Escrito por Jorge Velasco / Nº 257 /  25 mayo 2018
La importancia de las historias familiares

Ana María Woolvett lleva varios años dedicada a rescatar las anécdotas, detalles y relatos íntimos de personas y familias. “La historia familiar es la primera en responder la pregunta más básica de todas, saber de dónde venimos, ya que habla de la identidad y del origen de las personas”, afirma. Su trabajo puede ayudar a niños y jóvenes a comprender mejor su origen, entregándoles más herramientas que les permitan construir su futuro.

Como historiadora, a Ana María Woolvett Ortúzar desde hace varios años que le atrae el acervo que hay detrás de cada familia. Por eso, además de su labor académica en la Universidad de Los Andes, se dedica a investigar y realizar memorias familiares, de personas, organizaciones y empresas, que presentan en los más diversos formatos: libros, videos, documentales, cómics u otros que le pidan. La idea es que no queden guardadas en un cajón, sino que cada persona que accede a ellas vuelva una y otra vez a hojear sus páginas, recorrer sus fotos o presenciar cada testimonio.

Es la búsqueda de historias corrientes y muchas veces anónimas, recopiladas para transformarse en un tesoro que se transmita de generación en generación. “Quienes mandan a hacer un libro o historia familiar, piensan que están dejando un legado. Por otro lado, existe una necesidad de perpetuarse y también de saber de dónde vienen”, comenta Ana María Woolvett.

Fue su misma experiencia de vida la que, en parte, la motivó a indagar en el pasado de las personas y de su linaje. Descendiente de inmigrantes ingleses e italianos, desde niña escuchó relatos sobre sus antepasados y la importancia que tenían para la cultura de su familia.

¿Por qué es importante recopilar la historia familiar?
– La historia familiar es la primera en responder la pregunta más básica de todas, saber de dónde venimos, ya que habla de la identidad y del origen de las personas. En alguna medida, nos cuenta quiénes somos y nos permite entendernos mejor. También es importante para aceptarse a sí mismo y explicarse la propia personalidad. La historia de nuestros abuelos, por ejemplo, va más allá de lo que hicieron, sino que también habla de sus intereses, sus formas o talentos.

¿Por qué es relevante conocer la biografía familiar en el contexto actual?
– En esta cultura globalizada que trata de uniformarlo todo, la búsqueda de la identidad familiar es mucho más importante, porque me permite como persona pararme en el mundo. En ese contexto, el relato familiar entrega ideas sobre quién soy. Esto hay que verlo en el sentido positivo y negativo. Cada familia va construyendo sus propios relatos. En general, estos hablan de las cosas buenas de cada una, pero cuando creces te das cuenta de que hay algunas que no lo son tanto. Esas también ayudan. Porque cuando uno se hace adulto se da cuenta de que corre riesgos y buscar antecedentes puede ayudar a enfrentarlos.

Identidad y Pertenencia

Conocer la historia familiar puede ser útil para conocer de dónde viene cada persona y perpetuar una forma de ser, hacer y ver el mundo. Pero, más allá de todo eso, también puede influir en el desarrollo de la identidad de los preadolescentes. Es un aspecto que a Ana María le toca de cerca: de sus cuatro hijos, los dos mayores tienen 13 y 11 años. “Comienzan una etapa de búsqueda de identidad. En esta edad empiezan a pensar sobre sus propios talentos. Es la edad en la que comienzan a tomar sus propias decisiones. Se hacen las primeras preguntas fundamentales y definen qué les gusta y qué no”, explica.

¿Por qué es valioso que los niños y jóvenes de 11 a 14 años conozcan su historia familiar?
– La historia familiar los hace sentir parte de algo más grande en el tiempo. Los hace ser conscientes de una herencia, de que tienen bisabuelos y abuelos que tuvieron sus propios proyectos familiares que hicieron posible que ellos existan y que, de alguna manera, sean quien son. La historia familiar también les muestra esos lazos de pertenencia, que les permiten proyectarse desde un lugar sólido.

¿Cómo les ayuda a desarrollarse?
– En la medida en que nos conocemos mejor, podemos tomar mejores decisiones sobre nuestro futuro. Estos niños están en una etapa en la que se encuentran decidiendo quiénes son y generando su identidad. En esta edad (11 a 14 años) y en la adolescencia son los momentos más importantes para que un niño conozca aspectos de su propia identidad.

¿Sentirse parte del proyecto familiar les ayuda en la estructuración de su identidad?
– La identidad, en general, entrega pertenencia. En el mundo actual, un núcleo cercano como la familia juega un rol más importante aún que hace unos 50 años, cuando se daba por descontado, pero donde no existía el fenómeno de la globalización. Hoy día hay muchas identidades que están puestas en tela de juicio, pero esta es la primera que adquirimos y tal vez la que más segura debiéramos de tener.

coco-257El ejemplo de Coco

En 2017, Coco revolucionó el cine mundial (ganó dos premios Oscar) y también al público chileno: con más de dos millones de espectadores, es la película más vista en nuestro país durante los últimos 30 años. Coco habla de Miguel, un joven de 12 años que vive en la zona rural de México y que tiene un gusto innato por la música, a pesar de que en su familia está prohibido dedicarse a ella. Sin embargo, descubre que su tatarabuelo había sido cantante y compositor, y emprende un gran viaje para conocer su historia.

“Lo que pasa en Coco es lo que sucede hoy en nuestras casas. Me parece que las nuevas generaciones tienen poco contacto con la historia de sus ancestros. Ese contacto y esa conversación de sobremesa, en la que se hablaba de los antepasados se ha perdido muchísimo. En ese sentido, la película me parece que encarna a estas nuevas generaciones, que se ven muy alejadas del relato de la historia familiar. Pero es muy clara en mostrar que no podemos ignorar nuestra herencia, tanto en la genética como en las costumbres”, comenta Ana María Woolvett.

 

Reportajes Relacionados

About Author

Carolina

(0) Comentarios de lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *