Escrito por María Ester Roblero / Nº 243 /  29 December 2016
Corporación Bocalán Confiar: El milagro de los animales en la rehabilitación

Maui, Truko, Tom, Berry, Blue y Suki no son cualquier perro Labrador. Ni Súa es una simple Golden Retriever. La línea genética de cada uno de ellos se remonta a varias generaciones de perros especialmente seleccionados y entrenados para cumplir con un delicado oficio: perros de asistencia profesionales.

La misión de Maui, Truko, Tom, Berry, Blue y Suki es acompañar a niños con autismo, o a adultos que tienen problemas de movilidad porque han sufrido accidentes vasculares, automovilísticos, o debido a otras causas, o a pacientes con diabetes para alertar episodios de hipoglicemia.

Todos nacieron en Chile, en la comuna de La Reina donde funciona Corporación Bocalán Confiar. Pero sus antepasados llegaron de España, desde Fundación Bocalán Internacional -presente hoy en 13 países- y un referente mundial en esta área que proporciona animales entrenados al servicio de personas con discapacidad para aumentar su independencia y calidad de vida.

El apoyo de Masterdog

Cecilia Marré, médico veterinario, instructora de perros de asistencia, especialista en comportamiento animal aplicado y directora fundadora de Bocalán Confiar, nos cuenta los inicios de esta entidad:
“Corporación Bocalán Confiar nació hace 14 años en Chile. Una vez titulada yo buscaba especializarme en algún área que me llenara el espíritu junto a dos de mis mejores amigas y colegas, Pía Bustos y Carolina Fernández. Viajé a Madrid, con la idea de sacar adelante un proyecto para entrenar perros como guardianes de niños, pero allá me encontré con el mundo de los perros de asistencia y con la Fundación Bocalán Internacional”, recuerda.
Al regresar a Chile Cecilia Marré organizó el primer seminario de perros de asistencia, al que vino el propio Teo Mariscal, presidente de la fundación española. El entusiasmo de Cecilia continuó y gracias al apoyo de instructores extranjeros comenzó a entrenar perros de asistencia en Chile, para realizar la primera entrega de seis perros donados por particulares en el año 2004, además de comenzar con programas de terapia asistida.
En todo este proceso de desarrollo fue decisivo el encuentro con Masterdog, marca que se maravilló con este proyecto y comenzó a hacer importantes aportes a esta corporación sin fines de lucro, no solo entregando alimentos, sino que involucrándose en su desarrollo. “Sin Masterdog -cuenta Cecilia Marré- ni Bocalán Confiar ni los perros de asistencia serían lo mismo en Chile. Su desarrollo va de la mano con el apoyo que hemos recibido de Masterdog durante estos años”.

franklin-243La historia de Franklin
Este pequeño Shih Tzu nació para estrella. De pequeñito fue entrenado en la Corporación Bocalán Confiar para lidiar con los estímulos que le podría significar participar en la teleserie Soltera Otra vez. También fue rostro de Masterdog. Hoy es parte del equipo de perros de apoyo de terapia de la Corpración Bocalán Confiar y desempeña su labor a la par con el resto de los perros, en forma estable en el programa de Terapia Asistida que se desarrolla en Teletón.

Entrenados para ayudar y mejorar la calidad de vida

Teo Mariscal, director de la Fundación Bocalán Internacional, ha definido la terapia asistida con animales como “algo mágico para algunos y científico para otros, pero siempre un placer de observar”. Y es eso precisamente lo que uno siente al encontrarse con todos estos ejemplares de perros. Ellos hoy participan en distintas áreas de trabajo:

1. Como perros de asistencia para niños del espectro del autismo, personas con discapacidad física o con diabetes. En estos casos, Bocalán Confiar entrega en comodato un perro a su usuario, el que vive con ellos para siempre.
“Con los niños con autismo el perro tiene tres misiones fundamentales -explica Cecilia-; realizar una estimulación para ayudarlos a organizar una respuesta sensorial con el fin de que el niño pueda lidiar con ambientes cargados de estímulos; contener fugas de manera benigna y ayudarle a lidiar con rutinas más estables para que pueda, por ejemplo, dormir más y mejor; comer distintas texturas de alimentos; usar distintas vestimentas”.
Con las personas que tienen alteraciones en la movilidad, el perro de asistencia les ayuda a recoger objetos, da apoyo para vestirse y desvestirse, abrir puertas y cajones, prender luces.. Y con los las personas con diabetes, el perro es capaz de detectar y alertar a su usuario cuando los niveles de glucosa sanguínea caen.

2. Como perros de apoyo de terapia, dónde el animal participa en sesiones tradicionales de rehabilitación como un recurso terapéutico más trabajando junto a su entrenador experto y un profesional del área médica. Los perros de Bocalán Confiar se desplazan con su entrenador al Instituto Teletón o al Instituto Nacional de Rehabilitación Pedro Aguirre Cerda.

3. Como perros de asistencia judicial, donde acompañan a menores víctimas de delitos sexuales en sus declaraciones frente a jueces, entrevistas forenses o en fiscalías.
Todos los perros de asistencia son entrenados con una base común, pero además reciben entrenamiento específico para cumplir cada misión. Corporación Bocalán Confiar además da un diplomado en la Universidad Mayor, forma entrenadores y también da cursos para dueños de mascotas: “Todo nuestro entrenamiento se basa en técnicas de refuerzo positivo, con ninguna técnica aversiva”.

maui-243La historia de Maui y Gabriel

Cecilia Marré nos cuenta la aventura de uno de sus usuarios, un niño con autismo y su perro de asistencia: “Maui es una perra labradora negra, de línea genética Bocalán, que nació en Chile. Desde muy chiquitita la empezamos a ver con tremendo potencial para asistir a un niño con autismo. Ella tenía el tamaño y el físico adecuado para ser acoplada con un niño pequeño, pero además un temperamento especial: es muy cariñosa, pero muy independiente y muy segura de si misma. Comenzamos a trabajar con ella, a formar sus hábitos y su comportamiento social. El perro de asistencia de un niño con autismo debe poder lidiar con ciertos estímulos, ser muy obediente, muy vinculado, pero a la vez poder tomar decisiones solo, por ejemplo para prevenir fugas o peligros”.

“En paralelo, empezamos a buscar a un usuario para ella. Debía ser pequeño, de ojalá no más de cinco años. Entonces apareció Carola Ortiz, con su hijo Gabriel Pérez. En ese momento, hace cuatro años atrás, Gabriel no hablaba, no hacía contacto visual, no toleraba tocar ni comer distintas texturas. Empezamos a trabajar con objetivos terapéuticos tres meses antes en su casa, con otros perros profesionales, un entrenador y una psicóloga. En todo este proceso, los padres de Gabriel fueron y son los guías del perro. Finalmente acoplamos a Gabriel con Maui. Ambos se transformaron en una dupla maravillosa. Hoy, el avance de Gabriel es impresionante: habla, come distintas cosas, se conecta con su familia y otras personas, sale a la calle, logra ir a un mall con Maui y su familia”, cuenta emocionada Cecilia.

Corporación Bocalán Confiar

Desde el año 2003 Corporación Bocalán Confiar, institución sin fines de lucro con personalidad jurídica entregada por el ministerio de Justicia, se dedica en Chile a:

Entrenar perros de asistencia para personas con discapacidad.
Desarrollar programas de terapia asistida con perros en distintos Institutos de Rehabilitación de nuestro país.
Desarrollar programas de apoyo a víctimas de delitos sexuales al momento de declarar.
Formar profesionales en éstas y otras áreas del entrenamiento animal, a través de cursos de capacitación reconocidos en el marco de la ley y diplomados universitarios dictados en la Universidad Mayor.
Desarrollar y difundir el Reglamento y la ley 20.025 que fue promulgada el 30 de Mayo de 2005 y que regula el uso de perros de asistencia por parte de personas con discapacidad. Esta ley garantiza el libre acceso de las personas con discapacidad con su perros de asistencia a cualquier edificio o transporte público o privado, y lo mismos derechos se otorgan a los entrenadores certificados con los perros de asistencia en entrenamiento.

Corporación Bocalán Confiar reúne a un equipo profesionalmente formado como entrenadores de perros de asistencia tanto en nuestro país como en el extranjero, además de diplomados en terapia asistida con animales, psicólogos y un equipo médico de apoyo compuesto por terapeutas ocupacionales, fonoaudiólogos, kinesiólogos y médicos veterinarios.

Reportajes Relacionados

About Author

Carolina

(0) Comentarios de lectores

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *