Escrito por The Family Watch / Nº 206 /  05 Agosto 2013
Renata Kaczmarska: “Necesitamos aportar soluciones para los retos actuales de la familia”

A fines de agosto la coordinadora del programa de familia de las Naciones Unidas, visitará Chile y participará en un seminario organizado por la fundación Hacer Familia. 

 

 

 

En 1994 el lema del Año internacional de la Familia fue: “La familia: recursos y responsabilidades en un mundo cambiante”. 20 años después, el 2014, se revisarán los actuales desafíos a los que se enfrentan las familias en todo el mundo.

Renata Kaczmarska, polaca, responsable del programa de familia de Naciones Unidas,  comenzó a reunirse el año pasado con expertos de todo el mundo para preparar una celebración que traerá además, muchas ocasiones para reflexionar y trabajar en torno a las políticas públicas e iniciativas sociales que requiere la institución familiar actualmente. En América del Sur, la encargada de la ONU, visitará Brasil y Chile.

Esta entrevista, en que ella expone los ejes temáticos propuestos por la Naciones Unidas para analizar el tema, fue realizada recientemente en España por el think tank Familiy Watch, vinculado al igual que Fundación Hacer Familia a la IFFD (International Federation for Family Development).

Una sociedad civil involucrada

“Nos gustaría que la sociedad civil se implicara en ese aniversario y colabore en la organización de distintos encuentros”, manifestó Renata Kaczmarska. “Todas las organizaciones que ya están trabajando con las familias, nos pueden decir lo que funciona y lo que no funciona. Interesa mucho que se estudien los desafíos con los que la familia se enfrenta actualmente y que se aporten soluciones y consejos para los gobiernos sobre qué políticas funcionan mejor”, explicó.

Consultada por los tres temas elegidos por la ONU para esta celebración –pobreza y exclusión, conciliación trabajo-familia y relaciones intergeneracionales–, Renata Kaczmarska señaló que “los consideramos muy importantes para los próximos años, porque son los más conflictivos”.

Respecto al primero, dijo que “todavía tenemos en el mundo muchas familias que viven en la miseria y por eso la erradicación de la pobreza es el primero de los Objetivos de Desarrollo del Milenio en la ONU. Incluso en Europa, hay estadísticas que muestran que la pobreza infantil no disminuye, que incluso está aumentando, a pesar de todo el esfuerzo que supone las ayudas económicas y otras políticas a favor de los menores. En Estados Unidos, por ejemplo, muchos han perdido su casa y han tenido la necesidad de ir a vivir con sus parientes, bajo el mismo techo”.

En su opinión, “otra área relacionada con la pobreza es la del cambio demográfico. En muchos países, la tasa de fecundidad está disminuyendo y eso tiene muchas consecuencias, porque pone en peligro las pensiones en el futuro. Si no hay suficiente gente joven que trabaja, no podremos pagar las pensiones de los mayores cuando se jubilen”.

En relación con la conciliación de trabajo y familia, afirmó que “su importancia va a seguir creciendo, porque cada vez trabajan más mujeres en el mundo. En este tema, también hay varios desafíos: la atención de los niños, la capacidad adquisitiva necesaria para atenderlos… Además, también aquí vemos consecuencias para toda la sociedad: si no prestamos atención a los hijos, si no les educamos, si no les dedicamos el tiempo que necesitan porque los padres se ven obligados a pasar largas horas en el trabajo, los ciudadanos de mañana no serán todo lo responsables que nos gustaría que fueran”, explicó.

Por último, en lo que se refiere a las relaciones entre distintas generaciones, destacó la importancia de la interdependencia. “Tenemos que enseñar a los hijos desde pequeños que sus abuelos son miembros valiosos de la familia, y también viceversa. Los mayores quieren sentirse útiles y, al mismo tiempo, necesitan ayuda en su vejez”.

Ejemplos de iniciativas sociales

Sobre qué medidas son aconsejables para conseguir esos fines, la responsable de Naciones Unidas señaló algunas:

“Encontramos ejemplos de políticas que funcionan en América Latina, como el Programa ‘Bolsa Familia’, que ofrece subvenciones a familias que se responsabilizan de que sus hijos vayan al colegio, y así previene que la pobreza se transmita a las siguientes generaciones”.

“Otro modelo que ha tenido éxito es el plan de pensiones sociales para la tercera edad en Sudáfrica, que ha servido para elevar el prestigio de los ancianos en la familia, porque muchas veces ese dinero se emplea en la educación de los nietos. Y también hay buenas prácticas en Europa, como un proyecto en Hungría que subvenciona a los padres o incluso a los abuelos que dedican tiempo a cuidar a los menores de 2 años. Así, en lugar de tener que enviarles a una guardería cuando no les parece oportuno, pueden darle ese dinero a los abuelos, y eso contribuye al bienestar de los niños, al tiempo que también ayuda a los mayores”, contó.

La importancia de los cursos de orientación familiar

IFFD, que engloba centros de Orientación Familiar en 60 países, incluido Chile a través de Fundación Hacer Familia, aprovechó el viaje de Renata Karzmarska a España para organizar varios encuentros nacionales e internacionales, a los que la coordinadora del Programa de Familia de la ONU también se refirió:

“He tenido ocasión de conocer más a fondo lo que hace IFFD en las reuniones a las que he asistido, y soy consciente del alcance global de su actividad y de que muchos aspectos de ese trabajo son útiles para apoyar nuestra tarea. Respecto a la pobreza y la exclusión, los cursos para padres son importantes porque, al cohesionar a la familia, consiguen que se reduzca mucho la incidencia de la pobreza. En la conciliación trabajo-familia, son precisamente los padres los que tienen que conseguir hacer compatible los objetivos familiares con la carrera profesional. Y en la solidaridad intergeneracional, porque en los cursos de Orientación Familiar siempre se pone de relieve el papel de los abuelos”.

La importancia de la investigación

Renata Kaczmarska también se refirió en esta entrevista, concedida al think tank Family Watch, a la trascendencia de la investigación sobre la familia:

“Necesitamos mostrar, ante todo, que las familias son importantes, tanto desde el punto de vista económico como social. Sé que The Family Watch está trabajando mucho en este aspecto, para actualizar el diseño de cursos de padres  y también para demostrar la importancia de la estabilidad familiar para el futuro de los hijos, y en Naciones Unidas queremos difundir toda esa información. Lo que hacemos para ello es invitar a expertos de las distintas partes del mundo y preguntarles qué políticas funcionan en sus países y por qué, si piensan que están bien diseñadas y bien ejecutadas, y si se evalúan sus resultados y cómo. Luego tratamos de hacerlo llegar a los Estados miembros, y lo publicamos en nuestro sitio web, para que sea conocido en todo el mundo”.

 

Renata Kaczmarska en la prensa internacional

La coordinadora del Programa de Familia de Naciones Unidas se ha referido a las políticas sociales de Europa y ha recordado que “aunque cada gobierno tiene sus prioridades”, es importante no sólo la implantación de dichas políticas, sino la “concienciación social de las mismas”.

Renata Kaczmarska, que ha sido interrogada sobre cuál es la forma en la que el gobierno debe ayudar a las familias, se ha referido a que la ayuda debe ser  “a lo largo del proceso de crecimiento” y “no sólo por el nacimiento”. Así, los gobiernos deben “ofrecer alternativas” cuando se opta por educar a los niños más pequeños en casa y también ayudar a los padres que quedan en paro, porque suele ir relacionado directamente con la pobreza familiar.

Europa Press

La coordinadora del Programa de Familia de la ONU señaló que hay que velar no sólo por que exista un permiso de paternidad, sino también por que mejore su consideración social, ya que, aseguró, hay hombres que no lo utilizan por miedo a perder su trabajo o por vergüenza del qué dirán. En este sentido, abogó por el impulso de campañas que hagan ver a la sociedad que los padres también tienen parte en la educación de sus hijos. A este respecto, se mostró convencida de que hay que tener en cuenta las preferencias de los padres y ofrecer ayudas también a los que deciden cuidar ello mismos a sus hijos cuando son pequeños, en lugar de llevarlos a una guardería.

Servimedia

¿Tiene el poder político algo que decir respecto a la familia? Los gobiernos están para ayudar a las familias a cumplir sus funciones; unas veces, creando las condiciones para que ellas solas actúen; y otras, ayudándolas donde éstas no pueden llegar. Así lo ha recordado estos días en Madrid la coordinadora del Programa de Familia de Naciones Unidas,

Aceprensa

Renata Kaczmarska en la prensa internacional

La coordinadora de Naciones Unidas  añadió que en muchas ocasiones se habla de política de la mujer, de niños…, “pero muy pocas veces se habla de política familiar como unidad. Los estudios demuestran que las familias monoparentales, numerosas, discapacitadas o de inmigrantes necesitan más ayudas para sobrevivir”. En este sentido, resaltó el apoyo de la Organización Nacional del Trabajo a la creación de un sueldo social para que las familias que se queden sin recursos obtengan una ayuda mínima en la que apoyarse para sacar adelante a los suyos.

Laura Peraita, ABC

Reportajes Relacionados

About Author

Adm1n98

(0) Comentarios de lectores

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios tienen un *

*

Puedes utilizar estos atributos y tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>