12 October 2012
Las marcas blancas

Como sabemos, las marcas blancas representan una opción muy recomendable desde el punto de vista del ahorro.

Casi todas las superficies comerciales poseen una marca blanca propia, que podemos encontrar junto con el resto de marcas comerciales que no son distribuidoras. Ahora bien, ¿realizamos correctamente la comparación? ¿Sabemos exactamente qué estamos comprando?

Porque, tras el gran auge que las marcas blancas han experimentado en los últimos años, donde podemos encontrar casi cualquier producto, tanto el consumidor como el mercado en si deben adaptarse a esta nueva situación. Y lo que caracteriza a estos productos es, como decimos, que son más económicos que los de los fabricantes tradicionales. Por tanto, a la hora de ahorrar, muchos se decantan por esta opción. Sin embargo, se deben tener en cuenta determinados factores.

¿Por qué son más baratos estos productos?
Sencillamente porque las empresas que los fabrican llegan a acuerdos con las empresas distribuidoras, facturando estos artículos más baratos a cambio de conseguir un mayor volumen de ventas. Así, los fabricantes ahorran dinero en marketing consiguiendo una línea de negocio al margen de sus propios productos.

Pero ¿son realmente más económicos?
Cuando un consumidor compra lo que hace es comprar los precios, por lo que, a veces, algunos productos pueden parecen baratos porque, en realidad, está colocados al lado de uno caro. Por otro lado, las marcas blancas suelen jugar con los formatos, aprovechando el hecho de que no tienen una tradición en los artículos, por lo que al cambiar los tamaños, las composiciones, etc. los consumidores no lo ponderan con claridad.

Además, la calidad de estos productos es algo que debemos valorar, ya que los controles de estos productos pueden ser menores. En el caso de los artículos de primer precio, que casualmente son los más baratos, la pérdida de calidad suele ser muy importante. Lo que debemos hacer es averiguar quién se encuentra detrás de una marca de distribución, sin más que revisando el envase.

En definitiva, las marcas blancas son una buena opción pero hay que tener en cuenta varios factores antes de comprar: calidad, fabricantes, composición, comparación verdadera de precios, etc.
Fuente: tenpeorcochequetuvecino.com

Reportajes Relacionados

About Author

Ma1da_2011

(0) Comentarios de lectores

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *