Escrito por Francisca Cox / Nº 228 /  20 August 2015
Lecturas al atardecer: 7 temas acerca del envejecimiento

Las psicólogas Beatriz Zegers y María Elena Larrain llevan años investigando y estudiando sobre este tema, que toma cada vez más importancia, dado que el número de adultos mayores en el país aumenta vertiginosamente en relación a los menores de 15 años. Cómo enfrentar esta etapa y cómo prepararse para vivirla mejor, lo proponen las autoras en este nuevo libro, entretenido y práctico.

Según cifras del INE, este 2015 el llamado Índice de Adultos Mayores, que mide cuántas personas de 60 o más años hay por cada 100 menores de 15 años, llegará a 73, cifra que aumentará a 87,8 en 2020. Otra importante cifra es la que entregan respecto a la esperanza de vida de los chilenos para el 2020, la cual será de un promedio de 79,7 años: 77,3 para los hombres y 82,1 años para las mujeres.

Este progresivo cambio en la estructura etaria del país -y lo poco que se ha abordado el tema de la salud psicológica de los ancianos- es lo que inspiró a Beatriz Zegers y a María Elena Larrain, psicólogas clínicas de las Pontificia Universidad Católica, ambas Magíster en Fundamentación Filosófica de la Universidad de los Andes y académicas de la Escuela de Psicología de la misma casa de estudios, a escribir “Lecturas al atardecer. Ocho temas acerca del envejecimiento”, publicado por Editorial Universitaria.

“Este libro está orientado a los protagonistas y a toda persona que por cualquier razón quiera tener una mayor comprensión del proceso de envejecimiento: nietos, padres, estudiantes de Medicina, Nutrición, educadoras, etc.”, señaló Beatriz Zegers.

Envejecer activamente, el desafío del amor para siempre, el duelo al enviudar, la importancia de las reminiscencias y la psicoterapia en adultos mayores, son algunos de los temas abordados en el libro, de manera científica pero con citas literarias y cinematográficas que amenizan y facilitan la lectura. Conversamos con las autoras acerca de algunos de los contenidos del libro.

¿Cómo prepararse para envejecer?

“No se puede pensar en cómo viviré la tercera edad cuando ya tengo 60 años. Hay que prepararse en las décadas previas y lo más importante es tener en cuenta que uno envejece como ha vivido. Por eso el tipo de relaciones que ha formado a lo largo de los años es tremendamente importante”, dice María Elena Larrain.

Beatriz Zegers entrega algunos tips:
Ser cariñoso con los cercanos, cuidar los vínculos, los amigos, la familia y en especial al marido o la señora.
Mantenerse vigente para tener temas en común con los nietos, hacerlos partícipes del pasado, mostrárselos como algo interesante, contarles de la genealogía de la familia…

¿Qué falta en Chile?

Respecto a las falencias en nuestro país, Betariz Zegers señala que “las pensiones de los adultos mayores son precarias y van restringiendo su vida cotidiana. No se ha logrado, por ejemplo, que tengan un precio preferencial en el transporte público, no hay servicios especiales, las veredas están en mal estado, las casas se construyen sin la infraestructura adecuada para ellos, el mercado no ofrece productos para esta edad, etc.”
Agrega que “si bien hay municipalidades que han abordado este tema y ofrecen cursos y actividades, la verdad es que falta mucho por hacer todavía”.

¿Qué es el envejecimiento positivo?

Este concepto fue adoptado por la ONU a fines de los ’90 y busca crear un futuro deseable, donde el país enfrente con éxito los desafíos de la nueva estructura demográfica y donde las personas mayores sean autovalentes, estén integradas a los distintos ámbitos de la sociedad y reporten niveles de bienestar subjetivo tan altos como los jóvenes.

“Ellos son sujetos de derecho y deberes y tienen que cuidar su salud, sus hábitos, etc. Deben evitar aislarse, por ejemplo, usar anteojos o aparatos para oír si lo necesitan”, explica María Elena Larrain. Agrega que las personas mayores que se retiran del trabajo y las que están enfermas o viven en situación de discapacidad pueden seguir contribuyendo activamente con sus familias y a la sociedad.

La importancia del apoyo profesional

“Es novedoso pensar que una persona mayor pueda seguir cambiando, por lo que es recomendable que si los hijos o la señora o el marido, ven que está deprimido o ansioso, le aconsejen ir a hacerse un chequeo psicológico”.

La mayoría recurre para aprender a enfrentar sus duelos o si tienen conflictos familiares, otros incluso simplemente para hablar con alguien externo sobre su testamento, para evitar roces con los hijos. Lo importante, señalan las expertas, es que la psicoterapia es una muy buena alternativa e implica una posibilidad de cambio.

El cuidado de la memoria

A los mayores les gusta hablar de su pasado, recordar momentos vividos, experiencias e hitos que marcaron su vida. Sin embargo, es común en esta edad perder poco a poco la memoria y olvidar ciertas cosas, ya sean pasadas o algunas más recientes. El estrés, los medicamentos, el cansancio e incluso la pena, son factores que pueden afectar la memoria. Es importante, aconsejan las autoras, ejercitarla no sólo recordando, sino intentando traer al presente los estados afectivos y conectarse con las emociones, por ejemplo, a través de la música.

Eso sí, indican, es mejor evitar el rememorar nostálgico, ya que a veces se vuelve reiterativo y se quiere renegar el presente. En el caso de las personas viudas, por ejemplo, recomiendan que se acerquen a instituciones con pares con los cuales intercambien opiniones, y que sean lugares positivos, hacer grupos para tejer, leer, conversar, salir a almorzar, etc.

El concepto de abuelidad

“Es la relación del abuelo consigo mismo en tanto abuelo y el abuelo con sus nietos y otras personas”, define Beatriz Zegers. Hay diferentes formas de ser abuelo según la edad, no obstante, la relación del abuelo con sus propios hijos influye en la relación que tendrá con sus nietos. Hoy en día algunos abuelos asumen la “paternidad” de sus nietos por diversas circunstancias, pero para algunos esto resulta más difícil de llevar.

¿Cómo sobrellevar el duelo?

Es importante aclarar que el duelo no ocurre sólo al morir el cónyuge. También al jubilarse, al perder las capacidades, al fallecer amigos cercanos también se vive un duelo.

En el caso de la viudez, María Elena Larrain explica que es fundamental cuidar la relación en vida, resolver los conflictos antes porque el tiempo no se controla y después puede ser muy tarde, lo que dificulta el posterior proceso de duelo.

Reportajes Relacionados

About Author

Carolina

(0) Comentarios de lectores

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *