Escrito por Equipo Hacer Famila / Nº 256 /  05 abril 2018
Apego: ¿Cómo puedo ayudar a mi guagua a vincularse conmigo?

Para Anastasia Fernández, psicóloga del Servicio de Neonatología de Clínica Las Condes, absolutamente todo lo que aprenden los niños durante los primeros meses de vida lo hacen a través de los papás y por lo tanto la atención que le den a sus guaguas en esta etapa es fundamental. “Estar cerca, no solamente para las primeras necesidades biológicas como el hambre, el frío o el sueño, sino también para la contención es de vital importancia”, asegura.

Aquí entrega algunos consejos para fortalecer los vínculos de apego:

1. Todo pasa por la piel: El concepto de la piel tiene un rol fundamental en los primeros meses de vida. El 98% de las transferencias comunicativas del recién nacido son a través de las piel, por lo tanto todo lo que podamos hacer para vincularnos con nuestra guagua debe ser a través de este tipo de contacto.

2. Brazos, brazos, brazos: Aunque hoy en día la sociedad nos dice que no hay que tomar mucho a las guaguas en brazos porque se mal acostumbran, la experta en apego señala que eso es un mito. “Durante los primeros meses de vida los niños necesitan los brazos como una necesidad básica más”, señala. Esto se debe en gran parte a que se sienten poco contenidos en su propio cuerpo y necesitan que otra persona les dé la seguridad que tuvieron durante los nueve meses en el útero de su madre.

3. Eliminar la ansiedad: Lo más importante al momento de vincularte con tu guagua es que tanto ustedes, los papás, como la guagua estén tranquilos. Armar una pequeña rutina para que el recién nacido sea capaz de predecir lo que viene le ayudará a bajar los niveles de ansiedad.

4. Cuidar los momentos de alimentación: Independiente del tipo de lactancia, ya sea exclusiva o en fórmula, los momentos de alimentación son muy importantes para la vinculación con nuestra guagua. Mirarla a los ojos, hacerle cariño, hablarle despacito, ayudan a formar un vínculo de forma más directa. Por otra parte, muchas mamás tienen la preocupación de que si no pudieron tener lactancia materna la guagua no se va a apegar. Para Anastasia Fernández esto es un mito ya que una mamá o papá que da mamadera en forma contendedora y cariñosa también puede generar un vínculo seguro con su guagua.

De acuerdo a la Asociación Americana de Pediatría, los recién nacidos deben dormir en la misma pieza de sus padres hasta por lo menos cumplir el primer año. Para ello, lo ideal es poner una cuna al lado de tu cama, de ese modo, tendrás total y rápido acceso a tu hijo para satisfacer todas sus necesidades.

Qué es el Método Madre canguro o Kangoroo care

Se trata de un tipo de cuidado que entrega enormes beneficios al desarrollo de todos los recién nacidos. También conocido como contacto piel con piel, este método implica comunicación directa en el pecho de la mamá o el papá. El abrazo, la contención, escuchar los latidos del corazón o la voz de sus papás, le ayudará a generar importantes vínculos de apego.
Beneficios para los recién nacidos:
1. Diversas investigaciones muestran que este método produce una mayor vinculación con los padres y como resultado, más calma y menos estrés lo que impacta positivamente en su cerebro y su desarrollo emocional.
2. Regula su ritmo cardíaco, respiración y temperatura.
3. Mejora el crecimiento del perímetro cefálico y favorece el aumento de peso.
4. Estabiliza el funcionamiento de sus órganos y su capacidad de autorregulación.
5. Experimentan menos dolor y lloran menos.
6. Ayuda a mejorar los patrones de sueño.
7. Ayuda en la alimentación, ya que está comprobado que las madres que lo practican aumentan la producción de leche materna.

Fuente: www.kangaroocareusa.org

Reportajes Relacionados

About Author

Carolina

(0) Comentarios de lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *