Escrito por Andrea Puyol / Nº 236 /  12 May 2016
Intervención floortime: Descubrir a un niño a través de sus emociones

Esta es la historia del psiquiatra infantil estadounidense Stanley Greenspan, quien hace 40 años ya tenía muy claro que había que cambiar el acercamiento médico y terapéutico que se realizaba con los niños autistas y otros que presentaban problemas de desarrollo. También es la historia de su hijo que fundó una clínica en Estados Unidos para aplicar las teorías de su padre. Pero por sobre todo, es la historia de muchos niños en el mundo y en Chile, que gracias a esta metodología logran conectarse con sus emociones, intereses, familia y entorno.

A través de estudios clínicos y observaciones el Dr. Greenspan redefinió el entendimiento del desarrollo infantil, es decir, de cómo los niños y los adolescentes sienten y piensan, y así pudo guiar a los padres, a los profesionales y a los investigadores.

El aporte del Dr. Greenspan le valió el ser reconocido como una autoridad mundial en el trabajo clínico con niños con problemas de desarrollo y emocionales. Uno de sus principales aportes fue el desarrollo de su método de intervención llamado Floortime, que más tarde sería conocido como DIR/Floortime.

Para este modelo es primordial el rol de las emociones y los intereses naturales del niño, que han demostrado ser esenciales para las interacciones de aprendizaje que permiten a las diferentes partes de la mente y del cerebro trabajar juntas y construir sucesivamente niveles más altos de capacidades emocionales, sociales e intelectuales. Además, la intervención se caracteriza por la inclusión de la familia en todo el proceso y por su participación activa en las sesiones de intervención.

Las siglas del Modelo DIR representan los tres componentes claves a considerar para ofrecer una intervención apropiada:
El desarrollo de las capacidades emocionales funcionales descritas por él mismo.
La individualidad de cada persona, aquello que nos hace únicos: perfil sensorial, planeamiento motor, historial médico y nutricional, procesamiento afectivo, procesamiento viso-espacial, estilo de aprendizaje, etc.
Y por último, los patrones relacionales que ese niño establece con las personas de su entorno.

LA HERENCIA: SU HIJO JAKE GREENSPAN

El sueño del Dr. Greenspan era tener una clínica donde se pudiera ofrecer a niños con necesidades especiales los servicios DIR, especialmente el método de intervención Floortime. Sin embargo, él no tenía intenciones de dirigir una clínica. Entonces pensó en su hijo Jake y en Tim Bleeker, para que comenzaran a planear la clínica y a trabajar con él.

Los entrenó durante diez años. Hasta que el año 2004 en Bethesda, Maryland, Estados Unidos, se abrió el centro Floortime que hasta hoy funciona atendiendo a miles de niños y a sus familias y es dirigido por Jake y Tim, quienes han integrado a su servicio clínico otros programas: la participación en grupos sociales, integración sensorial y diversas terapias como terapia ocupacional, arte terapia, terapia auditiva y terapia alimentaria.

Jake Greenspan ha visitado Chile en innumerables ocasiones para realizar cursos introductorios y charlas. Este mes de mayo realizará nuevamente un curso de introducción a Floortime. Antes de venir a nuestro país pudimos conversar con él desde su oficina en Maryland.

¿Cómo define usted el método Floortime?
– Hay distintas partes. Por un lado está el modelo DIR que es creación original de mi padre; se trata de un modelo utilizado para evaluar niños y para desarrollar un programa que permita ver sus fortalezas y debilidades sociales y emocionales. Es un modelo de desarrollo humano que puede explicar todos nuestros sistemas, no solo en niños con necesidades especiales. Por otro lado, tenemos Floortime que es una serie de técnicas utilizadas para crear crecimiento en esas áreas. El principal aporte de este sistema es que no se centra en los síntomas, sino que en las habilidades del desarrollo central que son las habilidades de compromiso y de interactuar y las habilidades de resolver problemas. Estas no son acciones aisladas como amarrarte los zapatos o apuntar; estamos hablando de grandes capacidades que ponen en movimiento otras habilidades. Mi padre sintió que era muy importante trabajar con estas grandes capacidades, y para hacer eso creó Floortime que trata de estimular el pensar a través de experiencias positivas y a través de la profundización de las relaciones con otros. El creyó firmemente que el cerebro es capaz de “cablearse a sí mismo” a través de experiencias positivas y para que este cableado sea duradero no basta que repitamos y memoricemos las habilidades, lo que realmente tenemos que hacer es conceptualizar la información y esencialmente usarla en resolver problemas nosotros mismos.

Entonces, ¿se podría decir que su padre fue un pionero de las neurociencias?
– Así es, de hecho leí un libro maravilloso llamado El cerebro se enseña a sí mismo y te habla de todas las investigaciones en neurociencia que se han hecho en los últimos 30 o 40 años y cuando lo estaba leyendo me di cuenta que muchas de las cosas que describían lo que mi papá había postulado a través de Floortime hace muchos años; describían los aprendizajes a largo plazo versus los que son a corto plazo, discutían acerca de cambiar a alguien desde lo interno hacia lo externo versus cambiar a alguien desde lo externo hacia lo neurológico. Y él creyó en todas estas cosas hace 40 años: que tú tienes que trabajar desde los cimientos hacia arriba, no al revés. Por ejemplo si tratamos de enseñarle a un niño a hablar cuando todavía no está listo para apuntar o ni siquiera puede sonreírnos, entonces no se va a poder comunicar con nosotros. Porque apuntar y sonreír son parte del aprendizaje temprano en la comunicación. Sin embargo, muchas de las intervenciones no están basadas en esta evidencia y toman a un niño de cinco años y si no habla, le enseñan a hablar, sin darse cuenta que hay muchos pasos previos al habla. Mi padre postuló que eran las emociones las que lideraban los procesos de aprendizaje. Esas son cosas que sabemos con seguridad hoy en día. Por ejemplo, hoy sabemos que la atención está manejada por la experiencia emocional y sabemos también que el aprendizaje de largo plazo se obtiene a través del descubrimiento y no de aprender cosas de memoria.

sala-de-ejercicios¿Cómo se trabajan desde Floortime las emociones con niños autistas?
– Para empezar trabajamos con el convencimiento de que estos niños también tienen emociones aunque no las demuestran como un niño regular. Ellos se sienten felices o tristes, la única diferencia es que ellos tienen sus emociones más restringidas, entonces tú tienes que ser más específico en cómo apuntas a esas emociones. Por ejemplo, un niño con un autismo severo puede no tener interés en juguetes como pelotas, autitos, figuras de acción, etc., pero él puede tener interés en saltar y columpiarse, y entonces en vez de obligarlo a jugar con autitos llévenlo a columpiarse porque eso es lo que le interesa. Y por ahí comenzará a conectarse con su entorno.

¿Qué rol juegan las familias de los niños en la intervención con Floortime?
– Floortime no es solo una terapia infantil en la que tú dejas al niño y te vas, sino una terapia familiar. Todos los estudios han demostrado que las terapias que de verdad obtienen resultados con niños que presentan trastornos del desarrollo son aquellas que involucran a los padres y a la familia y no solo en el centro sino también en la casa. Nosotros podemos trabajar por horas pero si la familia no trabaja con él en la casa no se obtienen grandes resultados. Nuestro programa se enfoca en dos piezas, una es enseñarle a los papás cómo hacer el Floortime y así lo pueden hacer en casa.

Educadoras Romina Labbé y María Inés Herrera

FLOORTIME EN CHILE

Desde hace seis años Jake Greenspan y Tim Bleeker han trabajado con las educadoras Romina Labbé y María Inés Herrera y como resultado de ese trabajo ellas abrieron el primer Centro Floortime en Chile.

Cuando la directora del jardín donde trabajan les habló sobre el método Floortime, Romina y María Inés Herrera no dudaron en postular a una capacitación. “Fue una sorpresa porque de muchas personas que postularon nosotras quedamos entre las nueve seleccionadas. Desde que hicimos ese curso nos cambió la vida porque Floortime es una manera de ver la vida de manera distinta”, señalan ambas.

Hoy en su centro atienden a 12 niños con distintos tipos de trastornos del desarrollo, que también participan con sus familias. “Tenemos niños severos, con casi nula habla y otros que presentan otros trastornos. Lo importante es que no importa el nivel de dificultad o tipo de trastorno, aquí todas las familias deben participar”.

El modelo de intervención Floortime tiene seis etapas. La primera se llama de Regulación y es la base que permite conocer al niño; ahí se interviene para regularlo sensorialmente o emocionalmente, o ambas, a través de un juego, saltando, o haciendo la actividad que él/ella necesite. Las intervenciones son basadas en las interacciones del niño con las personas importantes en su vida. Las estrategias del Floortime son las herramientas de este modelo que se construyen sobre la base del juego y de la expansión de las interacciones de juego simples a interacciones más elaboradas y complejas, utilizando resolución de problemas.

Romina y María Inés cuentan que cuando reciben a un niño lo que se hace es una entrevista con los papás para explicarles la terapia, a la vez ellos cuentan sus expectativas y desafíos que tienen con sus hijos. Luego vienen cuatro sesiones de evaluación y se ve en qué etapa está el niño, cómo se regula, etc.

“A partir de ahí, se elabora un perfil, que nos dice si el niño es híper o hipo reactivo a distintos estímulos y así, dependiendo de sus características, sabemos cómo responde en los distintos sistemas que se llaman sensoriales y que son, aparte de los cinco sentidos, el propioceptivo y el vestibular. El sistema sensorial vestibular es el sentido del movimiento de nuestro cuerpo, tiene que ver con la gravedad y el equilibrio. El sistema sensorial propioceptivo es el sentido de posición de los distintos segmentos del cuerpo y tiene que ver con los músculos y las articulaciones”.
Floortime se enfoca en incrementar la capacidad de desarrollo del niño en el funcionamiento social-emocional, la comunicación, el movimiento, la atención y el pensamiento abstracto, teniendo como intención el poder ayudar a los niños a dominar las seis etapas o hitos funcionales de desarrollo y la construcción de la curiosidad, la motivación interna, la creatividad y que disfrute de experiencias sociales.

“Los niños vienen y eligen donde van a jugar. Uno como terapeuta los debe seguir para enganchar; pero la terapia se desarrolla entre la persona y el niño, empezamos con el objeto que ellos quieren en un principio, pero cuando logramos eso, es un tú a tú con él”.

“La idea es sacarlo de sí y hacerlo trabajar con el terapeuta y también con la familia”, cuenta Romina. El tratamiento de los niños que acuden a este centro implica como mínimo dos sesiones semanales en donde trabajan con ellas mismas, con las terapeutas ocupacionales o con la fonoaudióloga. María Inés explica que Jake Greenspan trabaja en conjunto con ellas desde Estados Unidos y está al tanto de todos los casos que atienden. Cuando viene a Chile (una o dos veces al año) los evalúa él mismo y en algunos casos se entrevista con los papás.

Testimonio: Mi hijo Nihal
Hace casi cinco años Bárbara Mery, diseñadora, tuvo a su hijo y lo llamó Nihal. Él nació prematuro de 32 semanas de embarazo, pero a pesar de este hecho a los 17 días de nacido fue dado de alta y pudo ir a su casa.

A los dos meses su mamá lo notó muy llorón y lo llevó a la pediatra. Ahí se dieron cuenta que Nihal había heredado de ella una condición que se llama Osteogénesis Imperfecta que provoca la fractura constante de los huesos. A ese diagnóstico le siguieron otros, como alergia alimentaria e hipotonicidad, lo que significó que Nihal pasara sus primeros años visitando a muchos doctores y centros de rehabilitación.

Sin embargo, no fue hasta que cuando tenía un año y medio que ella notó que las pocas palabras que él decía habían desaparecido. Por otro lado, la persona que la ayudaba a cuidarlo le advirtió que Nihal ya no la miraba a los ojos. Bárbara se asustó, investigó en internet y cuando se dio cuenta que su hijo presentaba síntomas de autismo lloró mucho. “Ahí empezó nuestra verdadera odisea con Nihal”

Cuando él tenía dos años y medio la neonatóloga le habló de Floortime y del Centro de Jake Greenspan en Bethesda. Viajaron con su marido y su hijo y estuvieron dos semanas en evaluaciones y primeras intervenciones. “Hay un antes y un después en nuestras vidas a partir de esa visita”. Señala que con los ejercicios y la dieta estricta que le dieron a su hijo ella vio cambios en Nihal, lo notó más conectado y con pequeños avances, lo que no había visto en mucho tiempo.

Luego volvieron a Chile y se contactó con Romina y María Inés para iniciar el tratamiento acá. Han seguido con los ejercicios tanto en el centro como en la casa, además siguen la dieta y hoy, si bien ha incorporado más alimentos a su rutina, hay muchas cosas que no puede comer.

Los avances han continuado y actualmente Nihal puede construir frases, relata hechos, apunta con el dedo, puede jugar con sus padres y tiene desarrollo social. Va al colegio Lincoln donde ya una compañerita lo invitó a jugar a su casa. “Ha sido un trabajo muy duro y tenemos que seguir avanzando y descubriendo cómo desarrollar a nuestro hijo”, cuenta Bárbara.

Insiste en que para ver avances hay que ser muy dedicado como papá, sobre todo en la dieta porque no hay lugar para el error en la combinación de alimentos.

Reportajes Relacionados

About Author

Carolina

(2) Comentarios de lectores

  1. Buenas Tardes
    Mi nombre es Fazia Haddad educadora diferencial de Teletón Santiago .
    Le escribo para tener información del Centro Step By Step-Un, que ustedes gestionan, ya que necesitamos redes de apoyo para poder derivar a los niños y niñas con TEA que están ingresando con nosotros.
    Le agradecería información o flujo de atención; como se deriva, características de los usuarios derivados, que acciones realizan; evaluación, tratamiento, costos, entre otros aspectos.

    Quedare atenta a su respuesta

    Fazia Haddad

    • Hola Fazia, gracias por escribirnos. Te dejamos los datos para que puedas contactarte directamente con Step by Step.

      Dirección: Padre Alfredo Arteaga 1968. Lo Barnechea, Santiago.
      Teléfono: +562-2920-9213
      Horario: Lunes a Viernes: de 08:30 a 12:30 y 14:30 a 19:00
      web: http://stepbystep.cl/

      Ojalá les vaya bien y puedan formar una buen alianza.
      Muchos Saludos,
      Equipo Hacer Familia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *