Escrito por Equipo Hacer / Nº 259 /  05 July 2018
Cómo abordar los “terribles dos”

Si bien la celebración del segundo cumpleaños de los niños es un momento lleno de alegría y felicidad, para algunos padres les es difícil ignorar una sensación de temor ya que se acercan a pasos agigantados a los “terribles dos”.
Esta etapa se caracteriza porque la palabra “no” comienza a dominar el vocabulario de los niños, y las pataletas empiezan a formar parte de su comportamiento constante. Aunque sus arrebatos puede ser frustrantes, ten en cuenta que sus acciones no son actos de desafío dirigidos hacia nosotros los papás, sino un signo de que está desarrollando la independencia y aprendiendo a expresar la frustración. Aquí hay algunos consejos para ayudarlos a sobrellevar esta etapa:

1. Qué son las rabietas:
Las pataletas o rabietas son provocados por la frustración que les causa la incapacidad para completar una tarea que creen que deberían poder hacer por sí mismos, además de no poseer las habilidades del lenguaje para expresar lo que les está pasando. Son normales para el desarrollo de los niños y disminuyen notoriamente a partir de los cuatro años, una vez que las habilidades motoras y del lenguaje estén mejor desarrolladas. Aunque este es un período difícil, intenta hacer que esta etapa sea lo más positiva posible. En el futuro, enseñarle a tu hijo cómo manejar sus emociones será una de las mejores enseñanzas que les puedas entregar.

2. Cómo manejar una pataleta:
Hay que entender que los arrebatos o pataletas son tan desagradables para los papás como para los niños. Afortunadamente, hay tácticas que se puede usar para calmar la situación. De acuerdo a un artículo publicado en la revista estadounidense Parents, es importante mantener la calma y evitar inadvertidamente reforzar el comportamiento. Mantén tus emociones bajo control. Si estas aumentan, también lo harán la de tus hijos. No te rías ni te enfrentes a ellos. En cambio, espera a que se calme, y una vez que lo haya hecho entrégales consuelo y guía. Habla con ellos en un tono relajado y enséñale a expresar sus sentimientos a través de las palabras.

3. Cómo manejar pataletas en público:
Dejar que tu hijo llore en la casa es una cosa, pero cuando lanza un ataque en público, es vergonzoso y caótico. Comienza por tratar de sacar a tu hijo de la situación llevándolo a un lugar tranquilo, como el auto o el baño. Abrázalo fuerte hasta que la rabieta se detenga y entrégale la misma orientación como lo harías en tu casa. Sin embargo, es importante hacerles entender que no siempre vas a ceder antes sus demandas. Esta es una etapa importante para definir los límites necesarios para su desarrollo posterior.

4. Cómo prevenir una pataleta:
Las rabietas se disparan generalmente cuando los niños tienen hambre, están cansados, aburridos o cuando se sienten sobrepasados. Anticipa estos eventos prestando atención a las señales y reacciones no verbales de tu hijo ante diversas situaciones. Llevar pequeñas colaciones, acompañarlo para que tome una siesta o hacer juntos alguna actividad tranquila son buenas alternativas para ir calmando su comportamiento.

5. Pequeñas opciones:
Si bien se necesita disciplina para mantener a un niño seguro y enseñarle la diferencia entre lo correcto y lo incorrecto, es igualmente importante darle a los niños cierto control sobre su vida. Para hacer esto, dale pequeñas opciones: pregúntale qué ropa se quieren poner, o qué les gustaría llevar de colación al jardín. Eso sí, trata de evitar las preguntas abiertas ya que estas pueden causar frustración.

Reportajes Relacionados

About Author

Carolina

(0) Comentarios de lectores

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *