Escrito por María Soledad Barros / Nº 246 /  03 May 2017
Elementos básicos de un botiquín

Los niños juegan, se caen, se rasmillan. Pero hay ocasiones en que ciertos golpes o magulladuras requieren una atención especial que podemos entregar en la casa. Para ello debemos estar preparados y tener un botiquín con todo lo necesario para detener el dolor y las lágrimas.

Tener un botiquín o un kit de primeros auxilios a mano es imprescindible para cada hogar, en especial en aquellos con niños pequeños. Contar con algunos elementos básicos puede hacer una gran diferencia cuando se produce un accidente o enfermedad.

Para la doctora Andrea Alba, Jefa del servicio de Urgencia de la Clínica Las Condes, y el doctor Thomas Leisewitz, médico familiar de la Red de Salud UC CHRISTUS, un botiquín casero debe armarse, como primera medida, en base a las indicaciones de su médico tratante y con medicamentos que tus niños usen en forma habitual.

Es importante recalcar también que el contenido de este kit de primeros auxilios sirve para usarse en casos de emergencia, pero no reemplaza la evaluación del médico ni debe entenderse como automedicación permanente.
A continuación les entregamos una lista de elementos básicos y cosas que no pueden faltar en el botiquín de tu casa.

Antisépticos y soluciones:
Suero fisiológico (para lavar heridas).
Alcohol para desinfectar la piel alrededor de la herida. No se usa en la herida misma.

Materiales de aseo y curación:
Jabón gel para desinfectar las manos de quien practicará los primeros auxilios.
Guantes de látex para no contaminar el área que se tratará.
Dos jeringas estériles de 20 cc., para lavar a chorro las heridas.
Gasa para ser usada como compresa o como vendaje para cubrir y proteger las heridas.
Tela antialérgica (de papel) para pegar la gasa.
Parches adhesivos o curitas.
Steri strip o una sutura cutánea adhesiva, ideal para cerrar pequeños cortes o heridas.
Venda elástica para asegurar y proteger lesiones de torceduras o esguinces.
Férulas de aluminio en caso de esguince de un dedo, sirve para inmovilizarlo hasta ser atendido en un servicio de urgencias.

Medicamentos de uso habitual en un botiquín (revisar su uso y dosis con el médico de cabecera)
Analgésicos y/o antiinflamatorio.
Antialérgicos (alergias respiratorias y cutáneas).
Antidiarreico.
Antibiótico dérmico.
Analgésico antiinflamatorio tópico.
Antiespasmódico (dolor tipo retorcijones o cólicos. Si el dolor persiste. consultar con un médico).
Antiácido.
Antigripal.
Antimareo.
Lágrimas artificiales.

Otros:
Termómetro
Tijeras para cortar vendas o ropa.
Pinzas.
Linterna.

Recomendaciones:
El botiquín debe ser metálico o de plástico; nunca de género. Además se sugiere guardarlo en un lugar fresco, fuera del alcance de los niños.
Revisa los medicamentos y sustituye todos aquellos que estén vencidos, sucios o dañados.
Agrega todos aquellos medicamentos que tu o algún miembro de tu familia utilicen en forma regular.

Reportajes Relacionados

About Author

Carolina

(0) Comentarios de lectores

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *