Escrito por María Ester Roblero / Nº 239 /  23 August 2016
Alcohol y juventud: Las nuevas fiestas sin alcohol

Cuando pareciera que no hay vuelta atrás y que el carrete juvenil solo es posible con alcohol en exceso, en el mundo aparece una tendencia que ya es una realidad: las fiestas sobrias.

¿Tu hijo de 17 años se emborracha todos los fines de semana? ¿Y tu hija de 19 también? Es altamente probable que la respuesta que apenas te atreves a pronunciar en voz alta sea “sí”. Porque según las cifras de Senda (Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol) en Chile el consumo de alcohol empieza mucho antes de los 18 años, el 50 por ciento de los jóvenes se embriaga a partir de los 17 años y un cinco por ciento lo hace desde los 12 años o incluso menos.

Y si esos datos nos dicen todavía poco, la Organización Mundial de la Salud (OMS) es clara: Chile es el país de América Latina con mayor consumo juvenil de alcohol per cápita y uno de los cinco primeros en el mundo.

Tomar con permiso de los papás

Nuestros vecinos argentinos han hecho un estudio que puede iluminar nuestra propia realidad al indagar por la causa del consumo desmedido de alcohol en la juventud. Una investigación de la Universidad Abierta Interamericana (UAI), en que se entrevistaron a 400 hombres y mujeres mayores de 18 años, confirmó que cinco de cada diez padres aprueban que sus hijos se reúnan con sus amigos en la casa y hagan una “previa” antes de salir. Dos de cada diez, en su mayoría mujeres mayores de 50 años, les facilitan el alcohol bajo el argumento de que prefieren que tomen lo que ellos les dan, antes de que los adolescentes decidan según su criterio.

Este estudio de la UAI preguntó a los padres cuál es el principal objetivo de una previa. Ocho de cada diez padres coincidieron: “Se juntan para tomar alcohol”.  (Diario La Nación, Argentina, 10 de julio).

¿UNA FIESTA SIN ALCOHOL EN CHILE?
Ya existe una empresa a la que puedes pedir una barra móvil, con bar abierto 0.0 alcohol. Se trata de la empresa Tragos sin alcohol, que ofrece barras móviles sin alcohol y cuyo servicio All Inclusive, incorpora un stand móvil con iluminación, bartender y una diversa gama de tragos entre los que destacan Ron, Whisky, Mojito, Caipirinha, Daiquiri frutilla, Piña Colada o Espumantes.

Este nuevo producto se puede contratar tanto para eventos de empresas, matrimonios, cumpleaños, eventos deportivos, entre otros. “La venta se ha masificado a dueños de locales nocturnos, restaurantes, e incluso hoteles, quienes han incorporado en sus cartas la opción de cero grados”, señala Claudio Venegas, gerente general de Tragos Sin Alcohol. “Sin embargo, nuestra idea es acercar y fomentar esta conducta responsable mediante entretenidas y diversas iniciativas como nuestra barra móvil”, finaliza Claudio Venegas.

Más información en:
www.tragossinalcohol.cl o al +56999690126

Mujeres: hacen dieta pero siguen tomando

Tan indisoluble parece ser la aleación juventud/alcohol que en los campus norteamericanos se ha obervado un creciente aumento de “alcohorexia”: una mezcla fatídica de anorexia con alcoholismo juvenil. Jóvenes de ambos sexos, pero especialmente las mujeres, reemplazan las calorías de las comidas por alcohol para evitar engordar sin dejar de tomar.

La cuestión ya había sido destacada por los investigadores de la Universidad de Missouri en el año 2012. En ese momento, el 67% de los adolescentes entrevistados había reportado una reducción deliberada de su consumo de calorías en las comidas para favorecer aquellas contenidas en el alcohol.  Este año los investigadores de la Universidad de Houston informaron, con alarma,  que ocho de cada diez estudiantes encuestados recientemente habían tenido por lo menos un episodio de “alcohorexia”. El estudio se llevó a cabo entre 1.184 estudiantes de la Universidad de Houston en Texas, quienes reconocieron haber bebido de manera exagerada al menos una vez en el último mes: esto implicaba al menos cuatro bebidas para una mujer en la misma noche y cinco para un hombre. Los encuestados tenían en promedio 22,3 años y el 60% de los participantes fueron mujeres.

Una nueva tendencia: fiestas sin alcohol

Estos datos parecen conducir a un callejón sin salida en el intento de evitar que nuestros hijos consuman tanto alcohol. Sin embargo, un reciente artículo publicado por el periódico ingles de The Guardian titulado “La sobriedad es la nueva embriaguez: por qué los millennials están dejando la movida del bar por la del zumo”, muestra una luz esperanzadora.

Se trata de una tendencia que comienza a agarrar fuerza y, poco a poco, informa este artículo, más jóvenes optan por no beber alcohol. Para ellos han comenzado a organizarse y ponerse de moda las fiestas 0.0.

Aunque en un comienzo estas fiestas fueron bautizadas como Yoga Raves, porque mezclaban música electrónica con técnicas de yoga y una barra de consumo de jugos, tragos energizantes y comida orgánica; pronto han surgido otras iniciativas similares pero sin yoga.

Por ejemplo: el Sober Club, de Estocolmo, de gran éxito y cuyo requisito para ingresar es pasar un test de alcoholemia con resultado 0,0; el londinense Redemption Bar y el The Brink Bar, en Liverpool, con una carta de tragos sin alcohol como el “Shampagne”: un  batido de lima, flor de naranja, soda, servido en copa de champán; o el “Nojito”, una mezcla de jugo de limas y limonada, con una ramita de menta.

Otro proyecto centrado específicamente en los universitarios estadounidenses, es Party.0. (http://jakewhitespeaks.com/party-0/ ). Lo lleva adelante Jake White, cuya meta es llevar su modelo de fiestas sin alcohol a los universitarios en los 50 estados del país. Su modelo de negocio es muy simple: música aportada por los propios organizadores y patrocinio de pizzerías o marcas de sanwiches. Según refiere Jake, las celebraciones de Party.0 son ya una realidad en tres universidades de Wisconsin. Tienen una frecuencia mensual, “aunque a veces, si alguien quiere organizar otra, le enseño a preparar el evento, a gestionar la participación de más de cien personas y la financiación”. Todo sea por alentar el regreso a la sobriedad.

heineken-avisoLA CAMPAÑA DE HEINEKEN: “QUEREMOS BEBEDORES MODERADOS”

Esta marca de cerveza ha lanzado una nueva campaña de marca titulada “Queremos bebedores moderados”. Las mujeres son las protagonsitas y al son de I need a hero van dejando abandonados a los hombres que las invitan a salir y toman más de la cuenta. Vale la pena verlo y difundirlo.
VER VIDEO

En enero de este año 2016, Heineken, publicó un estudio sobre las actitudes de los millennials (los nacidos en las décadas de los ochenta y noventa) hacia el alcohol. La pesquisa, realizada a 5.000 personas de EE.UU., Gran Bretaña, Holanda, Brasil y México, arrojó que un 75% de ellas ya limitan su consumo durante sus salidas nocturnas. Según la compañía, factores como la imagen que los jóvenes dan de sí mismos en las redes sociales funcionan como disuasorios ante la posibilidad de emborracharse.

LAS PRINCIPALES CONCLUSIONES DEL ESTUDIO

Dueños de su propio universo
El 59% de la generación del milenio evitarla pérdida de control como la principal motivación para limitar el consumo de alcohol en una noche de salida.
Más de uno de cada tres (36%) admiten que han sufrido de “vergüenza social” al aparecer tomados en una foto en las redes sociales.

El alcohol aleja el amor
88% acepta que son responsables de cómo su vida resulte.
69% siente que tienen que trabajar más duro para el éxito profesional que sus padres.
Cuando se trata de encontrar pareja, el 97% cree que beber en exceso no es propicio para conocer a alguien y enamorarse.
71% cree que su vida es mejor cuando moderan su comportamiento.

Más respeto a los que no beben
38% modera su consumo de alcohol cada vez que sale.
75% limita la cantidad de alcohol que bebe en la mayoría de sus salidas nocturnas.
Más de la mitad de los encuestados respeta las decisiones de los demás a ser moderados y sin burlas o presión.

Reportajes Relacionados

About Author

Carolina

(0) Comentarios de lectores

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *