Escrito por María Ester Roblero C. / Nº 213 /  11 April 2014
María Paz Lagos, “Los sellos pro-conciliación son los sellos verdes de las personas”

Tal como existen los sellos verdes, que certifican que automóviles, edificios y empresas cumplen con normativas que protegen el equilibrio ambiental, han surgido sellos para las empresas que promueven y estrategias de conciliación. Existen dos vías para obtenerlos: certificar que se cumple con la norma chilena 2362, o con la internacional EFR 1000-1.

¿Qué importancia tiene la norma 2362 para la conciliación familia y trabajo?
– La importancia de que existan este tipo de normas es poder establecer procesos de mejora continua y un sistema de gestión en temas tan importantes como la conciliación familia-trabajo. En las empresas se dice que lo que no se mide, no existe y este tipo de norma permite generar indicadores de avance en los temas de conciliación y otros relacionados con el desarrollo de personas. Actualmente en Chile las empresas están pidiendo la certificación de la norma 2362 y también de otra norma internacional, la EFR 1000-1.

¿Qué semejanzas y diferencias tiene la norma chilena con la española?
– La semejanza con la EFR 1000-1, de origen español, es que ambas son modelos de gestión que facilitan los procesos de cambio y la instalación de temas como la conciliación. Ambas son un aporte a lograr la integración trabajo-familia. Las diferencias entre la norma de origen español y la chilena son fundamentalmente dos. Primero, que la norma española tiene un campo de aplicación internacional, de manera que a las empresas multinacionales les ayuda en la implementación de estrategias globales en el tema personas. La chilena tiene un campo de aplicación sólo en Chile lo que la hace cercana, pero no tan aplicable como estrategia global. En segundo lugar, la norma chilena tiene un énfasis mayor en el tema de igualdad de género y la conciliación con corresponsabilidad es uno de sus aspectos. La norma española, en cambio, le da mayor importancia a los indicadores de conciliación familia-trabajo y la igualdad entre hombres y mujeres es uno de sus aspectos. La norma española se define como modelo de gestión de conciliación e igualdad; la norma chilena se define como sistema de gestión de igualdad de género y conciliación de la vida laboral, familiar y personal en las organizaciones. Son énfasis distintos, pero las dos contribuyen a la conciliación familia y trabajo como a la calidad de vida de las personas en general.

¿Por qué considera que las empresas chilenas deberían certificar que cumplen con estas normas?
– Para las empresas contar con certificaciones y sellos que promuevan la conciliación trabajo-familia las hace generar mayor atracción y retención de trabajadores. Este tipo de iniciativas apuntan a mejorar la calidad de vida laboral-familiar-personal de los trabajadores, la reputación corporativa de la empresa y genera una sociedad más corresponsable con el desarrollo familiar.

¿Cree que las personas están al tanto de estos “sellos” y de la importancia que tienen para nuestra sociedad?
Las empresas más avanzadas en gestión de personas están al tanto de la existencia de estos sellos pro conciliación, porque son los sellos “verdes” en materia de personas. Aspiración a obtenerlos. Pero creo que todavía falta conocimiento de la importancia que tienen para la sociedad y mayor masividad. Hoy existe mayor conciencia del tema. Ya no basta tener conciencia con el cuidado del medioambiente, sino también con el hábitat más importante de una persona que es su familia. Esto es por efecto contagio. Cuando una empresa tiene el sello, la de al lado también quiere tenerlo.

¿Qué debe hacer una empresa que desee certificarse con el sello EFR y con “Iguala – Conciliación?
Para obtener una certificación EFR o el Sello Iguala-Conciliación, se requiere en primer lugar de un compromiso de la plana directiva de la empresa para llevar adelante un proceso de mejora continua en conciliación; posteriormente se hace un diagnóstico, sensibilización y capacitación, implementación de medidas y prácticas; y finalmente, una auditoria interna y externa.
En ambos casos la certificación la hacen auditoras externas. El sello lo otorga, en el caso de la norma chilena, el Sernam y en el caso de la norma española, la Fundación Más Familia.

Reportajes Relacionados

About Author

Carolina

(0) Comentarios de lectores

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *