Escrito por Equipo Hacer Famila / Nº 262 /  10 octubre 2018
¿Conoces la enfermedad boca-mano-pie?

Causada por el virus Coxsackie A16, la enfermedad boca-mano-pie es una afección altamente contagiosa que suele aparecer en los meses de primavera. Se caracteriza por la aparición de unas pequeñas vesículas o puntos rojos alrededor de la vía bucal, las manos, los pies y, a veces, en glúteos y detrás de las rodillas. Es común en los menores de cinco años que van al jardín infantil o preescolar, pero también puede presentarse en niños mayores o en los adultos.

Síntomas

Según el doctor Juan Pablo Torres, infectólogo infantil de Clínica Las Condes, los síntomas al principio pueden parecer un resfrío. Además de fiebre, falta de apetito, desgano o decaimiento, los niños pueden presentar dolor abdominal y de garganta.
Después de unos dos días aparecen las primeras erupciones alrededor de la boca y de las manos, para luego trasladarse a los pies y a la zona perigenital. En la mayoría de los casos esta enfermedad no es grave y casi todos los niños se recuperan en un plazo de siete a diez días.

Recomendaciones para prevenir el contagio

De acuerdo a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, la enfermedad de boca-mano-pie es más contagiosa durante la primera semana. No obstante, en ocasiones puede seguir infectando varias semanas después de que hayan desaparecido los síntomas.

Juan Pablo Torres explica que, para evitar el contagio, es muy importante disponer estrictas normas de higiene en el hogar. Aquí entregamos algunas recomendaciones:

• Evita los besos en la boca con tus hijos, compartir el chupete, probar la comida o leche de tu guagua para ver si está bien de temperatura, y usar los mismos vasos y cubiertos con personas que tengan la enfermedad.
• Lávate bien las manos con agua y jabón antes y después de cada muda, y bota los pañales sucios dentro de una bolsa plástica. Hazlo también antes de preparar los alimentos y previo a comer.
• No toques los puntos rojos o sarpullido, ya que el virus también se aloja en ellos, y no apliques ninguna crema sobre la erupción. Eso puede resultar en una sobre infección y en que ingresen algunas bacterias a la piel que está dañada.

¿Sabías que?
Al tratarse de un virus, no existe tratamiento farmacológico para controlar la enfermedad. De acuerdo al doctor Juan Pablo Torres, el procedimiento solo consiste en administrar elementos de soporte para mantener al niño bien hidratado o modular su fiebre si fuera muy alta.

Reportajes Relacionados

About Author

Carolina

(0) Comentarios de lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *