Escrito por Andrea Puyol M. / Nº 241 /  22 October 2016
Mediadores de lectura: Entre niños y libros

Mediador de lectura es cualquier persona que facilite al mayor número de niños y niñas, la posibilidad de llegar a sentir el placer de la lectura y la magia de los libros. Este año se realizó en Chile el Primer Festival Internacional de Mediadores de la Lectura -organizado por IBBY Chile y Fundación Mustakis- y se dio inicio a una gira de cuenta cuentos por América.

Quienes han estudiado el desarrollo intelectual infantil señalan que los niños de 6 y 7 años están formando su “músculo” lector y mientras que a algunos les gusta leer lo que lee la mayoría, otros disfrutan leyendo lo que les propone un adulto significativo; también están los que buscan y leen todo lo que cae en sus manos, sin importarles el tema, y hay otros que leen mucho sobre un tema que les interesa (dinosaurios, fútbol, el universo, etc.).
Para Rosa Tabernero –doctora y profesora del área didáctica de la Lengua y de Literatura de la Universidad de Zaragoza, España, investigadora y experta en temas de educación y lectura infantil y juvenil- “el lector de 6 y 7 años de la actualidad es un lector de álbumes por el componente visual, y un lector muy acostumbrado a la interactividad, por la presencia de la lectura en pantalla”. Teniendo esto en cuenta es importante que cuando se aborde el tema de la lectura en esta edad, y en toda la infancia y la juventud, se incluya la mediación de la lectura como una herramienta efectiva para estimular la relación del niño y del joven con el libro.
Durante su participación en el Primer Festival Internacional de Mediadores de la Lectura-organizado por IBBY Chile y Fundación Mustakis realizado en agosto pasado- Rosa pudo compartir con los asistentes sus conocimientos y sus investigaciones sobre la importancia de la mediación de la lectura que para ella “implica facilitar el encuentro entre el libro, el discurso, y el lector y tiene como objetivo principal, sin lugar a dudas, la formación de lectores y la promoción de hábitos de lectura. La lectura es vital porque nos permite explicar el mundo que nos rodea y explicarnos a nosotros mismos. Es la base de la formación de ciudadanos con criterio, que puedan decidir sobre sus actos. En definitiva. Se trata de sentar las bases de una ciudadanía que se entienda de la libertad”.

¿Qué beneficios tiene para los niños escuchar una lectura relatada por un mediador?
Los beneficios son incalculables. Se trata de un encuentro con otros mundos posibles a través de la palabra, de la emoción y del afecto.

¿Qué más se puede pedir?
Hay que tener mucho cuidado con los contadores de cuentos, decían los clásicos, porque ellos moldean las almas. De eso hablamos.

¿Es lo mismo ser mediador que cuenta cuentos?
No. No es lo mismo.
Mediador es cualquiera que facilite por cualquier medio el encuentro con la palabra, el libro, la lectura.

¿Cómo se enriquece la relación familiar a partir de la mediación en la lectura?
El niño busca siempre los espacios de encuentro con el adulto. Nada mejor que la lectura para provocar esos encuentros en los que se siente seguro. Un niño de cualquier edad se beneficia al escuchar un relato a través de un mediador. Y por otro lado al mediador se le da la posibilidad del encuentro y de reflejarse en los rostros de los otros.

¿Cuáles son las nuevas herramientas para quienes realizan la mediación de la lectura?
Las nuevas herramientas tienen que ver con los medios sociales y hay que aprovecharlas al máximo puesto que permiten llegar a lugares aislados y crear comunidades impensables en el pasado. Sin embargo, no hay que obsesionarse con ellas. Son formatos que conviven y que, en ningún caso, anulan a los mediadores de antaño.

LIBRERA Y MEDIADORA
Para Ester Madroñero -autora e ilustradora española muy vinculada a la literatura infantil y juvenil, a la ilustración y dueña de la librería Kirikú y la bruja- cada niño y cada niña es diferente y único, sobre todo cuando se trata de su relación con la literatura, la lectura y el gusto por las diversas temáticas que abordan los libros infantiles y juveniles. Invitada también al festival de mediación de la lectura, Madroñero tuvo la oportunidad de traspasar sus conocimientos sobre mediación lectora y sobre por qué es tan importante que exista una persona, que puede ser un miembro de la familia, un profesor, un bibliotecario, que sea capaz de relatar historias a los niños, guiándolos en una relación sana con los libros y la lectura, es decir un mediador, ella misma es uno y señala que lo mejor de este oficio es “ver el brillo en los ojos de los niños y las niñas y de sus familias al escuchar una historia.

¿Cómo llegó a ser mediadora de lectura para niños?
Comencé, como profesional, en el Sector del Libro, a finales de los ochenta. Mis primeros trabajos fueron como ilustradora infantil. Pocos años más tarde, empecé a escribir mis propias historias, convirtiéndome de esta manera en la autora e ilustradora de mis obras. En esa época, eran frecuentes mis encuentros con escolares (organizados por las editoriales con las que trabajaba). Pero es desde el año 2003, año en el que abrí la librería, cuando mi papel de mediadora creció y se desarrolló. Para mí es muy importante facilitar al mayor número de niños y niñas, la posibilidad de llegar a sentir el placer de la lectura y la magia de los libros.

¿Cómo complementa su rol de librera y de mediadora?
Para mí, ambas actividades están íntimamente enlazadas. No me interesaría ser librera si no fuera una lectora que quisiera contagiar. Creo que cada uno tiene la posibilidad de cambiar el mundo para mejor, al menos un poquito, y este es uno de mis caminos.

¿Cómo trabaja los relatos en sus mediaciones?
Para mí, lo importante es mostrar que los libros están llenos de secretos y magia y contienen una gran diversidad y riqueza. Siempre cuento con el libro presente. Me gusta contar mezclando libros, por ejemplo contar la historia que recoge un álbum ilustrado con un objeto que he encontrado en un libro de magia, mezclar un relato con un experimento o una receta de cocina, construir poesías, etc. También, a veces, coordino para que nos visiten autores, ilustradores, editores, narradores.

¿Cree que ha crecido el interés de las personas por ser mediadores de lectura?
Creo que cada vez somos más las personas que comprendemos el valor de la lectura y trabajamos, desde donde estamos cada uno. Hay muchas formas de abrir puertas y ventanas para facilitar el acercamiento a los libros y el placer de la lectura.

¿Cómo ha cambiado el acercamiento de los niños a los libros gracias a la mediación?
Siempre ha habido mediadores, maestros, familiares. La mediación actual permite multiplicar las posibilidades y facilita que aumente el número de niños y niñas que lograrán ser lectores y disfrutar con los libros.

Festival de mediación de la cultura Una nueva perspectiva

La escuela de Cuenta Cuentos de la Fundación Mustakis realizó el año pasado la cuarta versión de la Maratón de Cuenta Cuentos internacional que fue visitada por más de seis mil personas en el museo de Bellas Artes. Al terminar esa maratón, Alejandra Hurtado, directora de esa escuela, tuvo la sensación de que “teníamos una misión mucho más grande, no solo de fomentar que existan cuenta cuentos y que esta escuela se lance a apoyar la mediación de la lectura, sino que lo que tenían que hacer como fundación era mostrar nuevas herramientas y dar a conocer nuevos referentes a quienes están trabajando la mediación y a quienes están con los niños. Sentimos que había que abrir el tema del cuento y el relato y dar un paso más que es encajar en libro en todo libro porque necesitamos que nuestros niños lean para pensar en la posibilidad de tener un futuro más justo, desde ahí sabemos que hay una urgencia con la lectura, pero siempre desde el placer y desde el amor”.
Es así como el Primer Festival Internacional de Mediadores de la Lectura, organizado por la fundación y por IBBY Chile, cuyas actividades se realizaron en Iquique, Valparaíso y Santiago, tuvo ese giro más orientado al fomento de la lectura enfocados en los ejes principales que tiene el fomento lector: primera infancia, medios digitales y tercera edad. Por eso tuvieron invitados como Ester Madroñero, librera y cuenta cuentos, o Rosa Tabernero, invitada por Constanza Mekis de IBBY Chile, que desde la academia nos hizo la conexión entre la importancia de escuchar los relatos de un mediador y el ser un futuro lector. Ella nos señaló cosas tan importantes como que a nivel internacional las personas que estudian educación pasan más horas estudiando análisis de evaluación que estudiando o aprendiendo sobre cómo implementar las estrategias en el aula.
En ese contexto este festival tuvo a los educadores entre su público objetivo “ya que son ellos, junto a las familias, los principales mediadores y son las personas que más pueden vincular a las personas a la lectura desde el placer, ya que esa es la única manera que nuestros niños y jóvenes lean, hay que hacerles atractiva la actividad de leer”, afirma Alejandra.
Y luego de diez días de llenar las instalaciones en donde se realizaban las actividades en Chile, se inició la gira por América Latina buscando afianzar, construir redes internacionales y apoyar la labor social de diferentes organizaciones en Sudamérica.

giraGira Chilecuenta

Buscando afianzar, construir redes internacionales y apoyar la labor social de diferentes organizaciones en Sudamérica, nueve integrantes de la Escuela de Cuenta Cuentos Mustakis participaron en la Gira Chilecuenta Cono-Sur, que los llevará a compartir su experiencia y dictar diferentes talleres, realizar funciones de cuentacuentos infantiles y familiares, intervenciones con susurradores y PUP en Uruguay, Argentina y Colombia. Una experiencia transformadora y enriquecedora para sus participantes, la que se llevó a cabo entre el 30 de agosto y el 20 de septiembre de este año. El objetivo principal fue formar una red de cuenta cuentos a nivel iberoamericano y compartir experiencias a mediadores de la lectura encargados de bibliotecas y escuelas.

constanza-mekis-2Leer: Una experiencia de vida
La carrera de Constanza Mekis está íntimamente vinculada a la promoción y al fomento lector en niños y jóvenes. Estuvo a cargo por 20 años de la Coordinación Nacional de Bibliotecas Escolares/CRA Enseñanza Básica y Media del Ministerio de Educación de Chile. Hoy es parte de la sección chilena de IBBY (International Board on Books for Young People) y desde ahí participó en la organización de este Primer Festival Internacional de Mediadores de la Lectura.
“El trabajo de la Fundación Mustakis entrega un gran aporte que le da cierta cotidaneidad a la lectura, le abre con experiencia más emocional y a través de lo lúdico te permite estar en una diversidad bien grande”, señala.

¿Cuál es el aporte de la mediación al fomento de la lectura?
Creo que desde su nacimientos el niño tiene distinto mediadores según su desarrollo, primero en los brazos de la madres luego al crecer puede ser más independiente y ahí pueden ir entrando otros mediadores que tiene singularidades especiales como una abuelo y una abuela que pueden estar más cerca del niño, o un hermano mayor. Luego viene el mundo de la escuela, ahí los mediadores de la lectura o mediadores de la cultura pueden ser múltiple, el profesor, el director, etc. Luego vienen los espacios culturales que acogen a la persona. Yo creo que tanto en las personas como mediadores como en los espacios que también actúan como mediadores: un rico espacio donde leer te facilita el contacto con el libro todo puede aportar. También creo en que la mediación de la lectura se ha ido profesionalizando cada vez más. Hay mediadores con experiencia en lectura silente, hay otros mediadores que saben mucho de la lectura informativa que te puede generar el interés en otras lecturas. Otros que tienen gusto por las palabras. Hay mediadores que pueden abrir una conversación a partir de un libro de refranes, etc.

¿Cómo se podría describir la importancia de la lectura en la vida de un niño?
Creo que un niño del siglo XXI que no tenga la experiencia lectora será un niño que no podrá entender el mundo tan complejo que le va a tocar vivir. La lectura es lo que te permite acercarte al mundo cultural real. El mundo de la literatura te muestra el mundo, todas las caras desde el norte, sur este y oeste. Te hace libre, te permite elegir lo que quieres, tener conciencia del otro lo que falta mucho hoy en la sociedad. Yo creo en el otro y escuchar al otro, sus opiniones, sus fundamentaciones. El que te habla con palabras más sabias y ese puede ser un docente, un padre, un amigo, un hermano, alguien que te entrega algo y te hace crecer, todo eso está en los libros, toda esa riqueza impresionante está ahí y descubrirla es una gran pasión que te acompaña toda tu vida”.

Reportajes Relacionados

About Author

Elizabeth Dublés

(0) Comentarios de lectores

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *