Escrito por Jorge Velasco / Nº 250 /  28 August 2017
El mejor lado de las redes sociales

¿Qué las redes sociales pueden ser peligrosas para los niños y jóvenes? Cierto, pero no todas y no siempre. En muchos casos pueden ser un área para desarrollar la personalidad y diversas habilidades. Es lo que sucede con musical.ly, una aplicación en la que en solo 15 segundos y con gran ingenio sus protagonistas cantan, hacen playback, actúan o cuentan chistes. Repasamos la experiencia de Alfred_do, un joven chileno que lidera el uso de la aplicación en este país, con más de 300.000 seguidores.

Para muchos, especialmente los adultos, cuando les hablan o mencionan musical.ly no saben de qué se trata. Pero hay más de 90 millones de personas en todo el mundo, especialmente niños y jóvenes entre 11 y 16 años, en que su solo nombre les hace todo el sentido: es una app y/o comunidad global en la que sus usuarios pueden crear breves videos de 15 segundos, donde realizan playbacks y coreografías de éxitos musicales, interpretan diálogos de películas, cuentan chistes o incluso cantan con su propia voz. La diferencia es que, en vez de hacerlo frente al espejo de la pieza o del baño, como ocurría antaño, ahora lo hacen frente al celular, lo graban y lo difunden por esta red social.

¿La clave? Tener ciertas dotes interpretativas y ser creativos para hacer sus breves rutinas. Algunas funcionalidades de musical.ly son similares a las de otras herramientas, como el botón de “Me gusta” y tener seguidores. Quienes se integran a esta red son los musers y, como sucede en Facebook o YouTube, hay algunos mejor posicionados y que tienen más arrastre que otros.

Es lo que ocurre con Alfredo, un joven chileno de 19 años que en 2016 se inscribió en musical.ly. Si bien se encuentra estudiando el primer año de Ingeniería Comercial, su gusto por la televisión, el cine y las artes visuales e interpretativas lo han marcado desde niño. Alfred_do, como se lo conoce en esta app, tiene 300.000 seguidores y es uno de los principales musers de Chile. A estos fans se suman 150.000 en YouTube (Alfred.okay), donde tiene un canal en el que comenta sus vivencias, y otros 100.000 en Instagram.

Ingresó como muser a fines del año pasado, cuando la app no era muy conocida en Chile, con la idea de promocionar y vender PopSockets, elementos que permiten sostener el celular desde su parte posterior para facilitar la filmación de videos personales. Pero, como ocurre en muchas áreas, el que llega primero a nuevo nicho corre con ventaja por sobre el resto.

En un comienzo hacía videos de comedia, con su propia voz y chistes inventados por él. Después siguieron las canciones con playback. Pasó de tener 5.000 seguidores a liderar durante tres meses el ranking de los musers chilenos. El tema tomó vuelo durante el verano, cuando los responsables de musical.ly le entregaron una corona, visible en su cuenta para los usuarios, que certifica, de alguna manera, la calidad de sus contenidos. “Al principio me daba vergüenza grabar videos. Pero llegó un punto en que ya no, la gente me reconocía”, dice Alfredo.

En poco tiempo, de lo virtual pasó a lo real. Para que sus seguidores lo conozcan personalmente, comenzó a realizar juntas a las que acuden algunos cientos de niños y niñas para tomarse fotos y conversar con él. Además, musical.ly lo invitó a asistir a Vidcon, una de las mayores convenciones de video online en el mundo, realizada a fines de junio en Anaheim, California. “Fue una de las mejores experiencias que he tenido en mi vida. Pude conocer a mis ídolos. Desde chico que veo videos de personas que por lo general viven en Los Ángeles”, dice Alfredo. Era recién la segunda vez que viajaba fuera del Chile.

Sin dudas, ha sido un semestre movido. Recientemente, lo contactó también una cadena de supermercados para promocionar sus spinners en las redes sociales, y su tienda online Chilli Squad, que comercializa poleras, carcasas para teléfonos y PopSockets, ha tenido un gran éxito y sigue al alza.

Habilidades Interpretativas

Musical.ly y las otras redes sociales revolucionaron el mundo de Alfredo, cuya vida era bastante diferente hace un año. El menor de cinco hermanos de una familia con un fuerte gen artístico, hasta tercero medio su desempeño académico no se destacaba especialmente y su talento interpretativo todavía no explotaba. Pero en ese curso formó parte del taller de teatro y al finalizar el año interpretó el rol del genio en la obra Aladino. Fue una revelación.
“Alfredo es un creativo nato. La gente que lo quiere y aprecia lo que ha hecho, le da herramientas y medios para liberarlo en su instinto. El mejor ejemplo de ello fue cuando hicimos esta obra. El resultado fue un éxito, creando un personaje auténtico. Todo esto, tomando en cuenta que siempre Alfredo ha sido humilde y honesto”, comentan sus profesores de teatro, Gonzalo Losada y Josefina Latorre.

Así las cosas, el que haya llegado a musical.ly sigue una cierta lógica. “Esta app promueve la ampliación de muchas habilidades cinematográficas e histriónicas, que él había ido desarrollando anteriormente en su interés por grabar y hacer videos y también por este despertar en el mundo de la expresión teatral”, cuenta Caroline, su madre, quien destaca el lenguaje visual y estético desarrollado por su hijo en los videos que publica en esta comunidad. Al mismo tiempo, valora el ingreso de Alfredo a las redes sociales. “Ha sido como una proyección de su desarrollo emocional. Yo creo que él tiene un fondo artístico que, de alguna manera, se ha encauzado a través de este canal”.

De alguna manera, Caroline está a la expectativa de lo que pueda ocurrir con su hijo en el futuro. “Esto puede tener un potencial positivo de comunicación, en la medida en que él vaya generando contenidos valiosos. Puede ser un líder de opinión positivo y espero que vaya hacia allá”.

Respetar y Acompañar

A fines del año pasado Caroline se dio cuenta de que Alfredo era famoso. Acudió a una junta con sus fans en el Parque Araucano, a la que lo acompañaron sus dos hermanos hombres. Todos quedaron un poco en shock: regalos y cartas de cientos de admiradores, especialmente mujeres.
Entre medio, Alfredo estaba confundido: tenía que rendir la PSU y no sabía qué carrera escoger. Su familia, lo ayudó no solo a tomar una opción vocacional en la que pueda expresar sus cualidades y desempeñarse laboralmente en el futuro, sino también a enfrentar adecuadamente su reciente fama en las redes sociales. “Esta familia tiene un estilo en el cual él sabe qué hacer y qué no. Todo ha contribuido a que vea cuáles son las posibilidades que se le ofrecen. Hay un tema valórico de base. Al nivel que está Alfredo, todavía puede manejar las cosas. Pero de repente entra en situaciones que lo superan, como cuando surge alguna publicidad”, comenta Caroline. Se trata de una postura que radica, en forma importante, en el respeto por su libertad, sabiendo -como dice su madre- que “le hemos entregado algunas herramientas”.

El ingreso a musical.ly también ha tenido otros positivos efectos colaterales. Alfredo ha incluido en sus videos y ha alentado a que sea un activo muser, a un hermano que tiene un cierto grado de discapacidad. “Para él también ha sido un campo de expresión y desarrollo interesante. Hace sus videos todos los días”, comenta Caroline.

Para el futuro, a Alfredo le gustaría vivir en otro país -Estados Unidos o México- donde las redes sociales tienen un potencial mayor, hacer más videos, generar su propio contenido e incorporarse a alguna productora para trabajar como actor. “Ahora me siento mucho más feliz de quien soy. Mi vida se hizo mucho más entretenida gracias a todo esto”, afirma.

Su madre lo ve contento y realizado y está asombrada de su alta capacidad de emprendimiento. “Si él no hubiese encontrado esto, quizás en qué estaría. Por eso, yo siento que este espacio de expresión, creatividad y desarrollo en este lapso de un año, para mí ha sido una gran sorpresa. En esto hay que respetarlo, apoyarlo y acompañarlo. Ese es el modelo”, finaliza Caroline.

Reportajes Relacionados

About Author

Carolina

(0) Comentarios de lectores

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *