Escrito por Priscilla Heiss P. / Nº 256 /  12 April 2018
Linda Nathan: “El arte es capaz de cruzar las barreras sociales”

Esta reconocida profesora ha trabajado toda su carrera con niños vulnerables en Puerto Rico y Estados Unidos. Hoy, a cargo de la Academia de las Artes de Boston, reconoce cómo el teatro, la música y las artes, en general, juegan un rol fundamental en el desafío de la educación. En enero pasado, fue invitada como una de las exponentes de la segunda versión de Puelche Frutillar, el foro de Creatividad y Aprendizaje, y se hizo un espacio para hablar con revista Hacer Familia sobre la importancia de la artes en el desarrollo de los jóvenes de hoy.

Profesora adjunta de la Escuela de Educación de Harvard, autora de numerosos libros y publicaciones, y fundadora y Directora Ejecutiva de la Academia de Artes de Boston, Linda Nathan, es sin duda, una eminencia en temas de educación. El foco de su carrera ha estado ligado a su trabajo con niños y jóvenes vulnerables con los que ha podido poner a prueba la importancia del arte en las salas de clases.

En su reciente visita a nuestro país, conversó con revista Hacer Familia sobre su visión de que el arte puede llevar al niño a tener un sentido de comprensión humana profundo, dado que vivimos en un mundo hoy donde no hay mucha tolerancia. “Creo que el arte, más que cualquier otro contenido o materia, tiene la emoción y la habilidad de colaborar, de comunicar y eso es muy importante, creo que nos puede ayudar a salvar este mundo al que, a veces, de verdad le tengo miedo”, señala.

Has hecho una carrera relacionada con niños y jóvenes vulnerables. ¿Qué has podido observar en estos años que te permita asegurar que el arte es fundamental en la educación?
– Lo que he visto es que hoy casi todo tiene que ver con los resultados que los niños obtienen en un examen y nada más. Sin embargo, hoy en Estados Unidos vivimos tiempos horribles, violentos, de poca tolerancia y creo que se debe a que nos hace falta ponernos en los zapatos de otros para entendernos. Es necesario que comprendamos otras culturas y entendamos la importancia de la diversidad del ser humano. Y estoy convencida de que eso se logra mediante el arte. Soy de la postura de que si ponemos flautas y libros en las manos de todos los muchachos, si les enseñamos a escribir cuentos y poesía, podemos tener un mundo mejor, de eso estoy segura porque lo he presenciado como profesora.

¿Qué aconsejas para convencernos de esto en nuestro país?
– Cuando empecé mi carrera era maestra bilingüe y trabajaba con niños latinos que no hablaban inglés. Era una escuela donde había afroamericanos y blancos, y entre ellos no había ninguna relación. Pero siendo maestra de teatro los puse a todos a preparar una obra y les dije que quien quisiera tener el primer papel tenía que ser bilingüe, entonces las barreras del idioma se acabaron y fue justamente eso lo que los unió. Empezaron a trabajar juntos contra sus prejuicios, e hicieron una obra maravillosa. De esta manera convertimos la escuela y redujimos la violencia que existía. Estoy segura de que el arte, en cualquiera de sus formas, tiene la gracia de comunicar, y enseña a cómo trabajar en conjunto, pensando y mirando a los demás.

¿Y qué has encontrado en el teatro?
– Empecé a usar teatro en mis clases de inglés, en Puerto Rico, porque vi que tenía ese enganche especial con los alumnos. Luego, en Boston, en escuelas muy urbanas. Como maestra de matemáticas me permitía atraer a los alumnos a través de su práctica e incluso enseñarles material que antes los alumnos no tomaban en cuenta.

¿Cuál es la misión detrás de la Academia de Artes de Boston?
– En cierta manera el propósito es crear artistas y niños que, además de saber leer y saber matemáticas, sepan mirar al mundo. Queremos que sea una escuela para la nación y que se pueda demostrar que estamos en marcha de cambiar el mundo.

¿Qué buscas transmitir a tus alumnos y profesores en esta Academia que tiene tanta fama en tu país?
– Quiero que aprendan que ellos viven para su propio ser, pero también para su familia y para mejorar su comunidad. Entonces deben aprender a cómo ser artistas que también trabajen para la comunidad, lo que significa ser personas y ciudadanos a los que les importa lo que pasa a su alrededor y en el mundo. Creo que los graduados aprenden esto y es lo que hemos venido haciendo desde los comienzos.También estamos trabajando en un programa de liderazgo para entrenar y preparar a los nuevos líderes por medio del arte . Apreciar el arte, cantar o actuar, son experiencias que amplían la mente, que hacen una diferencia y que estoy segura ayudan a ser mejores profesionales.

RECOMENDACIONES

Para los papás:
De acuerdo a Linda Nathan, estos son tiempos difíciles y recomienda que los padres le transmitan a sus hijos la importancia de tratar de “caminar en los pies de otros” y de empatizar con la gente que tienen a su alrededor. Aquí entrega dos consejos a seguir:
En el mundo de hoy es fundamental que los niños sepan no sólo aprender sino también comprender de otras culturas y de la diversidad del ser humano. El teatro es un medio fantástico para trabajar en conocer y ponerse en el lugar de otras personas, porque tienes que transformarte en otra persona.
Los padres debieran pensar que la vida es larga y que los hijos necesitan de lo académico, pero que también es fundamental tener experiencias artísticas. El arte tiene una manera especial y única de comunicar, de escuchar y expresar.

Para los profesores:
Para Linda Nathan los profesores también deben experimentar con las artes, el canto o la música. Esto no solo les ayudará a abrir su mente, sino también a conectarse con los distintos tiempos de aprendizaje de cada alumno. Para ello recomienda:
Generar vínculos en la sala de clases. Trabajar junto a los niños, conocerlos, mirarlos y respetarlos es el punto de inicio de una buena relación.
El arte tiene la sutileza de cruzar las barreras raciales y sociales, por lo que siempre deben transmitirle a sus alumnos que ellos también viven para los demás.Solo así mejorarán su entorno y comunidad.
Los profesores deben tratar de conectarse con los tiempos de aprendizaje de cada alumno, lo que es sumamente difícil porque cada uno es diferente el otro. Lo importante es buscar la mejor manera de hacerlo.

¿Cómo crees que se puede empoderar a los educadores de esta mentalidad?
– Creo que eso es justamente lo más difícil, pero siempre digo que hay que tratar y pensar que sí puedes hacer un cambio. Darles experiencias a los profesores para que puedan cambiar su visión y mejorar para que sus alumnos los sigan, suena difícil. Pero no todo tiene que ser desde cero. Es mejor modelar lo que ya existe, pues, hay muchas cosas buenas que rescatar. Lo importante para los maestros o profesores es aprender a conocer las diferencias entre los niños. Siempre van a haber algunos que son más lentos a la hora de escribir y leer, otros a sumar o multiplicar, pero hay que saber leer y respetar las diferencias, los tiempos, etc. Sé que es un trabajo difícil, pero nunca imposible.

¿Qué le recomiendas a los padres para poder darles a sus hijos esta mirada creativa de las artes?
Es curioso, porque, normalmente los padres con dinero saben que es importantísimo que sus chicos aprendan música, baile, artes visuales. Entonces a veces les digo a los otros padres, a aquellos más necesitados o en situación de vulnerabilidad, que eso que hacen los chicos ricos es para todos los chicos, que todos nacimos cantando y tenemos derecho a hacerlo. Estoy convencida de que el arte ayuda a formar personas íntegras, capaces de entender diferentes culturas y posturas. Debemos pensar que la vida es larga y mostrarles a nuestros niños que hay caminos diferentes, no solo uno. Las artes importan, también los resultados, pero creo que el arte tiene que llegar a todos lados, no sólo a las personas  con dinero y oportunidades.

¿Te genera esperanza lo que se pueda hacer en nuestro país?
Me da mucha esperanza ver que hay lugares donde están tratando de llevar la creatividad a las aulas, lo que es un desafío muy grande. Creo que hay que ser optimistas e imponer la creatividad como un gran tema, de lo contrario vamos a graduar una generación de muchachos carentes de alegría y de experiencias diferentes.

Tú has dicho y piensas que el arte podría regalar la paz al mundo…
Sí, absolutamente porque creo que el arte, en todas sus formas, es capaz de cruzar las barreras y los obstáculos que existen entre las personas. El artista ve a través de un cristal especial, tiene la habilidad de ver donde otros no llegan, y cuenta con una sensibilidad especial. Creo que la paz es una esperanza y el arte tiene esa manera especial de comunicar.

WhenGritIsntEnough-256The hardest questions aren’t on the test (Las preguntas fundamentales no están en el examen)
– Editorial: Beacon Press
– Paginas: 224 / Idioma: Inglés / Disponible en: Amazon
En este libro, Linda Nathan cuenta sobre sus experiencias a la cabeza de la Academia de Artes de Bosto, creada en el año 1998. Su relato es personal, anecdótico y a la vez totalmente enfocado en la problemática de las “grandes preguntas” existentes en educación. A través de historias, que demuestran la importancia de las preguntas propuestas, Nathan articula una visión de la manera en que las escuelas pueden crecer. Presenta su propuesta de conectarse con cada alumno en sus propios términos, usando un currículo basado en la enseñanza de las artes para fomentar el pensamiento creativo y la capacidad de expresión.

thehardestquestion-256When grit isn´t enough (Cuando el coraje no es suficiente)
– Editorial: Beacon Press
– Paginas: 184 / Idioma: Inglés / Disponible en: Amazon
En su último libro, Linda Nathan investiga cinco suposiciones sobre la educación actual y revela cómo estas creencias ocultan la inequidad sistémica. Al haber una brecha entre estas falsas promesas y las experiencias vividas de sus estudiantes en el Boston Arts Academy, argumenta que es hora de que los educadores se enfrenten a estos incómodos problemas y exploren cómo pueden ayudar mejor a todos los estudiantes, aumentar las tasas de retención universitaria y desarrollar alternativas para la universidad que no pongan en desventaja a los estudiantes por motivos de raza o ingresos económicos.

Reportajes Relacionados

About Author

Carolina

(0) Comentarios de lectores

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *