Escrito por María José Harismendy / Nº 251 /  25 September 2017
Rodearse de verde

Las plantas no sólo embellecen nuestro entorno. También equilibran los ambientes, les dan más armonía y mejoran sustantivamente nuestra calidad de vida.

El contacto diario con la naturaleza es beneficioso para todos, pero muchas veces por falta de espacio, tiempo o acceso no lo tenemos. Una buena manera para hacerlo es integrar a las plantas en todos esos espacios en los que estamos gran parte del día, tanto en la casa como en la oficina.
Diversos estudios concluyen que el decorar con plantas, sobre todo aquellos lugares más encerrados, reportan amplios beneficios ambientales, físicos y sicológicos. Algunos de ellos son:

• Oxigenan el aire: Por su proceso biológico, consumen dióxido de carbono y son grandes generadores de oxígeno. Esto ayuda a absorber la contaminación intradomiciliaria, que muchas veces es superior a la externa. También reducen olores, polvo, ácaros, humo de tabaco y gases provocados por artículos de limpieza, entre otros.

• Adornan: Son un aporte a la estética de cualquier lugar. Además, hay para todos los gustos, ya que existe una amplia gama de portes y colores.
Reducen el ruido: Actúan como pantalla, reduciendo de gran manera el ruido ambiental interno y externo del lugar.

• Buenas para la salud: Humedecen los ambientes y limpian el aire, lo que ayuda a reducir enfermedades como el asma, alergias, tos, sequedad de garganta, fatiga y resfríos.

• Nos generan satisfacciones a nivel sicológico: Aumentan la autoestima, nos dan sensación de estabilidad y contribuyen a mejorar el estado anímico, ya que nos entregan sensación de bienestar, calma, relajo y optimismo.

El paisajista Fernando Valle (www.vallevitale.cl) nos entrega una lista con algunos de los mejores ejemplares para poner en nuestra casa y oficina:

plantas-251

Según el experto, hay que tener especial importancia en su cuidado, ya que las plantas necesitan un poco de nuestro tiempo y dedicación.

Cuenta, además, que todas son de exterior, solo que algunas de ellas se adaptan mejor a los interiores y que pese a esta característica necesitan de luz natural, aunque unas más y otras menos.

El riego debe hacerse dos veces por semana. Es esencial fijarnos en la humedad de la tierra, ya que es el mejor indicador para ver si una planta necesita agua. También es muy importante mover cada dos semanas la tierra del macetero con el fin de que no se compacte, así el agua y el aire circularán de buena manera.

Reportajes Relacionados

About Author

Carolina

(0) Comentarios de lectores

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *