Escrito por Jorge Velasco / Nº 262 /  25 octubre 2018
Programas Educativos: 5 caminos para enseñar mejor

Para muchos, la educación formal basada en la memorización de contenidos y en profesores que solo se dedican a “dictar” clases es cosa del pasado. ¿Cómo se prepara a niños y jóvenes para aprender a aprender, desarrollar habilidades blandas y ser personas íntegras? Repasamos cinco metodologías de enseñanza que apuntan a una formación con calidad para una o más etapas del proceso de aprendizaje escolar.

 

 

PYP (Primary Years Programme) Educación Transdisciplinaria

Aplicado en diversos colegios británicos, el programa PYP tiene una metodología basada en el constructivismo. Busca desarrollar a los niños en todas sus dimensiones y trabaja sobre su capacidad para indagar y descubrir a partir de sus intereses, tanto dentro como fuera de la sala de clases.

miguelramos-redland-262“Como colegio sabemos que los alumnos más pequeños son curiosos, ingeniosos y creativos y que aprenden del mundo mediante experiencias de aprendizaje desafiantes y conectadas con su entorno. En este sentido, el juego se transforma en un excelente vehículo de aprendizaje, dejando de lado las clases frontales, centradas en el profesor”, explica Miguel Ramos, coordinador PYP del Redland School. En este contexto, la sala de clases se transforma en un espacio dinámico, que promueve el juego, la indagación, el descubrimiento y el trabajo colaborativo. Esto permite desarrollar las dimensiones cognitiva, socioemocional y física de los niños.

El PYP se organiza en torno a seis temas transdisciplinarios: quiénes somos, cómo nos organizamos, dónde nos encontramos en el tiempo y en el espacio, cómo funciona el mundo, cómo compartimos el planeta y cómo nos expresamos. Estos van más allá de especialidades específicas, estableciendo conexiones a través de la exploración de conceptos.

De esta manera, se da origen al Programa de Indagación del Redland School, que se aplica desde prekínder hasta cuarto básico, ya que a partir de quinto se emplea el Middle Years Programme o MYP. “Cada año, los niños exploran temas que tienen una meta de comprensión, que se llama Idea Central. Esta es una gran idea que puede ser abarcada desde diferentes áreas como lenguaje, ciencias sociales, arte, entre otras”, comenta Ramos.

“Los padres en PYP tienen un papel muy importante, pues forman parte de la comunidad de aprendizaje y, por lo tanto, también deben desarrollar el perfil de la comunidad con sus atributos. Además, son una gran fuente de indagación, pues con su experiencia pueden apoyar el desarrollo de las unidades. Nuestra comunidad de padres visita constantemente las salas de clases, dando charlas o compartiendo su experiencia para que los niños amplíen su horizonte”, agrega Miguel Ramos. Cada año, el Redland School organiza una ronda de talleres, en los cuales invita a los padres a ponerse en el lugar de sus hijos y desarrollar una experiencia de aprendizaje que les permita profundizar su comprensión sobre el PYP y entender la dinámica que se genera en las salas de clases.

IMPLEMENTACIÓN
Un colegio que quiera implementar el PYP debe ponerse en contacto con la Organización del Bachillerato Internacional (IB). Primero hay que explorar si este programa es factible de implementar. Posteriormente, se inicia un proceso de dos años en los que se deben asegurar los estándares del IB para convertirse en un colegio autorizado. Una vez aprobado, cada cinco años los establecimientos educacionales vuelven a tener visitas de evaluación. Todo el proceso es acompañado de un programa de capacitación intensivo y permanente.


Janette-Fuentes-262Comunidades de Aprendizaje: Educación desde y para la sociedad

Comunidades de Aprendizaje es un proyecto de transformación social y cultural, que nace a partir del establecimiento educacional y se expande a toda la comunidad, gracias a la participación de familiares y voluntarios en las decisiones y actividades de la escuela.

Su concepto clave consiste en que el aprendizaje depende de las interacciones entre personas. “Es una metodología participativa, abierta a la escuela y su entorno. Promueve un aprendizaje dialógico y colaborativo para la construcción de una sociedad igualitaria, intercultural y solidaria”, dice Janette Fuentes Naveas, directora de la Escuela Peñuelas de Coquimbo, donde se utiliza este sistema.

Las Comunidades de Aprendizaje promueven siete actuaciones educativas de éxito, que a lo largo de 30 años han probado elevar el aprendizaje de los alumnos en todas las asignaturas, bajar los índices de repetición y abandono de los estudiantes y aumentar la participación de toda la comunidad en el proceso de aprendizaje. Entre otros beneficios de su aplicación, apunta Janette Fuentes, destacan el aumento de las expectativas de los alumnos, profesores y de la comunidad, la educación en valores de convivencia y la revalorización de los docentes.

Las actuaciones educativas exitosas incluyen el establecimiento de grupos interactivos en las aulas, que facilitan el intercambio entre alumnos, voluntarios y padres; la realización de tertulias literarias en las cuales los niños intercambian puntos de vista a partir de la lectura; la apertura de la escuela a la participación de los familiares, para recoger sus intereses e ideas para la educación de sus hijos; la preparación pedagógica continua de los docentes; y el establecimiento de bibliotecas tutorizadas que funcionan fuera del horario de clases, para extender el tiempo de aprendizaje.

IMPLEMENTACIÓN
Se lleva a cabo a través de cinco fases: sensibilización, donde se conoce la base científica del proyecto y se identifican fortalezas y desafíos de la escuela; toma de decisión, cuando el establecimiento educacional, las familias y la comunidad deciden ser una comunidad de aprendizaje; sueño, cuando se establece el tipo de escuela y comunidad que se quiere ser en el futuro; selección de prioridades en relación a los sueños más urgentes, relevantes y compartidos; la planificación, cuando se deciden las acciones a emprender.

“Necesita que todos los integrantes tengan las ganas de querer mejorar el quehacer pedagógico. Para esto es necesario conocer los fundamentos teóricos que sustentan este proyecto, para así entender cómo se puede implementar en la escuela. Es necesario acercar a los apoderados al tema de las comunidades, de manera que se familiaricen con él y colaboren”, resume Janette Fuentes.


Fernando-Maffioletti-262VESS: Formación integral

El modelo VESS (Vida Equilibrada con Sentido y Sabiduría) fue creado por Ana María Fernández y Gilberto Pinzón, quienes a partir del año 2001 formaron la red de educación para la infancia Education 1st Inc. (Edu1rst), con seis centros infantiles en Estados Unidos y otros dos colegios en Colombia. Hoy la red VESS está presente en más de 70 establecimientos educacionales en el mundo. A Chile llegó en 2014 con la consultora Focus como su representante y aliado estratégico para su implementación y expansión. Se emplea en diez establecimientos educacionales, entre los que se encuentra el Colegio Sagrado Corazones de Manquehue.

“Más que una metodología, VESS es un cambio de paradigma educativo. Es pasar del esquema tradicional (aprendizaje de contenidos, memorístico, centrado en el profesor, con estudiantes en fila y pasivos) a un esquema en que los estudiantes son protagonistas de su propio aprendizaje, a través del desarrollo de la comprensión. El profesor es un mediador y generador de contextos, a través de los cuales el conocimiento se adquiere en un trabajo cooperativo centrado en las habilidades y competencias a desarrollar”, explica Fernando Maffioletti, rector del Colegio SS.CC. Manquehue.

VESS es un modelo ecléctico que recoge varias ideas del Proyecto Cero de la Escuela de Graduados de Educación de la Universidad de Harvard. En pocas palabras, entiende que la educación debe trascender el academicismo. Por eso, el aprendizaje debe ser enfocado desde una concepción en la cual se establece que para aprender hay que comprender y pensar. Para VESS hay dos áreas de desarrollo: un área del ser, a través de la cual se forman personas con balance, equilibrio, sentido, propósito y sabiduría, y otra que busca que la persona se convierta en un aprendiz para la vida.

“Es importante destacar la posibilidad de trabajar la integralidad del currículum, sin separar lo académico de lo valórico o formativo. El estudiante va aprendiendo de manera holística, integrando el razonamiento con las emociones, haciendo transferencias y conexiones de lo que aprende en un momento con otros aprendizajes de otras dimensiones. El proceso es compartido y visible, construyendo una historia de aprendizaje”, comenta Fernando Maffioletti.
Esta forma de trabajo implica algunas ideas fuerza que se presentan en la labor cotidiana en los colegios: todos son aprendices (estudiantes, docentes, apoderados, directivos), por lo cual un establecimiento se transforma en una comunidad de aprendizaje, en la que el error y tomar riesgos son consideradas instancias de aprendizaje; se entiende al profesor como un arquitecto de contextos de aprendizaje, que desafía y apoya los procesos de los estudiantes; se aprende con otros, a través de la búsqueda conjunta y la resolución de desafíos de manera colaborativa; además de memorizar, es esencial la comprensión de los contenidos.

IMPLEMENTACIÓN
Para VESS, destaca el rector del Colegio SS.CC. Manquehue, todos los estudiantes son excelentes destinatarios, incluyendo a los más inquietos, aquellos que presentan dificultades de aprendizaje y los que tienen capacidades diferentes. En tanto, el rol de los padres cambia. “Sus hijos están aprendiendo de una forma que ellos desconocen. Los papás y mamás dejan de ‘tener tareas’ o ‘estudiar para la prueba’. Sus hijas e hijos pasan a ser protagonistas y ellos tienen que estar abiertos a convertirse en promotores de pensamiento más que centrarse en subsidiar el aprendizaje”, explica Maffioletti.

¿Cómo implementar VESS en los colegios? “Lo más importante es la voluntad de cambio. Salir de la zona de confort, desafiarse a buscar nuevos caminos e innovar requiere convicción y voluntad. Hay que pasar el momento de quiebre, con la certeza de que este camino será en un principio naturalmente de subida, pero que debemos apoyarnos para llegar a la cima, a un nuevo estadio en que nos desenvolveremos con soltura en el nuevo paradigma”, resume.


Metodología Singapur: Habilidades de Pensamiento

Equipo-academico-Primera-Unidad-Saint-Georges-College-262Desde el año 2009, el Saint George’s College implementa la Metodología Singapur. Fue uno de los primeros colegios que introdujo esta forma de trabajo en Chile, desde que se tradujeron al español los textos originales.

“Entendemos la Metodología Singapur como un compendio de varios recursos metodológicos, cuyo foco es el desarrollo de habilidades de pensamiento, apoyado desde la resolución de problemas. En este sentido, es una invitación a poner en juego diversas estrategias, procedimientos, representaciones, modelos para resolver situaciones desafiantes y problemáticas. También se puede definir como una forma de acercarnos a la matemática desde la creatividad, la indagación, la exploración de materiales, la argumentación y la colaboración”, explican Alejandra Laserre, jefa del Área de Matemática; María Verónica Pérez, coordinadora académica de Prebásica; Judith Campos, coordinadora académica de 1º y 2º Básico, y Claudia Aravena, coordinadora académica de 3º y 4º Básico.

La Metodología Singapur, explican estas docentes del Saint George’s College, plantea una diversidad de escenarios didácticos, visualiza el error como una instancia de aprendizaje y la metacognición como una herramienta para tomar conciencia de los procesos de adquisición de conocimientos. “La progresión a la abstracción se basa en la transición de la utilización de material concreto, a la representación pictórica y luego al modelamiento simbólico. Hemos visto que para nuestros alumnos/as, la abstracción se da en forma natural y con sentido”, comentan.
IMPLEMENTACIÓN
Todos los niños, niñas y jóvenes pueden desarrollar habilidades por medio de esta metodología. Solo se requiere que tengan espacios de creatividad, que estén abiertos al aprendizaje desde el error, a la reflexión, al pensamiento divergente, a ser participativos y activos, curiosos, proclives a indagar, a explorar diversos caminos para llegar a los resultados y que puedan explicar sus procedimientos o cómo llegaron a obtener respuestas.
Desde el comienzo de la implementación de la Metodología Singapur en el Saint George’s College, se ha hecho la capacitación y el perfeccionamiento constante de los profesores. “La organización del desarrollo de habilidades y contenidos en espiral nos desafía a estar conectados desde prebásica hasta IV Medio. El uso de material concreto cobra mucha fuerza como fuente y/ o apoyo a los procesos creativos/heurísticos y a los de argumentación y representación por parte de los alumnos y alumnas. En este contexto, es un método que nos permite enriquecernos con la diversidad que tenemos al interior de la sala de clases, ya que todos los estudiantes pueden aportar desde su aproximación a las situaciones planteadas. Durante estos años, ha sido fundamental incorporar mecanismos para articular el currículum desde Prebásica a IV Medio y, por ende, instancias de evaluación y metacognición de todos los agentes que estamos involucrados en la implementación de la metodología en los diferentes niveles”, explican las docentes.


Sofia_Poblete_262PEIS-PLP: El lenguaje como eje central

El programa de Lenguaje PEIS (PLP) se utiliza en los colegios SEDUC entre Prekínder y 4º Básico. Se focaliza en el desarrollo del lenguaje y en un conjunto de acciones educativas que recogen mejor los ritmos de aprendizaje de los alumnos, favoreciendo mayores niveles de autonomía, trabajo en equipo y creatividad.

Sus pilares son el lenguaje, la disciplina positiva y la organización del tiempo y del espacio. Estos, en conjunto, generan un ambiente de confianza para el niño, donde se siente seguro para trabajar de manera autónoma, interactúa con otros y se le respeta su propio ritmo, a través de la enseñanza personalizada. “El lenguaje articula todo el aprendizaje y es punto de partida para la manipulación de objetos, la exploración de intereses, la creatividad y el trabajo colaborativo que se dan en una organización de los tiempos establecidos, en un espacio que habilita instancias variadas de aprendizaje dentro de la sala de clases de manera natural y entretenida”, explica Sofía Poblete, coordinadora PEIS Bilingüismo del Colegio Los Alerces.

El PLP permite a los niños experimentar rutinas que incorporan y desarrollan las habilidades que necesita para la lecto-escritura. “Un niño que disfruta con la lectura y la escritura es un niño al que se le abren horizontes de aprendizaje infinitos. Este programa, además, considera el desarrollo de habilidades de manera transversal con el inglés, por lo que la propuesta del aprendizaje por inmersión que propone el bilingüismo en los colegios SEDUC se vuelve más eficaz cuando los conocimientos se entrelazan entre ambos idiomas”, comenta Sofía Poblete.

IMPLEMENTACIÓN
Todos los niños pueden aprender mediante esta metodología, ya que la disciplina positiva, la organización del tiempo y del espacio, y las habilidades del lenguaje que propone el PLP consideran los ritmos de cada uno. “Para implementar el PEIS-PLP, los colegios deben tener ganas de mirar el aprendizaje como un proceso que construyen los niños y en el que los profesores somos modelos que les ayudan a llegar a la autonomía de manera sistemática, profesores dispuestos a liberar la responsabilidad a los alumnos y a trabajar en equipo para lograr un trabajo bien hecho y con alegría”, finaliza Sofía Poblete.

Reportajes Relacionados

About Author

Carolina

(0) Comentarios de lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *