Escrito por Equipo Hacer Famila / Nº 258 /  31 mayo 2018
Cómo manejar los celos entre hermanos

No importa qué edad tenga tu primer hijo o hija, ellos tendrán que hacer algunos ajustes cuando un nuevo hermano o hermana llegue a la casa. Aunque todos sepamos que las cosas probablemente se calmarán, aquí les entregamos algunos consejos que les ayudarán a que el período de transición y de cambios sea más fácil para todos:

Niños menores de 24 meses

• Qué esperar: Si bien, muchas veces creemos que los niños tan chicos no se dan cuenta de la llegada de una nueva guagua a la casa, la doctora en psicología Fran Walfish, autora de The Self-Aware Parent, señala que esta edad es la más difícil para que nuestros niños acepten a un nuevo hermano. Señala que aunque veamos que nuestro hijo mayor no parezca visiblemente molesto por la guagua, es posible que sea porque todavía no sabe cómo manejar ni expresar la pena o frustración que está sintiendo, por lo que su única herramienta será hacer pataletas y escándalos cada vez que no le guste algo.

• Cómo manejarlo: Asegúrate de dedicarle tiempo exclusivo a tu hijo mayor, incluso si son solo 15 minutos mientras la guagua duerma o esté en brazos de otra persona. Recuérdate de sonreír cuando tu hijo entre en tu pieza, de darle besos y abrazos cada vez que puedas y de dejarlo participar en las cosas que le llamen la atención. No caigas en la trampa de negociar o convencer a tu hijo de que se quede tranquilo mientras estás dando papa o haciendo dormir a la guagua. Explícale cariñosamente que, apenas termines, vas a estar con él.

mama-que-se-mueve-258LECTURA RECOMENDADA

Mamá ¿qué se mueve ahí adentro?
Por Bernardita Romero. / Editorial Amanuta.
A través de entretenidas rimas e imágenes, este libro ayuda a los más pequeños a enfrentar la llegada de un nuevo integrante a la familia.

 

im-a-big-sister-258I’m a Big Sister  o ( I’m a Big Brother)
Por Joanna Cole / Editorial Harper Collins.
Una nueva hermana mayor compara todo lo que ella puede hacer con lo poquito que pueden hacer las guaguas, lo que le hace ver a sus papás lo especial que es.

 

Niños de 2 a 3 años

• Qué esperar:
A esta edad la mayoría de los niños se vuelven un poco más llorones y dependientes, una vez que la novedad de la guagua se acabó. Es posible que retrocedan en algunos de los logros que han alcanzado a esta edad, como volver a tomar en mamadera o usar pañales. Los rituales para la hora de dormir pueden alargarse y toparse con la hora de la papa o sueño de la guagua. “La mayoría de los niños pequeños y preescolares se sienten muy en conflicto con un nuevo hermano. Algunos quieren volver a ser guagua, y otros quieren autonomía e independencia”, señala la asesora de padres y doctora en psicología Jenn Berman, autora de The A to Z: Guide to raising happy, confident kids.

• Cómo manejarlo:
Déjalo que interactúe con la rutina de la guagua algunos ratos durante el día. Pídele que te acompañe mientras das papa o la mudes. Cuanto más le permitas entrar en este nuevo mundo más divertido se volverá. Para ayudar a que tu hijo se adapte a su nueva vida, planifica nuevas rutinas con anticipación mientras estés embarazada. Delégale algunas nuevas responsabilidades al papá o la abuela y muéstrale que ellos lo pueden hacer tan bien como tú. Trata de evitar echarle la culpa a la guagua porque ya no lo puedes acompañar en todas sus actividades. Con el tiempo aprenderá a compartir tu tiempo con los demás

miamor-258LECTURA RECOMENDADA

Mi amor
Por Astrid Desbordes / Editorial Kokinos.
Este libro es especial para que el hermanito/a mayor tenga muy claro que, por encima de todo lo nuevo que pueda acontecer en la familia, su mamá lo quiere incondicionalmente.
Antes de ir a dormir el niño protagonista del libro le pregunta a su mamá: “¿Me querrás toda la vida?”. Ella le contesta de una forma muy especial, y le relata cuándo, cómo, por qué lo quiere tanto y siempre lo querrá.

Reportajes Relacionados

About Author

Carolina

(0) Comentarios de lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *