Escrito por Equipo Hacer Familia / Nº 263 /  02 noviembre 2018
¿Sabes qué es el stem?

El acrónimo STEM, por sus siglas en inglés, representa las iniciales de: ciencias (science), tecnología (technology), ingeniería (engineering) y matemáticas (math). A través de la combinación de estas cuatro áreas, los niños elaboran un método de investigación que los ayuda en el aprendizaje de matemáticas y ciencias.

Desde principios de 2001, la educación escolar básica en STEM se ha convertido en una prioridad en el hemisferio norte. Incluso, durante su mandato el ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama, lanzó una campaña llamada “Educar para Innovar”, que ayudó a identificar las tres prioridades de esta iniciativa:

1) Asegurar que todos los estudiantes desarrollen la capacidad de pensamiento crítico.
2) Mejorar la calidad de las asignaturas de matemáticas y ciencias.
3) Crear oportunidades para aquellos que tienen poco acceso a este tipo de educación.

Desafortunadamente, los preescolares tienen muy pocas oportunidades para el aprendizaje de estas habilidades y entran al sistema escolar con poca capacidad de exploración, proactividad e imaginación. Entonces, ¿por qué son importantes para los niños entre cero y dos años? Mientras sean más curiosos e investiguen lo que sucede a su alrededor, más posibilidades tienen en el futuro de aprender matemáticas y desarrollar el lenguaje.

S (ciencias): A través del Método Científico, los niños aprenden técnicas de exploración, descubrimiento y solución de problemas.

T (tecnología): Ayuda a los estudiantes a aplicar sus conocimientos de manera práctica a través del uso del computador o los dispositivos móviles.

E (ingeniería): Este componente pone énfasis en el proceso del diseño de soluciones, en el cual la respuesta no es la importante, sino la manera en cómo se llega a ella.

M (matemáticas): Mediante el uso de números, formas, fórmulas y secuencias, los niños aprenden a buscar alternativas de solución para los problemas propuestos.

¿Cómo puedes ayudar a desarrollar aún más la curiosidad de tus hijos?

• Entrégales materiales que atraigan su interés -como papeles de diferentes texturas y colores- para que los niños exploren.
• Invítalos a usar sus sentidos y describir sus observaciones, a través de preguntas básicas.
• Guíalos para que aprendan a comparan y clasificar.
• Ayúdalos a hacerse preguntas y encamínalos para ello con ejemplos.

Desarrollo innato

Los bebés y niños pequeños tienen la capacidad natural para desarrollar habilidades y conocimientos científicos.

¿Cómo lo hacen?

A través de su curiosidad natural, como observar atentamente las expresiones y acciones de un adulto.
Mediante la repetición de acciones que tienen efectos interesantes, como tirar un juguete al suelo o apretar botones que suenan.
Por su necesidad innata de explorar y darle sentido a su mundo.
Por medio del uso de todo su cuerpo para explorar y aprender.

Reportajes Relacionados

About Author

Carolina

(0) Comentarios de lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *