Escrito por Equipo Hacer Familia / Nº 213 /  15 April 2014
Los beneficios de comer en familia

Sentarse alrededor de la mesa permite a la familia mirarse a los ojos…, siempre y cuando se deje el celular fuera. Si logras crear el hábito en tu hogar, verás como ese momento les permite relajarse, conversar, saber lo que pasa en la vida de cada uno y sobre todo, vivir sin el “alma hambrienta”.

 1. LAS COMIDAS MEJOR JUNTOS
El año pasado Coca Cola, en México, realizó un estudio entre 1.500 personas y demostró la importancia de comer en compañía. “Pareciera ser algo tan cotidiano, pero hemos perdido la capacidad de apreciar todo lo que significa”, señalaron los autores de la investigación.
Fuente: “La importancia de comer en compañía”, Coca Cola 2013.

Los beneficios a nivel familiar
Al comer juntos se refuerzan vínculos entre las personas a través de la conversación y la risa
 Se vive un momento de relajo y descanso emocional
Se comparten experiencias del día y se logra celebrar logros o buscar comprensión al contar las frustraciones
Desde que un hijo nace, en los momentos en que se lo alimenta se fortalece el apego y el vínculo emocional entre él y quiénes lo alimentan
Al comer en familia se fortalece el arraigo, la identidad familiar y las relaciones afectivas entre padres e hijos
Sentarse a la mesa puede ser un momento de conciliación entre hermanos
Es la ocasión para construir la memoria familiar
En las comidas familiares se pueden enseñar buenos hábitos alimenticios y también, a través del diálogo y de la conversación, estimular la curiosidad intelectual y el gustó por temas como la actualidad, la historia, el deporte.

 2. COCINAR EN FAMILIA
Lejos quedaron los tiempos en que cocinar era una tarea que recaía sobre una sola persona y que además cocinaba lejos del resto de la familia. Hoy compartir en pareja la preparación de los alimentos e involucrar a los hijos tiene reconocidos beneficios.
Se gana un momento en el día rico para relacionarse entre todos
Es un tiempo en que se logra conversar y además se traspasa la sabiduría culinaria de la familia
Se ahorra bastante dinero, porque en vez de comprar productos más elaborados, se realizan las labores de cocina en la casa
Se aprende a valorar el trabajo del hogar
Se aprende a vivir en ritmos más saludables, ya que al compartir las labores de cocina por la noche, los padres deben poner punto final al trabajo y los hijos dejar sus computadores y celulares.

3. SIMPLIFICAR LAS RECETAS AYUDA
Con sólo 6 recetas base puedes preparar 24 comidas diferentes. Así responderás rápido a una de las preguntas más difíciles en la casa: ¿qué hago hoy de comer? Si además quieres facilitar tus compras de supermercado, sigue este consejo: ten en mente sólo 6 recetas y transfórmarlas en platos diferentes cada día.

6 RECETAS BASE:
• 1ª receta básica: Rollo de carne molida con tocino. Variaciones: Espaguetti con albóndigas /Pastel de arroz con carne molida / Papas con hamburguesas apanadas.
2ª receta básica: Carbonada. Variaciones: Cazuela / Charquicán / Locro falso.
3ª receta básica: Tallarines bontú. Variaciones: Panqueques rellenos con pollo y crema / Lasagna de pollo a la crema / Arroz con pollo y crema.
4ª receta básica: Budin de zapallitos. Variaciones: Tortilla de zapallitos / Zapallitos rellenos con carne / Zapallitos a la olla con arroz.
5ª receta básica: Carne asada con papas. Variaciones: Ajiaco / Pure con carne / Papas rellenas.
6ª receta básica: Tartaleta de verdura. Variaciones: Pascualina / Tortilla de verduras / Torta de panquetes y verduras.

Reportajes Relacionados

About Author

Carolina

(0) Comentarios de lectores

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *