12 October 2012
La limpieza de los oídos

La higiene de nuestro bebé, debe ser lo más importante. A esa edad los pequeños tienen zonas muy delicadas que se deben limpiar con mucho cuidado. Los oídos son uno de ellos, ¡aprende a cuidarlos!

En nuestro cuerpo hay zonas que no alcanzamos a limpiar correctamente, lo que puede traer resultados graves. La limpieza de los oídos de los bebés es muy importante y hay que saber hacerla bien, ya que de lo contrario, los oídos pueden resultar maltratados.

Muchas personas no saben que cuando se introduce algún objeto para, por ejemplo rascarse o limpiarse la oreja, se puede dañar alguna zona de la audición.

Lee con atención y aprende a limpiar tus oídos y los de tu bebé sin dañarlos.
¿Qué es el cerumen?
– El cerumen que se forma en los oídos, es producido por unas glándulas. Esta cera atrapa las infecciones que se encuentran en el ambiente, para evitar que entren al tímpano, el cual recibe las ondas del sonido, transformándolas en señales que llegan al cerebro, penetran ahí y quedan en la memoria.

¿Qué pasa si el cerumen se acumula en los oídos?
Si este cerumen se acumula, puede llevar a que la persona no escuche bien. Pero ojo, no trates de limpiar la oreja con llaves, lápices, cotonitos, entre otros, porque de esa manera, el tapón de cerilla que se acumula, en vez de sacarlo, es empujado cada vez más hacia adentro. También, al introducir estos objetos, se puede lastimar el tímpano, lo que puede llevar a que se produzca una infección o daño del mismo.

¿Debo sacar el cerumen todos los días?
No, el conducto auditivo tiene los mecanismos adecuados para eliminarlo. Debes tener presente que generalmente los oídos se limpian solos, por lo que la mugre sale hacia el exterior lentamente.

¿Cómo limpiar los oídos?
– Los oídos solo se deben limpiar por fuera, en caso de tener un tapón de cerumen debe ser extraído por el otorrinolaringólogo. No se deben introducir elementos extraños en los oídos. En caso de tener certeza de la presencia de cerumen, lo que se puede hacer es colocar una o dos gotas de agua oxigenada de 10 volúmenes una vez al día durante 7 días, lo que podría ablandar el cerumen y facilitar su extracción.

– De qué otra manera puedo cuidar los oídos de mi guagua
• De qué otra manera puedo cuidar los oídos de mi guaguapia las zonas externas al oído, como detrás de la oreja. Esto lo puedes hacer con una toalla humedecida.

• Cuando haga frío, no olvides ponerle un gorrito a tu pequeño, para que permanezca con su cabeza calentita y se evitará que sufra una otitis, la que se produce generalmente, cuando el niño se resfría.

• Evita que las orejas de tu guagüita estén mucho tiempo en el agua, porque de esa forma podrían aparecer hongos.

• No lo expongas a ruidos fuertes que la puedan dañar.
Fuente: facemama.com, Raúl Corrales, pediatra Clínica Alemana

Reportajes Relacionados

About Author

Ma1da_2011

(0) Comentarios de lectores

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *