Escrito por Francisca Cox / Nº 227 /  08 julio 2015
Estimular los 5 sentidos

“Mientras más experiencias tiene un niño antes de los dos años con sus cinco sentidos, más conexiones neuronales forma. Esto lo ayuda a crecer y a desarrollar su cerebro de manera mucho más completa”, explican tres educadoras que han ideado un proyecto educativo cuyo eje central es la estimulación sensorial.

Anna Jean Ayres, PhD (1920 – 1988) fue un terapeuta ocupacional y una psicóloga educativa conocida dentro y fuera del campo de la terapia ocupacional por su trabajo pionero en la integración sensorial. Según Jean Ayres, antes de aprender a leer, escribir y calcular, tenemos que dar un significado a lo que vemos o escuchamos, debemos ser capaces de planificar nuestros movimientos y organizar nuestro comportamiento.
Esta capacidad depende de la eficacia con la que nuestro sistema nervioso organiza los mensajes que nos son transmitidos. La integración sensorial es la capacidad del niño de sentir, de comprender y de organizar las informaciones sensoriales provenientes de su cuerpo y de su entorno.

Estas informaciones se transmiten por los sistemas sensoriales como la visión, el tacto, el olor, el gusto, la audición como los sistemas vestibulares y propioceptivos. Una buena integración y organización de las informaciones sensoriales son necesarias para que un niño se desarrolle armoniosamente.

A TI TE AFECTA
Un estudio inglés informa que muchos niños llegan a kínder sin saber controlar su conducta, o carecen del desarrollo social y emocional necesario para entrar al colegio.
El estudio recomienda a la familia centrarse en actividades que les enseñen a entender sus sentimientos y manejar su comportamiento, mostrar confianza en probar nuevas actividades, hablar en un grupo, entre otras cosas.

Ideas simples para complejas conexiones neuronales

Tres educadoras de la Universidad Católica, Trinidad Gana, Daniela Caballero y Camila Romero, han creado un proyecto educativo en la línea del trabajo de Jean Ayres, definiendo como eje central de la educación que imparten a los niños la estimulación sensorial a través de la experimentación con diferentes materiales, texturas, sabores, olores, y colores.

Daniela Caballero señala que este tipo de actividades no solo estimula la psicomotricidad, sino también ayuda a estimular el sistema vestibular y propioceptivo. “El primero es el que tiene que ver con el equilibrio que se encuentra en el oído medio y el segundo con la conciencia del propio cuerpo”, indica. Las tres coinciden en que la participación de los padres en las actividades que realizan sus niños es fundamental para que puedan recibir la estimulación también en la casa. Aquí entregan un listado de actividades que los papás pueden hacer en sus casas con los niños:

1. Cajas sensoriales
Llenar una caja (puede ser plástica o de cartón) con legumbres, bolitas, avena, arroz, arena, etc. En una primera instancia, los niños experimentan el sumergir sus manos o pies para sentir sensaciones. Luego, se puede introducir objetos en la caja para que descubran y verbalicen lo que encontraron. Con los niños más grandes se puede aprovechar para que clasifiquen estos objetos que descubran según distintos criterios.

2. Mesa pegajosa
Poner un rollo de papel autoadhesivo sobre una mesa con la parte pegajosa hacia arriba. Que los niños toquen, experimenten, peguen y despeguen objetos del entorno sobre ella.

3. Puré de color
Mezclar un poco de puré con unas gotas de colorante. Permitir a los niños manipularlo, olerlo, probarlo y que experimenten con esta textura.

4. Arroz arcoiris
Teñir arroz crudo con diferentes colorantes, para que los niños identifiquen los colores y luego los mezclen experimentando a través de la manipulación libre de este atractivo material.

5. Caja musical con elementos de cocina
Sentir y vivenciar la vibración y el sonido de diferentes elementos como cuchara de palo y de metal, ollas, cajas, latas, vaso con agua, sin agua, etc.

6. Identificación de sabores
Entregar a los niños alimentos dulces, amargos, salados, ácidos; que lo prueben, huelan, comparen e identifiquen.

7. Cintas adhesivas
Sobre una superficie lisa pegar pedazos cortitos de distintas cintas adhesivas (3M de colores, scotch transparente, masking tape, etc.), dejando una punta levantada. La idea es que el niño despegue los pedazos de a uno, trabajando así además la concentración y la motricidad fina.

8. Otros elementos sensoriales que podemos encontrar en la casa son
crema de afeitar y de manos, merengue, hielo, tallarines crudos y cocidos, jalea, helado, plasticina, masa de harina con agua y sal, tiza e instrumentos musicales.

QUIÉNES SON
Hace casi un año las profesoras básicas de la UC, Trinidad Gana, Daniela Caballero y Camila Romero decidieron dar forma a un proyecto que venían estudiando hace mucho tiempo. Recogieron las experiencias de las tres dando clases, trabajando en universidades y en el Gobierno y llegaron como resultado a la creación del Jardín Infantil Calafán.

Definieron como eje central de la educación que impartirían la estimulación sensorial a través de la experimentación con diferentes materiales, texturas, sabores, olores, colores…, para que los niños pudieran conocer el mundo que los rodea.

“Mientras más experiencias tiene un niño de uno a dos años, más conexiones neuronales va formando, lo que lo ayuda a crecer y desarrollar su cerebro de manera mucho más completa”, explican.

Desde un principio, además, pusieron hincapié en el reciclaje, fomentando en los niños la reutilización de los materiales junto con el aprendizaje de la clasificación de la basura. Esto también lo aplican en todas las actividades que realizan, utilizando casi un 100% de elementos reciclados por todas ellas.

En el Jardín los niños también tienen clases de cocina, ciencias, pintura y trabajan en un huerto. “Todas las actividades las registramos en fotos, las que enviamos a los papás. Nos hemos dado cuenta que los papás se involucran más y agradecen ver lo felices que están sus niños en el Jardín”, comentan.

Jardín Infantil Calafán
Av. Paseo Pie Andino 4.210, Lo Barnechea. contacto@calafan.cl Teléfono: (+56 2) 2 419 2784 / www.calafan.cl

Reportajes Relacionados

About Author

Carolina

(0) Comentarios de lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *