Escrito por periodista y creadora de miramaria.cl, Valentina de Aguirre / Nº 257 /  28 abril 2018
Cómo ir a un museo con niños y no morir en el intento

Muchos papás se preguntan cuál es la edad perfecta para empezar a llevar a sus hijos a los museos, y el solo imaginar a los niños corriendo entre las obras los hace entrar en estado de pánico. ¡Pero no es tan difícil! Hay algunos consejos que pueden servir para hacer la experiencia lo más agradable posible.

Lo primero es tratar de llevarlos desde que son muy chicos, aunque parezca que “no entienden nada”. Así, se van a relacionar de manera más natural con el arte. Otra buena idea es guiarlos en la visita: contarles cosas sobre el artista o algún dato divertido sobre la obra. Atrévete a preguntarles qué es lo que ven o cuál es su obra favorita, y así se mantendrán entretenidos. Y, por último, tómatelo con calma y deja que fluya. No intentes recorrer un museo entero, y elige las salas que más puedan llamar su atención. Si todo falla, ¡relájate!… Ya habrá tiempo para seguir explorando nuevos museos.

dibujos-257ARTE EN ORDEN

A estas alturas del año, probablemente ya han ido acumulando varios dibujos hechos por sus hijos. Y es ahí cuando surge la eterna pregunta: ¿hay que guardarlos todos?, ¿qué hago con todos estos dibujos? Acá, algunas ideas.

• ¡Regálales a los abuelos! Siempre van a ser los más felices de tener obras de arte de sus nietos para mostrarle a sus amigos.

• Arma una pequeña galería de arte rotativa. Cuelga algunos marcos de foto en una pared y deja que tus hijos te ayuden a elegir qué obras de arte destacar. Así, se pueden quedar con sus favoritas y pueden ir cambiándolas una vez al mes.

• Sácales una foto y a la basura. Hay que aprovechar los beneficios de la modernidad, y la memoria digital es uno de ellos.

• Úsalos para otros proyectos. Puedes convertir sus dibujos en tarjetas de cumpleaños, papel de regalo, o hasta en un remolino. Imagínate que es un lindo papel y echa a volar la imaginación.

• Enséñales que es más importante el proceso que el resultado y que, por eso, se pueden botar. Eso sí, siempre es importante que los niños participen y te ayuden a elegir.

Reportajes Relacionados

About Author

Carolina

(0) Comentarios de lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *