales; es decir, $36.500.

– Así, el ahorro por cambio de tecnología podría llegar a $14.500 en 12 meses. “El refrigerador es el aparato donde más se puede ahorrar, pero además de la tecnología, depende de la carga que pongas en él, su tamaño y el uso que le des. Si se pasa abriendo y cerrando, el consumo sube porque pierde refrigeración interna y tiene que empezar a funcionar”, explica el académico.

– En el caso de una lavadora, que en promedio hace 200 ciclos de lavado al año, si no tiene tecnología de ahorro, puede consumir cerca de 400 Kw al año, mientras que la cifra baja a 300 en una tipo A. Esta disminución de 100 Kw significa un ahorro de $10 mil al año.

-Otro aparato donde hay un ahorro notorio es el televisor. Uno antiguo (tubo) consume del orden de 350 watts por hora, mientras que los de tecnología LED no superan los 120 watts. Si consideramos que la TV puede estar hasta 12 horas encendida, el ahorro es de $26 mil al año si se cambia de tecnología.

Ahorro promedio mensual: $4.210

 

 

14-. Pagar las cuotas en UF el primer día del mes
En general, los dividendos vencen el día 1 de cada mes, pero son varios bancos los que permiten cancelar hasta el día 10, según el valor diario de la UF. Para los más cumplidores, el pago generalmente siempre será más bajo, pues tiende a subir con los días.

– Son montos pequeños los que se ahorran, pero si el atraso de nueve días se hace una costumbre, puede significar en promedio pagar $15 de más mensualmente por cada UF, considerando para este ejercicio el valor de la UF durante los últimos 12 meses. Si consideramos un crédito a 20 años de cinco mil UF, el dividendo estaría en torno a las 30 UF, por lo que el ahorro por pagar el primer día del mes podría llegar a ser de $450 mensuales.

Fuente: El Mercurio, Economía y Negocios, María de los Ángeles Pattillo

Reportajes Relacionados

About Author

Ma1da_2011

(1) Comentario

  1. En el caso de los planes de los celulares dependerá mucho de que tanta disciplina tenga el usuario como para no gastar mucho con una línea fija en donde el tiempo es ilimitado, en cambio un plan prepago da la facilidad de gastar exactamente cuanto nosotros querramos y así no darnos una sorpresa con los costos elevadisimos a final de mes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *