Escrito por María Soledad Barros / Nº 245 /  13 March 2017
Un rito valioso: el cuento antes de dormir

Con el hábito de la lectura de un cuento o un libro en forma regular antes de acostarse, no solo estimulas el lenguaje y el vocabulario de tus niños. También fortaleces el apego y las relaciones familiares.
Leer un cuento o un libro antes de ir a la cama puede incentivar otros procesos como la creatividad, la imaginación e incluso algunas habilidades socio-emocionales importantes para toda la vida.

Si bien sabemos que el dormir bien es esencial para que los niños y jóvenes se desarrollen correcta física y psicológicamente, existen pequeñas rutinas como leer un libro antes de ir a la cama que ayudarían no solo a despejar la mente y preparar el cuerpo para el sueño, sino también a potenciar la imaginación, la memoria y la concentración.

La lectura desde una temprana edad se asocia con mejores habilidades lingüísticas y alfabetización, pero también es una gran oportunidad para fortalecer las relaciones familiares, establecer conexiones emocionales y compartir de manera divertida y agradable. Sin darte cuenta, tus niños irán adquiriendo un hábito que les permitirá entender que esa actividad se relaciona con la hora de ir a dormir.

De acuerdo a María Gabriela Barros, educadora de párvulos y post grado en Literatura Infantil, mientras más rutinas tengan los niños, mejor, sobre todo en el proceso de ir a dormir que muchas veces se transforma en una batalla. “Invitarlos a la escucha del cuento tiene que ser algo súper motivante y entretenido”, señala.

Pero no todos los cuentos son apropiados para leer antes de dormir. Moira Wilson, educadora de párvulos y especialista en Alfabetización de la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, explica que los mejores cuentos para leer antes de dormir deben ser de historias o enseñanzas positivas, recalcando temas como el amor, la familia, amistad y con toques de diversión. “La idea es que los niños escuchen historias que los dejen pasivos y contentos antes de irse a dormir, fomentando la rutina del sueño donde se busca un estado de tranquilidad tanto física como emocional”, recalca.

SE ACONSEJA
Usar un tono de voz más calmo, ya que con el cuento buscamos cerrar el día de una forma tranquila y relajada para comenzar a dormir.

SE RECOMIENDA EVITAR
Aquellos cuentos donde existan niveles de fantasía que puedan producir ansiedad o algo de temor en los niños; los cuentos con muchas imágenes, para incentivar la escucha por sobre la observación a la hora de dormir; y las historias con onomatopeyas -o sonidos que recrean voces o lenguaje de animales, por ejemplo- ya que esto también activa a los niños.

 

 

 

 

 

 

 

contar-cuentos2-245Qué leer antes de dormir

1. Consejos para domesticar monstruos / Neva Milicic & Soledad López de Lérida – 32 páginas
Las pesadillas no tienen por qué ser para siempre. Al menos eso descubrió Lucas, un niño valiente que te enseñará cómo usar tu imaginación para superar el miedo a los monstruos.

2. ¡No me quiero ir a la cama! / Tony Ross – 32 páginas
La pequeña princesa no entiende por qué debe acostarse si no está cansada, o levantarse cuando tiene sueño. Siempre tiene excusas para no hacer lo que debe, lo que evidencia la importancia de unos buenos hábitos de sueño.

3. El domador de monstruos / Ana María Machado – 64 páginas
Sergio piensa que hay un monstruo en su cuarto. Le da mucho miedo, pero decide enfrentarse a él. No está dispuesto a dejarse asustar por los monstruos, pues está decidido a vencerlos.

4. Mamá, ¿Por qué… tengo que dormir? De Anna Casalis – 14 páginas
Con la ayuda de un pequeño osito, los padres podrán explicar a sus hijos, de una forma divertida y graciosa, lo importante que es descansar bien para estar siempre en forma, alegres y dispuestos a aprender cada día.

Reportajes Relacionados

About Author

Carolina

(0) Comentarios de lectores

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *