Escrito por Teresa Arnaboldi /tarrnaboldi@hacerfamilia.net / Nº 192 /  07 Noviembre 2012
Mi tío -hermanos de mis padres- mi amigo

Fomentar los lazos entre tíos y sobrinos es beneficioso para ambos. Se trata de una  relación que trae consecuencias positivas a los hermanos de los padres que ayudan en la crianza, y a los niños que reciben cariño de un referente y modelo a quien pueden admirar.

“Al que Dios no le da hijos, el diablo le da sobrinos”, dice un viejo refrán que hace referencia a la naturaleza inquieta y traviesa de los niños, que molesta a los mayores. Si alguien no ha tenido la dicha de recibir hijos, se supone que el diablo lo proveerá de sobrinos para que sienta en carne propia lo que es «padecer» a los chicos. Sin embargo, este dicho se aleja bastante de la realidad, ya que en general, las relaciones entre los tíos y los sobrinos son un vínculo importantísimo de inculcar y de hacerlo cercano, pues despierta emociones muy positivas entre ambos.

Años atrás, las casas albergaban varias generaciones. Convivían hijos, padres, tíos y abuelos, lo que implicaba relaciones intergeneracionales y roles poco definidos. En general, todos compartían la crianza de los niños y las funciones de cuidado y enseñanza estaban repartidas entre todos los miembros del grupo.

María González, quien hoy tiene 80 años, recuerda con mucho cariño a sus tíos. “Cuando éramos niños vivíamos en una gran casa en La Serena con mis abuelos y mis tías. Ellas nos daban mucho cariño, eran alegres, no se complicaban por nada y esos nos marcó mucho. Tengo los más lindos recuerdos de esa época. Mis tías nos regaloneaban harto, nos sacaban a pasear a la plaza, a tomar helados y eran buenas para la chacota. Una vez mi abuelo se sonó con un billete en vez de que con un pañuelo y mis tíos y tías no pararon de hacer chistes con eso. Nos alegraban los días”, recuerda con nostalgia.

Hoy, la familia extendida está en retirada, y los niños viven en un entorno más limitado, generalmente compuesto por padres y hermanos. Por ello hoy, es tan importante no olvidar y darle un espacio a la relación tío-sobrino que puede tener beneficios insospechados. Este es el caso de Pilar Balmaceda, veterinaria, quien confiesa que antes de que naciera su primer sobrino no tenía mucho tacto ni demasiado interés en los niños. “Me costaba relacionarme con ellos, me ponía nerviosa los llantos y los gritos” Ahora, gracias a Santiago, mi sobrino, me gusta estar con ellos”, dice.

La psicóloga infanto juvenil, Teresita Eguiguren, explica que lo que le sucedió a Pilar es normal, ya que un tío puede verse personalmente impactado con el nacimiento o la presencia de un sobrino. “Este es el caso de aquellos quienes creen que no les gustan los niños, o sienten que la función de padre no se adapta a ellos, pero cuando nace un sobrino se ve lo positivo.

Se ahorran los desvelos en las noches, las pataletas, las tareas pesadas y conocen la parte buena de los niños. Entonces encariñarse con ellos y cambiar la perspectiva que muchas veces se tiene de una guagua, es fácil. Además constituye una base para posteriormente ser padre”, comenta.
“Con Santiago descubrí que sí puedo ser una buena madre y que he desarrollado el instinto maternal”, dice Pilar.
 
Tíos entretenidos
Los tíos, hermanos de los padres, que colaboran en la crianza, tienen un papel determinante, explica Teresita Eguiguren. “Las experiencias del niño en su infancia, proporcionan las bases para su desarrollo en la vida adulta. Por esto, los primeros años de vida constituyen un eslabón fundamental en el desarrollo y todas las personas que aporten a él configurarán el espectro de personas significativas de ese niño. Los tíos ayudan a los papás a sobrellevar de mejor manera esta difícil tarea, tanto con consejos como con ayuda concreta”.

Los tíos cumplen un rol diferente a los papás, porque poseen una función más lúdica ya que al no estar preocupados por su crianza, dejan este aspecto para el último lugar.

Los hermanos de los padres suelen ser referentes válidos, cómplices y modelos a seguir para mucha gente. Los tíos pueden entregar conocimientos, valores e inculcarles a sus sobrinos hobbies y gustos por otras actividades diferentes a los que les dan sus progenitores. De esta manera y cuando son mayores, su espectro de intereses puede ser mayor que aquellos que no tuvieron tíos cercanos.

Juan Pablo Sallato, psicólogo infantil, dice que los tíos cumplen un rol diferente a los papás, porque poseen una función más lúdica que los padres, que al estar muy preocupados por la crianza, dejan este aspecto en el último lugar. “Los tíos juegan un rol similar al de los abuelos, pero al ser más activos físicamente, son más cercanos y no están obligados a educar y enseñar, por tanto pueden regalonear mucho. Esto los hace queribles y puede existir entre ellos una confianza absoluta”.

Finalmente, cuando las circunstancias de la vida así lo disponen, son capaces de ocupar lugares centrales en la vida de las personas. Es así que se convierten en madres o padres, si es necesario cuando uno de ellos falta. Es el caso de Rodrigo Izquierdo quien quedó viudo con cuatro hijos hace seis años y no se ha vuelto a casar. Vive en un condominio en Huechuraba, al lado de sus hermanas, todas casadas. Son ellas las que han asumido la crianza de sus hijos y se turnan para estar siempre presente.  HF

Los sí y los no
La relación tío-sobrino es tan fuerte que no debe tomarse a la ligera. Algunos consejos para convertirse en un buen tío son:
- Sea tolerante, comprensivo y amigo. Usted puede ver todo lo que le pasa a su sobrino como un observador del tercer nivel, sin la preocupación de que sea su hijo.
- No sea sujeto de autoridad, eso le corresponde a los padres.
- Si le hace una promesa a un sobrino, siempre cúmplala. La ruptura de un promesa de un tío a un sobrino es la ruptura de la confianza.
- Satisfaga las demandas de los sobrinos, pero siempre que sea con el consentimiento de sus padres.
- Establezca los límites, nunca se ponga sobre sus padres y nunca encubra una acción reprobable.
- Nunca desacredite a los padres.HF

Reportajes Relacionados

About Author

Ma1da_2011

(0) Comentarios de lectores

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios tienen un *

*

Puedes utilizar estos atributos y tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>