Escrito por Fotos Gentileza Fundación Plades, Priscilla Heiss P. / Nº 258 /  28 June 2018
Paul Collard: “Los estudiantes necesitan independencia y autonomía para ser creativos”

Aprender a mirar el entorno y usarlo como recurso para el aprendizaje, desarrollar la independencia y la imaginación son aspectos fundamentales para educar a niños y jóvenes creativos, capaces de enfrentar la vida y de acomodarse a los tiempos cada vez más cambiantes en los que diariamente navegamos como sociedad.

A la cabeza de la Creativity, Culture and Education (CCE) o Fundación Internacional para el Aprendizaje Creativo, Paul Collard lleva al mundo programas que hablan y enseñan de aprendizaje creativo a los colegios. Algo que él considera como fundamental en un escenario mundial cambiante, en que miles de niños y jóvenes con historias difíciles están condenados a no recibir una educación que les permita reinventarse y salir adelante.

De visita en Chile, específicamente en Frutillar, donde lleva a cabo el programa piloto “Aprendizaje Creativo”, desarrollado por Fundación Plades y cofinanciado por InnovaChile Corfo, habló con Hacer Familia sobre la importancia de la autonomía en los estudiantes, así como del rol de profesores y de los padres en el desarrollo creativo.

¿Por qué cree que la creatividad puede ser una herramienta importante para enfrentar el futuro?
– Porque los tiempos cambiaron. Hace unos años ibas al colegio y ahí estudiabas lo que necesitabas saber para el trabajo que harías toda tu vida. Eso no volverá a suceder. Incluso si aprendes en el colegio todo lo que necesites para el trabajo que vas a tener en el futuro, éste estará en constante cambio. Hoy lo que se necesita es enseñar a practicar la capacidad de afrontar la vida de manera flexible, y lamentablemente los colegios de hoy no entregan este tipo de conocimiento.

Entonces, la pregunta que cabe hacerse es ¿cuáles son las habilidades que se necesitan hoy para tener éxito en un mundo cambiante?
En creatividad nosotros lo resumimos en los siguientes hábitos: curiosidad, imaginación, persistencia, disciplina y colaboración. Esto, porque cuando les preguntamos a los empleadores alrededor del mundo qué buscan de los postulantes, todos te hablan de esas habilidades. Cuando hablas de trabajo duro, hablas de persistencia, de resolver problemas, de imaginación y curiosidad, del trabajo en equipo y de colaboración. El problema es que hoy estas habilidades son difíciles de encontrar en los jóvenes que salen de los sistemas de educación y, por ello, en Europa hay miles de puestos de trabajos vacíos.

Creo que hoy es importante pensar en la resiliencia y cómo los niños con dificultades logran usar la imaginación para descubrir de dónde vienen y así comenzar a cambiar sus vidas. Lamentablemente, en mi experiencia, esto no está pasando. Los niños y jóvenes de familias con dificultades se estancan y no avanzan. No son capaces de imaginar un futuro diferente a lo que les tocó vivir. La clave es que puedan pensar y decir: “Vengo de una familia con un padre violento, pero puedo sobrevivir a eso y transformarme en otra persona. Me voy a reinventar”. Ese tipo de imaginación es absolutamente central para ser un niño y luego un adulto resiliente.

¿Qué significa para usted ser creativo?
– En nuestra fundación creemos que la creatividad atraviesa muchos temas. Es un conjunto de comportamientos y podemos decir que no solo los artistas son creativos. Por ejemplo, hay muchos científicos creativos que tienen los mismos hábitos de creatividad que creemos que todos podemos desarrollar. Nosotros estamos interesados en la creatividad del diario vivir, porque lo necesitamos para sobrevivir en este mundo.

¿Qué podríamos hacer en Chile, con un sistema de educación antiguo, para cambiar la mentalidad y trabajar en este tema?
– Lo que proponemos en nuestros programas es cómo desarrollar la creatividad en los currículos de educación actuales. No se trata de la creatividad como un tema nuevo a estudiar, sino que lo debes desarrollar e integrar cuando haces clases de matemáticas, arte o geografía. Desde los programas de la fundación, trabajamos con profesores normales para que puedan incluir la creatividad en sus clases. Aquí en Chile empezamos en un colegio de Frutillar y no hemos visto problemas para llevarlo a cabo. Yo diría que la situación actual de Chile tiene más o menos las mismas dificultades que en otros países, un currículo muy amplio. Hoy es más importante aprender menos contenido, pero de una manera más profunda, señala Paul Collard.

¿Cuál es la clave de los programas que imparten con su fundación?
– Hemos estado entrenando profesores de escuelas públicas en Frutillar y creo que la clave está en aprender a cómo resolver cada problema de diferente manera, y eso los educadores lo pueden hacer. Para ello ponemos artistas en las clases, que les dan otra mirada y les enseñan a cómo poder hacerlo en cada materia, aunque requiere de mucho trabajo para incluirlo en cada área. La lógica es “enseñarles a enseñar” de una manera diferente y cómo eso puede cambiar el sistema. Lo difícil de hoy es que hay miles de jóvenes en el mundo que vienen arrastrando una niñez o juventud con dificultades y que tienen un mal desempeño escolar. Eso es algo que me parece muy injusto en todo el mundo. Es por eso que en Inglaterra nos estamos enfocando en trabajar en las escuelas primarias.

¿Cómo ha sido la experiencia en Frutillar?
– Fantástica. La verdad se trata de un laboratorio muy interesante, donde están muy involucrados para investigar profundamente sobre el aprendizaje. Creo que la clave en innovación creativa en educación es que nunca termina. Es un viaje constante y lo esencial es la calidad del viaje. Eso es lo que hoy se está haciendo en esta ciudad de Chile, donde el equipo es muy entusiasta en aprender lo que están haciendo con los niños; en la sala de clases, las discusiones y las pruebas.

¿Qué podemos hacer como padres para fomentar la creatividad en nuestros hijos?
– Creo que los padres pueden hacer una gran diferencia y para ello es fundamental que se involucren. En la fundación estamos interesados en desarrollar la creatividad en niños y personas jóvenes, porque necesitan habilidades fundamentales para ser adultos exitosos. Pero, ¿cuál es la clave para desarrollar la creatividad? La independencia y la autonomía como individuo para ser creativo. Lo importante es tener el espacio para aprender acerca del lugar en que vivimos, y eso no es posible si siempre están encima de ti enseñándote. El enseñar es muy importante, pero los padres deben dar independencia para aprender. Tenemos que enseñarles a los niños a que tomen decisiones acerca de lo que ellos quieren hacer.

También me parece que el aprendizaje es un comportamiento y lo aprendemos por medio de la imitación. Para ello, recomiendo que cada familia busque una actividad o un tema del que ninguno sepa y aprendan juntos. O en lugar de mandarlos a clases de música, intentar aprender a tocar el piano o la guitarra juntos; así ellos verán que tú también estás aprendiendo y lo entenderán. También puedes dejar que ellos mismos te enseñen cosas, porque nadie aprende en realidad hasta que no le enseña a alguien más. A los padres siempre nos gusta mostrar, creemos que lo sabemos todo, pero me parece importante que juntos experimenten el proceso de aprendizaje y ellos se hagan cargo de sus decisiones.

Consejos para los profesores
Los profesores sí pueden aprender a enseñar de manera diferente, y mirar las cosas desde otro punto de vista.
Hay que aprovechar los recursos de la naturaleza: el paisaje, el volcán, el lago o los árboles son elementos que pueden ser protagonistas en los procesos de aprendizaje.
Darles a los niños la oportunidad de que encuentren autonomía, tomen decisiones a que sean curiosos e imaginativos.
No olvidar la  resiliencia. Enseñarle a los niños a ser fuertes e imaginar que, aunque hayan tenido una niñez o juventud difícil, pueden reinventarse como personas, que su pasado no los condiciona.
La creatividad se puede resumir en los siguientes hábitos: curiosidad, imaginación, persistencia, disciplina y colaboración.

Consejos para los padres
Intenten experimentar el aprendizaje con los hijos realizando juntos alguna actividad o investigando sobre un tema en común.
Dejar que los hijos nos enseñen cosas a nosotros. ¡Se van a sorprender!
Los padres debemos enseñarles a afrontar la vida.
Todas las personas pueden desarrollar la creatividad, no se trata de algo que solo le corresponde a los artistas.

Reportajes Relacionados

About Author

Carolina

(0) Comentarios de lectores

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *