Escrito por Evelyn Araos / Nº 259 /  05 July 2018
La importancia del juego en el desarrollo de los 0 a 2 años

En esta primera etapa, que es muy rápida, intensa y llena de nuevos aprendizajes, es sumamente importante que estimulemos el desarrollo de nuestros niños a través de un gran aliado: el juego. Para esto, serán esenciales los diferentes sentidos que nos permiten la interacción con nuestro entorno.

Esta herramienta es un medio muy importante para conseguir no solo que nuestros niños adquieran nuevos aprendizajes, sino que nos permitirá conectarnos y vincularnos con ellos. En estos tiempos revueltos y con gran demanda para los padres, es esencial lograr dedicar espacios de tiempo diarios al juego. No es necesario contar con un ejército de juguetes, lo que ellos necesitan, es a sus padres mostrándoles el mundo y qué mejor que hacerlo de una forma entretenida y jugando.
Debido al desarrollo cognitivo de los niños y a sus posibilidades según su desarrollo motor, los 0 a 2 años se caracterizan por ser una etapa sensorio-motora, donde prima la manipulación de objetos, la exploración a través de los juegos de tipo causa-efecto.

Si bien esta etapa abarca los dos primeros años de vida, es importante saber que la estimulación de los niños debe ir dirigida de acuerdo a los diferentes hitos del desarrollo psicomotor correspondientes a su edad, teniendo en cuenta ciertas variaciones en el juego a realizar.

El Centro de Desarrollo del Jardín Infantil y Sala de cuna Kidsway, cuenta con una amplia experiencia en Terapia Ocupacional. Su objetivo es favorecer la participación y el desempeño de los niños en contextos cotidianos y naturales. Brinda la posibilidad de adquirir mayores destrezas en relación a la autonomía, la regulación sensorial, el desarrollo motor (fino y grueso), mejorar e incrementar la participación social y el goce en las interacciones sociales y respecto del juego.

Más información en www.kidsway.cl/centro-de-desarrollo/

juegos-estimulacion2-259Claves para la estimulación del juego

0 a 6 meses
Durante los primeros meses, los bebés se encuentran más limitados respecto al movimiento. Es por esto que la estimulación se centrará en juegos que impliquen manipulación de objetos de menor tamaño, que posean sonidos diferentes y que visualmente sean atractivos. Cerca de los cinco o seis meses, o una vez que logren sentarse con apoyo, aumentará su campo de acción, por lo que se recomienda comenzar con los juegos de causa-efecto. Exploren diferentes texturas, desde las más suaves a las más ásperas. Desde el algodón a la esponja lavaplatos. Deja que tu hijo las toque, se las lleve a la carita, toca sus pies y abdomen con ellas. En un palito de helado puedes pegar diferentes texturas y así ocuparlas en diferentes partes de su cuerpo. Exploren colores (contrastes en blanco y negro), sabores, olores, sonidos.

6 a 12 meses
Esta etapa se caracteriza por que se entremezcla lo sensorial y el desarrollo de nuevas habilidades motoras. Al ser una fase de mayor exploración motora y donde los niños se preparan para la marcha, la manipulación de objetos es más precisa. Alrededor de los nueve meses comienza el uso de pinza con los dedos, permitiendo una manipulación más fina. Al mismo tiempo, cerca de los diez a 12 meses se instaura el concepto de intención, por lo cual comienza su interés por los juegos que impliquen conseguir algo.

12 a 24 meses
Luego del primer año de vida llegan las primeras palabras, la marcha y el desarrollo de habilidades más específicas. En esta etapa los niños preferirán juegos que impliquen apilar objetos de diferentes formas y colores, y juegos de encaje simples. Más cercano a los dos años le llamarán la atención juegos con disfraces, muñecas u objetos que los incentiven a imitar situaciones de la vida cotidiana. Esto es muy importante porque sentará las bases para la siguiente etapa.

Reportajes Relacionados

About Author

Carolina

(0) Comentarios de lectores

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *