Escrito por Claudia Baeza / Nº 244 /  16 January 2017
Acción Social: Lugar de encuentro

Llega el verano y las vacaciones y con esto la movilización de miles de jóvenes a lo largo del país para realizar trabajos sociales, misiones, construcciones… El reconocimiento del otro, la mejora de todos los sectores de la sociedad y la ayuda concreta a las comunidades son algunas de las razones que mueven a los jóvenes a dedicar parte de sus vacaciones a la acción social.

Margarita Yuraszeck (21), estudiante de Enfermería y Matías González (22), estudiante de Derecho, ambos de la Universidad Católica son los encargados de liderar en el año 2017 la iniciativa Trabajo País.

Trabajo País es un proyecto de trabajos voluntarios organizado por la Pastoral de la Universidad Católica, que nació el 2006. Este año el proyectó convocó a más de 1.200 jóvenes que se distribuyen a lo largo de Chile desde Arica a Chaitén. El objetivo: la construcción de espacios comunitarios, lugares que permitan el encuentro de las comunidades a las que se visita. En estos 11 años Trabajo País ha construido capillas, sedes sociales, salones parroquiales, plazas, bibliotecas etc., y se ha enfocado en la satisfacción de necesidades concretas de las comunidades a través de un diseño participativo entre los vecinos y los voluntarios que participan.

El sentido de los trabajos: el encuentro con el otro

Según Margarita y Matías el sentido de los trabajos sociales es “el darse cuenta de que somos personas que necesitamos a otros, es tener la concepción de que solo, el hombre no puede ser feliz. Por esto, es fundamental la humildad, que permite darnos cuenta que somos débiles y tenemos defectos y que nos mueve a salir de nosotros mismos para ir al encuentro de otro, ya sea Cristo, las personas de las comunidades y todos los voluntarios.”

Isabel Covarrubias (26), es profesora del Colegio Los Andes y hace varios años encargada de la Acción Social del colegio. Las alumnas realizan trabajos en invierno y verano en San Bernardo y campañas a lo largo de todo el año. Isabel también se refiere al sentido que tiene hacer trabajos sociales y a la importancia del encuentro con otros.

accion-social3-244“El sentido de hacer trabajos sociales es generar conciencia de que no estamos solos en el mundo, que vivimos en comunidad y que tenemos mucho que entregar a los demás, al mismo tiempo que recibimos muchísimo del otro. En nuestro caso además, como son trabajos de las alumnas de enseñanza media, se genera un lazo entre ellas que va más allá de un contexto de amistad. Se forma un grupo humano preocupado por los demás”.
Belén Jottar (18), alumna de IV medio de este colegio y que ha participado varias veces de estos trabajos agrega que los trabajos son una muy buena oportunidad para dejar de lado las comodidades y entregarse de la mejor forma a la gente que lo necesita. “Creo que es una muy buena ocasión para olvidarse de uno mismo, además es una experiencia en la que se aprende mucho y se crece como persona”.

Sin embargo, Margarita y Matías, de Trabajo País, exponen que hay que tener cuidado con perder el foco y usar los trabajos para tranquilizar la conciencia.
“No se debe pensar que el entregarse a los demás es un acto heroico por el cual debemos ser alabados. Hemos sido privilegiados al recibir tanto, pero ese privilegio nos debe mover a trabajar en forma gratuita por quienes no han tenido la misma suerte que nosotros… No debe ser un acto de deber, porque de esa manera estaríamos utilizando a los demás como medio para sentirnos tranquilos… Estamos llamados a vivir una solidaridad desinteresada”.

Carmen Larraín (19), es estudiante de Ingeniería Comercial de la Universidad de Los Andes, participó muchas veces en los trabajos de su colegio y ahora ha podido vivir la experiencia de los trabajos en la Universidad. Carmen, al igual que Matías y Margarita piensa que hay que tener cuidado con perder el verdadero sentido de la acción social y prepararse para eso.

“Los trabajos generan espacios donde uno puede compartir con gente que uno no conoce, aprender de ellos y al mismo tiempo dar lo mejor de ti. Es algo totalmente recíproco. No se trata de dar algo material y olvidarse de la persona con la que estás compartiendo. Lo importante es no perder el sentido, no hacer trabajos para calmar la conciencia y hacer check de que estás ayudando a otro, sino que es ir a ayudar y aportar a la sociedad de manera desinteresada”.

accion-social2-244El proceso de preparación

Razones para ir a trabajos sociales o misiones puede haber muchas y todas son válidas, desde hacer algo con el tiempo libre, probar nuevas experiencias, conocer gente etc. Pero estas instancias requieren dedicación, preparación e involucrarse desde antes de partir.

Según los jefes nacionales de Trabajo País “es fundamental realizar una reflexión previa a los trabajos, darnos cuenta de por qué lo estamos haciendo, qué estamos buscando. Creemos que durante los trabajos todas estas preguntas se van respondiendo de las formas más diversas”.

Isabel propone también que en la preparación previa es muy importante conocer e involucrarse con el lugar. Conocer gente y sus necesidades para ir con objetivos concretos. “Conocer el lugar, saber cuales son las necesidades especificas de éste y de las personas, conocer a la gente con la que uno va a trabajar. Dar a conocer el verdadero sentido de los trabajos y para eso tener objetivos concretos. Tal vez objetivos no tan soñadores. En una semana no podemos cambiar la sociedad pero si podemos sembrar pequeños cambios en las personas”.

Para los voluntarios que participan, la organización es muy importante. Belén y Carmen como voluntarias, plantean que ayudar en la organización permite saber realmente a lo que uno va y conocer al grupo para poder trabajar mejor en equipo.  “En el proceso de preparación cada uno tiene que poner de su parte.. Conoces gente de distintas edades de las cuales uno aprende mucho, adquiere contactos y experiencias. Conseguirse alimentos, ayudar, visitar el lugar, etc, te ayudan a que en el minuto que estás en trabajos estás más preparada”.

Finalmente Margarita y Matías creen que es muy importante tener la experiencia de ir a trabajos. “Nos permite darnos cuenta de que realmente, lo que recibimos y aprendemos es mucho más de lo que damos. El darnos cuenta de esto, permite orientar toda la vida y darle sentido a cada cosa que hacemos y cada decisión que tomamos. Que nos demos cuenta por qué estamos en la tierra, qué nos produce verdadera alegría y que nos motiva a actuar y vivir. Nuestro gran objetivo es que trabajando juntos, los voluntarios, la Iglesia y las comunidades, Chile, logre ser un lugar de encuentro”.

Reportajes Relacionados

About Author

Carolina

(0) Comentarios de lectores

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *