Escrito por Francisca Cox Montt / Nº 219 /  13 October 2014
¡Tengo talento!

Muchos niños descubren siendo pequeños que tienen facilidades para algún deporte o para el arte. Sin embargo, si estos dones no se estimulan, pueden perderse. La Fundación Mustakis y Balmaceda Arte Joven crearon el premio “Jóvenes Talentos” para dar una clara señal sobre la importancia de validar estas particulares capacidades.

La Fundación Mustakis y la Fundación Balmaceda Arte Joven entregan desde 1998 el premio “Jóvenes Talentos”, con el objetivo de apoyar proyectos de excelencia y que tengan un alto nivel de proyección para quienes los presentan.

Leonor Merin, product manager del programa REC Cultural de la Fundación Mustakis, señala que “para nosotros es un orgullo incentivar en los jóvenes el desarrollo de sus talentos. Este concurso se basa en los principios de nuestra organización, que tiene como objetivo promover y desarrollar el capital cultural y la cohesión social. Esta iniciativa cumple con este objetivo a través del apoyo de proyectos que implican una proyección en sus respectivas comunidades”.

Para participar, los jóvenes entre 14 y 26 años se inscriben a través de una ficha online donde presentan el proyecto. Luego un equipo técnico los evalúa y pasan a la defensa presencial antes los mismos especialistas. En una última fase, se reúne un jurado de alto nivel compuesto por artistas y críticos del panorama nacional.

Talentos: ¿de todos o de unos pocos?

Para Leonor, los talentos son aptitudes innatas, sin embargo, es necesario contar con el contexto adecuado para poder desarrollarlos. En esta línea, hace un llamado especial a los padres y educadores que detecten talentos o aptitudes especiales en los niños. “Debemos hacernos responsables de estos niños y está en nosotros entregarles las herramientas y el espacio que necesitan”, dice.

Sin embargo, es importante destacar que también puede ocurrir que algunos niños se sientan presionados o sobre exigidos por sus padres o profesores para ser artistas. Es por esto que Leonor Merin explica que “hay que ser muy cuidadosos y observadores, ya que los niños son muy interesados por lo que les rodea, por lo tanto deben darles todas las posibilidades y dejarlos probar, sin presiones, pero estoy segura que cada uno tiene su talento y sólo hay que descubrirlo”.

Ganadores Premio Talento Joven 2014

De todos los proyectos recibidos, sólo diez fueron los ganadores de un millón de pesos cada uno, monto que les permitió financiar y llevar a cabo el sueño de presentarlos ante un selectivo jurado.

Grabando mi barrio• Cristián Soto, 24 años: “Grabando mi barrio”
“Quisimos salvaguardar el patrimonio histórico del barrio Yungay, primer barrio republicano del país. Entrevistamos a los vecinos, recopilamos mucha información bibliográfica y luego trabajamos en la creación de 44 grabados de 20×25 utilizando las técnicas de serigrafía y xilografía. Para exhibirlos, rememoramos la lira popular de fines del s. XIX, de aquellas publicaciones que hacían poetas anónimos que lanzaban a las calles y que ilustraban lo que pasaba en la sociedad. Éstas se colgaban de cordeles, al igual como lo hicimos nosotros.

Quise participar en este concurso ya que me daban la oportunidad de poder desarrollar este proyecto que tenía en mente hace muchos años. Soy profesor de Arte en la Escuela Básica Anne Eleonor Roosevelt de Recoleta y veo que potenciar los talentos artísticos está muy menospreciado. Nos dan muy pocas horas a la semana y los niños de verdad lo agradecen y disfrutan las clases y hay grandes potencialidades que se podrían desarrollar. Estudié en el Instituto Nacional y allá sólo están enfocados en lo académico, el arte es un elemento secundario y no lo ven como un verdadero agente de cambio y de desarrollo integral de la persona. Mi interés por el arte viene desde muy chico, ya que mi familia es muy artista. Gracias a ellos me ayudaron a desarrollar el talento”.

• Lennyn Soto, 24 años:“Underbeats”
“Reunimos a un grupo de siete personas entre 14 y 25 años, la mayoría de las cuales tiene clases conmigo en la Fundación Balmaceda en Antofagasta y los otros estaban en otras academias.

Nuestro proyecto consistió en un montaje de danzas urbanas cuyo objetivo era la búsqueda del movimiento a través de las distintas realidades de cada uno. Utilizamos música experimental con tracks instrumentales y no las clásicas que se usan para este tipo de danzas.

Acabo de entregar mi tesis para titularme como profesor de Educación Física y me doy cuenta que en los colegios no están interesados en fomentar los talentos artísticos, que prefieren que los niños tengan una buena PSU y no se dan cuenta que este tipo de actividades sirve para desarrollar el autoestima, el respeto, el compañerismo y el trabajo en equipo. Soy muy autodidacta, me di cuenta en 4ª medio que me interesaba el hip hop y las danzas urbanas en general y me puse a ver videos en Internet y a descubrir los movimientos, por lo que apenas me enteré del concurso quise participar para poder llevar mi danza a Santiago, ya que mi sueño es trabajar haciendo clases ahí y ojalá, en el futuro, lograr bailar en Los Ángeles, Estados Unidos”.

• Sara Pozo, 20 años:“Grabación, mezcla y master de mi primer disco”
“Este proyecto es la recopilación de seis temas propios, creados durante los años que viví en el sur, cerca de Chiloé, los cuales hablan de temáticas sociales propias de ese lugar y del sur de Chile en general.

Cuando uno decide ser músico tiene que saber que existe un mar de posibilidades, pero si uno no se motiva y ama lo que hace, no surge.

Estudio Licenciatura en Música mención composición musical en la Universidad Católica de Valparaíso, pero mi intención es desarrollar el canto y mi talento, grabar un disco y especializarme en el extranjero. Quizás en un futuro termine haciendo clases, pero por ahora mi sueño es desarrollarme como artista.

En mi familia siempre me han apoyado. Participé en el conjunto folclórico de mi escuela y luego a los nueve años tuve clases de piano y canto. A los 14 me fui a terminar la enseñanza media a Puerto Montt y ahí estudié violoncelo en la Orquesta Sinfónica. Respecto a la educación hoy en día, considero que hace falta un desarrollo integral de la persona, ya que hay un gran déficit cultural en el país”.

Para estimular los talentos…, desde la cuna.
Haz oír a tu hijo(a) música de diferentes géneros y culturas desde los seis meses.
Realiza con él(ella) actividades al aire libre, especialmente deportivas siempre.
Compra pinturas y diferentes papeles para que experimente con libertad y esté en contacto con el arte, apenas logre manchar una hoja con los dedos.
Llévalo(a) a presentaciones artísticas, gratuitas y pagadas, desde su primer año.
A medida que crezca:
Cómprale rompecabezas y motívalo(a) para que los arme. También son válidos los juegos de memoria, legos y otros donde ponga a prueba su intelecto.
Permítele ayudar en la cocina para que experimente diferentes olores y sabores.
Equípale un baúl con viejas prendas de vestir, retazos de tela, disfraces y otros objetos para que invente personajes, haga teatro y presentaciones con sus amigos.
Consigue un electrodoméstico o aparato viejo e inservible y deja que lo desarme e intente armarlo de nuevo.

Reportajes Relacionados

About Author

Carolina

(0) Comentarios de lectores

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *